Al momento

No lo sabías: El Mercury Grand Marquis y el Lincoln Town Car podían alcanzar 100 km/h ¡en reversa!

Mercury Grand Marquis, 100 km/h en reversa

Los ya descontinuados sedanes grandes de Ford, Lincoln y Mercury podían alcanzar velocidades de hasta 100 km/h en reversa, aquí la explicación.

Los tres sedanes grandes de Ford tienen mucha historia, pues fueron descontinuados apenas en el 2011 pero la estructura básica estaba basada en la misma que se usaba a finales de los años setenta. Tenían la particularidad de que al final de su ciclo de vida fueron los últimos sedanes que se vendían todavía usando una construcción de largueros y travesaños, cosa que les dio una fama de robustez y durabilidad imbatible, razón por la que eran los favoritos de taxistas en Estados Unidos y especialmente de las fuerzas policiales.

La plataforma Panther (así la llamaba Ford) fue muy famosa, también por el enorme espacio interior y de cajuela que tenían los autos que la empleaban, aunque hacia el final de su ciclo de vida no era la más ágil, ligera ni eficiente. Quedó desfasada y Ford se vio obligado a descontinuarla a finales del 2011 para cumplir con las normativas anticontaminación. Lo remplazaron los Police Interceptor basados en el Taurus y en la Explorer, mientras que las compañías de limusinas compraban mayormente Lincoln MKT y los taxistas optaban por la Escape Hybrid.

Lincoln Town Car, 100 km/h en reversa

Otro atributo notable era su motor longitudinal V8 de 4.6 litros con 16 válvulas y un solo árbol de levas en cabeza, que entregaba 239 hp justo antes de salir de producción y 281 lb-pie al trasero, a través de una caja de cambios automática de 4 relaciones. Un número de potencia relativamente bajo para un motor tan grande, pues el Mustang de esa época tenía 300 hp con un motor de idéntico desplazamiento, pero con tres en lugar de dos válvulas por cilindro.

Al final, fue precisamente esa sencillez mecánica y estructural la que lo hacía tan durable, junto con la caja de cuatro marchas, y eso es la raíz por la que puede alcanzar 100 km/h en reversa.

¿Cómo podían alcanzar 100 km/h en reversa?

Son tres razones básicamente. La primera está en el motor, con 281 lb-pie de torque disponibles de un gran V8 de la vieja escuela, la segunda y más importante es la relación de la caja en reversa, de 2.32:1, similar a la que muchos autos autos modernos tienen en segunda o tercera marcha, y la última, que no estaba limitado como otros si lo están.

Ford Crown Victoria, uno de los trillizos de la plataforma Panther que no se vendió en México capaz de alcanzar 100 km/h en reversa

Ford Crown Victoria, uno de los trillizos de la plataforma Panther que no se vendió en México.

Para ponerlo en perspectiva, un Volkswagen Jetta con caja automática de seis relaciones tiene una segunda marcha de 2.37:1, pero no tiene las 281 lb-pie de fuerza que sí tiene el V8 de los sedanes americanos. La relación de la caja es efectivamente una multiplicación del torque, por lo que entre más alta tiene más fuerza pero alcanza una velocidad máxima menor. La de los sedanes grandes de Ford es un balance entre ambos puntos, y por eso se consigue alcanzar velocidades de aproximadamente 61 o 62 mph en marcha atrás, que equivalen exactamente a los 100 km/h en reversa.

¿Y los eléctricos?

Como los autos eléctricos no tienen engranajes o una caja de cambios, en teoría pueden alcanzar en reversa la misma velocidad máxima que tienen yendo hacia adelante. Sin embargo, en casi todos los casos están limitados. Los EVs simplemente hacen que el motor gire hacia atrás en lugar de usar un sistema complejo de engranajes.

Ahora lee

>> No lo sabías: Existió un Mercedes-Benz Clase A con dos motores, el A38 AMG

>> No lo sabías: Troller, la marca brasileña inspirada en Jeep

>> No lo sabías: La Ford Bronco casi termina llamándose Wrangler