Al momento

La Industria Automotriz se une en petición al gobierno por COVID-19

Sector Automotriz Se Une En Petición por COVID-19

Los distintos sectores productivos y de comercialización de autos en México se unen en petición al Gobierno Federal ante situación de COVID-19

Ante el duro golpe que está por recibir la economía en nuestro país en todos los ámbitos, distintas asociaciones del Sector Automotriz, se unen en una petición al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las cuales buscan soluciones a la complicada situación que afecta a todos, no solo a la compra de autos.

Sector Automotor México

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), junto con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses y Tractocamiones (ANPACT) y la Industria Nacional de Autopartes (INA), se unen en un llamado para plantear acciones para apoyar a la industria en tiempos de emergencia y atenuar el impacto económico que pueda tener.

“El sector automotor en México genera alrededor de dos millones de empleos directos e indirectos, somos el sexto productor mundial de vehículos, el cuarto exportador global de vehículos automotores, el quinto en autopartes y el primero en tractocamiones; representamos una tercera parte de las exportaciones de manufacturas y su impacto se extiende a 165 actividades económicas de industria, comercio y servicios”, dicta el comunicado, dando a entender la importancia del sector en el país.

Además, resaltan la importancia de los vehículos automotores y su labor crítica para hacer accesibles alimentos, medicinas y demás insumos fundamentales para la vida cotidiana, así como el traslado de personal indispensable en estados de emergencia durante emergencias, como la actual, originada por el brote del Coronavirus COVID-19.

La unión del sector automotor solicita que el Gobierno Federal considere una serie de propuestas que permitan mantener un cierto nivel de operación junto con los empleos formales que abarcan toda la cadena productiva y de servicio.

A continuación, reproducimos la solicitud a las autoridades por parte del Sector Automotor.

  1. Reconocer

    Reconocer que la cadena productiva y de servicio del sector automotor es una actividad necesaria y esencial, para asegurar que la población pueda tener acceso a alimentos, medicinas y demás insumos fundamentales para la vida cotidiana y atender la misma emergencia; así como garantizar la movilidad del personal sanitario, de seguridad, del sector energético y de telecomunicaciones; lo cual permitirá conservar los empleos formales de la cadena en su conjunto.

  2. Apoyo a los transportistas y usuarios de los vehículos comerciales y de atención a emergencias:

    1. Asegurar que los servicios de mantenimiento y abasto de autopartes sigan operado, considerando siempre los protocolos de prevención establecidos por las autoridades competentes. Por lo tanto, ante las eventuales declaraciones de emergencia, ya sea a nivel nacional o local, que limiten algunas actividades productivas y en consecuencia requieran el cierre temporal de algunos negocios, solicitamos que las empresas dedicadas al mantenimiento de este tipo vehículos, sean consideradas como parte de una industria de apoyo estratégica y queden excluidas de dichas medidas. Tal y como ha sucedido en otros países que van en etapas más avanzadas de contagio del COVID-19.
  3. Comercio exterior:

    1. T-MEC. – Postergar la fecha de entrada en vigor de las Reglamentaciones Uniformes y la Regla de Origen automotriz hasta el 1 de enero de 2021 , en la implementación del Tratado. El condicionamiento de reacción de la industria se impactará ante la crisis sanitaria.
    2. Asegurar la operación continua de las aduanas para garantizar el flujo de mercancías de importación y exportación.
    3. Reforzar las medidas regulatorias a la importación de vehículos usados y rechazar cualquier posible esquema de regularización de vehículos ilegales.
  4. Mantener el Status Quo de las Normas Oficiales Mexicanas en relación al sector automotor:

    1. Con el fin de concentrar los esfuerzos de la industria en la solución de la crisis coyuntural, solicitamos a las autoridades correspondientes, que se mantenga el status quo normativo a su vigencia al día de hoy.
  5. Apoyo a la cadena productiva:

    1. Incrementar la disponibilidad de la financiación y acceso a créditos en condiciones preferentes por parte de instituciones como Nacional Financiera (NAFINSA) o el Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT) a pequeñas y medianas empresas de la cadena de proveedores de la industria automotriz (niveles 2 en adelante) con el fin de asegurar su liquidez y operación.
    2. Crear un programa de subvenciones de asistencia de emergencia de manufactura, para fabricantes mexicanos que enfrentan cadenas de suministro cada vez más complejas. Esto permitiría a los fabricantes mantener las puertas abiertas, preservar los trabajos y evitar el cierre masivo de plantas en el sector de autopartes cuya afectación sería detener la fabricación de vehículos ligeros y pesados de nuestro país y América del Norte.
    3. Evaluar un programa temporal de protección al empleo, que ayude a mantener la planta laboral, una acción en este sentido es aumentar de manera temporal el subsidio para el empleo que se otorga a los trabajadores, ello de manera especial para trabajadores con menores ingresos.
  6. Política fiscal:

    1. Prorrogar la presentación de la declaración anual de ISR, de personas morales con el objeto de ser una facilitación administrativa por un periodo extraordinario de contingencia.
    2. Acelerar los procesos de devolución de Impuestos, en particular del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
    3. Suspensión temporal de pagos provisionales de Impuesto Sobre la Renta (propio y retenido por sueldos).
    4. Disminución temporal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel.
    5. Acelerar la depreciación de activos con el fin de promover las inversiones.
    6. Establecimiento urgente de estímulos fiscales temporales al empleo e inversión.
    7. Apoyar a los trabajadores afectados por los paros técnicos por la contingencia del COVID19, con créditos fiscales por un monto equivalente al 50% de sus salarios.
    8. En caso de un inevitable reajuste de la plantilla laboral, apoyar con becas a los obreros que sean separados de su trabajo en tanto se recuperan los niveles de producción previos a la crisis.
    9. Deducción de prestaciones laborales. Actualmente no se permite la deducción total de prestaciones laborales, tanto las que otorga la Ley Federal del Trabajo, y otras prestaciones de previsión social a favor de los trabajadores. Ello ha aumentado el costo laboral, pero además es un factor que limita el otorgamiento de este tipo de prestaciones, afectando de manera directa a los trabajadores. Por lo cual proponemos se permita una deducción mayor de las prestaciones laborales de los trabajadores.
    10. No elaboración del ajuste mensual del subsidio para el empleo que afecta de manera directa a los trabajadores de más bajo salario, igualmente, ajustar los valores mínimos y máximos de la tabla de subsidio mensual para el empleo a efecto de actualizar el valor nominal del salario mínimo general y con ello, los trabajadores, no se vean afectados por el descuento de mayores montos en subsidio.
    11. Decreto presidencial para facilitar pagos en parcialidades o diferido de impuestos federales y contribuciones de seguridad social, correspondiente a contribuciones generadas a partir de marzo del presente año.
    12. Acordar con los gobiernos estatales la aplicación de tasa cero de impuesto a sueldos y salarios mientras perdure la crisis.
    13. Tasa 0 de IVA al Transporte Público y subsidio al diesel para el transporte público de pasajeros.
    14. Reincorporación de la compensación universal a fin de mejorar el flujo de capital.
  7. Incentivos planteados previamente para la reactivación del mercado interno:

    1. Incrementar la deducibilidad en el Impuesto Sobre la Renta hasta 350 mil pesos en la adquisición de vehículos.
    2. Exención temporal del pago del ISAN.
    3. Establecimiento de un programa federal de renovación del transporte público de carga y pasaje en sus diferentes modalidades.
    4. Renovación de la flota vehicular de las micro y pequeñas empresas.
    5. Esquema de garantías crediticias para la adquisición de vehículos por parte de las micro y pequeñas empresas.
    6. Considerar la reactivación del programa de chatarrización para autos y vehículos comerciales ligeros de más de 10 años de antigüedad.

Ante el reto más grande que ha tocado a nuestra generación enfrentar le solicitamos convoque a todos los actores políticos, sociales y económicos a firmar un Acuerdo Nacional para hacer frente al COVID-19.

Todos debemos unirnos en el objetivo de preservar la vida, la salud, el patrimonio y la esperanza de futuro de los mexicanos.

Desde el sector automotor lo acompañamos en sus objetivos y nos suscribimos para seguir trabajando a favor de México.

Ahora lee:

>> AMIA pide firmar Acuerdo Nacional con el gobierno por COVID-19

>> Coronavirus: ¿cómo se preparan las marcas en México? (Actualización constante)

>> COVID-19 y compra de auto: preguntas y respuestas