Al momento

Audi e-tron S, llegan los EVs deportivos con hasta 500 hp

Audi e-tron S

Las nuevas e-tron S y e-tron Sportback S son las variantes más potentes de los nuevos eléctricos de la marca de los cuatro aros.

Seamos muy honestos, tras haber pujado fuerte por la electrificación con el primer modelo eléctrico, y su contraparte con carrocería coupé, era lógico que el siguiente paso fuera ponerlos a disposición de Audi Sport para extraer más potencia y un nivel de desempeño todavía más alto. Así es como nacen las nuevas e-tron S.

Mientras que las e-tron 55 y e-tron Sportback 55 colocan un motor en cada eje, con 168 hp y 182 lb-pie adelante y 188 hp y 232 lb-pie atrás, la nueva e-tron S colocan el más potente en el eje delantero y luego colocan dos motores más pequeños para el eje posterior, con 201 hp y 262 lb-pie para el motor delantero y 177 hp y 228 lb-pie para cada uno de los dos posteriores.

Audi e-tron S

Esta combinación da como resultado una potencia de 429 caballos de fuerza y 596 lb-pie de par en condiciones regulares, pero que alcanza los 496 hp y 718 lb-pie por ocho segundos en modo overboost cuando se pisa el acelerador a fondo. Con esto, tanto la e-tron S como la e-tron Sportback S pueden acelerar a 96 km/h (60 mph) en 4.4 segundos.

La capacidad de la batería se mantiene con 95.3 kWh pero se extiende la capacidad útil hasta el 91 por ciento, frente al 88 que pueden usar las e-tron regulares. No se ha dicho nada todavía sobre el impacto del motor adicional en la autonomía, pero suponemos que habrá un ligero decremento de los 367 km homologados en el ciclo WLTP.

Audi e-tron S

e-tron S: Más potencia y también un mayor control

Como sucede frecuentemente con las versiones deportivas de Audi, no se trata solamente de agregar más potencia, sino que también hay que mantenerla controlada. El nuevo tren motor con tres propulsores ayuda a hacerla más estable, pero se integra una dirección progresiva retrabajada y una suspensión adaptativa más firme y con barras estabilizadores de mayor diámetro. Para rematar, las llantas son más anchas, de pisada 285 en las cuatro esquinas.

El eje delantero emplea un sistema de control vectorial de par a través del freno, con calipers de seis pistones y discos más grandes, mientras que los motores eléctricos en el eje rasero controlan la entrega de potencia sin que se necesite un diferencial. Para ponerlo en perspectiva, el motor puede entregar 162 lb-pie de torque más en una rueda de las le está entregando el otro motor a la rueda opuesta. Cuando se toman curvas sin pisar el acelerador, el motor de la rueda interna a la curva puede aplicar 0.3 G de frenado regenerativo para crear un efecto similar, pero recargando la batería.

Audi e-tron S

Los cambios estéticos en la e-tron S no son radicales, pero serán suficientes para distinguirla de las variantes regulares, con nuevas fascias, tomas de aire más amplias, salpicaderas de formas musculosas, acentos plateados para algunos paneles de la carrocería y claro, el logo de Audi Sport.

Video relacionado: Audi e-tron, a prueba

Ahora lee

>> Audi e-tron Sportback: Los Ángeles 2019, crece la familia de EVs

>> Los modelos RS de Audi se harán eléctricos

>> Audi detiene producción del e-tron por carencia de baterías