Al momento

La nueva B-SUV de Toyota: confirmada con hibridación y AWD

B-SUV Toyota

Toyota confirmó a través de un teaser la presentación de una nueva SUV subcompacta basada en la plataforma GA-B del nuevo Yaris.

Toyota continúa expandiendo su gama de SUVs a nivel global y si bien tiene una que de cierta forma encaja en el segmento B con la C-HR, esa camioneta está basada en la plataforma GA-C, la misma versión que el Corolla, que es un compacto. Asimismo, presentaron hace unas semanas al Raize, una crossover que pertenece al segmento A y mide menos de cuatro metros de largo, por lo que será rival de la Hyundai Venue en los mercados en los que esta se ofrece y de la futura Kia Sonet.

Entonces, hay un espacio claro en la gama para una SUV entre la Raize y la C-HR y ese modelo es precisamente el que va a presentarse en un par de semanas cuando abra sus puertas el Salón de Ginebra. Toyota ha revelado solamente una imagen muy oscura de la parte de atrás del nuevo producto, todavía sin un nombre oficial.

Nuevo Toyota Yaris (Europa)

Por lo que podemos apreciar, tiene trazos muy similares a los de la Toyota Rav4 y comparada con la C-HR parece tener una silueta de SUV tradicional en lugar de las líneas radicales que no a todos agradan en esta última.

Como para darnos un par de detalles adicionales, Toyota iluminó los logos de ‘Hybrid’ y ‘AWD-i’, lo que nos deja ver que será una de las pocas del segmento con estos dos atributos. Tratándose de Toyota, no esperamos que sea un sistema de microhibridación, sino uno regular mucho más útil para reducir los consumos y las emisiones en un amplio espectro de situaciones.

Siendo que está basada en el nuevo Yaris para Europa, podemos suponer que compartirá el tren motor: un 1.5 híbrido de 115 caballos de fuerza que presume de una eficiencia térmica del 40 por ciento, una de las más altas del mercado, además de ser el primer híbrido no enchufable en alcanzar una velocidad superior a los 100 km/h en modo EV.

Plataforma GA-B, con motor Dynamic Force 1.5 híbrido

Esto la coloca cerca de los que serán sus rivales más directos en Europa, que optan por motores turbo más pequeños. Es el caso de la SEAT Arona y Volkswagen T-Cross con el impulsor 1.0 TSI o de la nueva Peugeot 2008 con el 1.2 Puretech de 100, 130 o 155 caballos, entre otros.

Tendremos que esperar a su debut oficial el próximo 3 de marzo para saber si la marca tiene intenciones de traerla al mercado mexicano o si será un modelo exclusivo para Europa, pero entendiendo lo importante que es ese segmento en nuestro país por volumen de ventas no parece descabellado que pudiera llegar, especialmente porque le daría a Toyota un arma para pelear este año en México por mantener el cuarto lugar, que Kia amenaza con quitarle.

Ahora lee

>> La mini-SUV de Toyota, para el segundo semestre

>> Hyundai Creta 2021: Así podría ser la nueva SUV pequeña de la marca

>> Toyota RAV4 XLE 2019 – Test Técnico – Más de lo que esperábamos