Al momento

Global NCAP muestra en video las diferencias en seguridad para productos de diferentes regiones

Global NCAP

Global NCAP preparó una prueba de impacto frontal entre una Frontier usada de última generación y una de generación pasada, que sigue vendiéndose como auto nuevo en África.

Global NCAP, el organismo mundial que se encarga de hacer las pruebas de impacto de los autos en todo el mundo y que incluye a Latin NCAP, que lo hace para nuestra región, preparó una prueba para demostrar las diferencias estructurales y seguridad en general que hay entre productos similares de una misma marca en distintos países del mundo.

La Frontier de nueva generación que se muestra en el video es modelo 2015 y se vendió en Europa. Global NCAP la encontró en el mercado de autos seminuevos y la compró para hacer el experimento. Mientras tanto, la Nissan NP300 Frontier de generación pasada (D22) es la que se vende actualmente en África como auto 0 km.

La prueba se hizo a tan solo 56 km/h y los resultados son interesantes. No es la primera vez que Latin NCAP hace un experimento de esta índole, porque en el 2016 hizo lo mismo con un Tsuru tal cual se vendía en México y otros países en ese momento y lo impactó contra un Versa para el mercado estadounidense, con seis bolsas de aire. Los resultados fueron sorprendentes, pues la posibilidades de sufrir una lesión fatal en el Tsuru eran sumamente altas mientras que los pasajeros del Versa habrían podido salir caminando del auto.

Global NCAP

En este caso los hallazgos fueron similares. La Frontier D22 nueva obtuvo una calificación de cero estrellas para ocupantes adultos y dos para infantes, mientras que Frontier D23 de nueva generación usada obtiene cuatro estrellas en general.

“Queremos denunciar el doble estándar de Nissan. Queremos que el mundo sepa que Nissan está produciendo vehículos de calidad muy diferente en distintas partes del mundo. Queremos que esto se detenga y que dejen de vender autos cero estrellas,” dijo David Ward, CEO de GlobalNCAP.

En el video se puede apreciar el daño estructural en ambas camionetas, y mientras que Frontier usada mantiene la cabina casi intacta, la Frontier vendida en África como auto nuevo presenta una deformación considerable en el poste A de forma que el tablero termina encima de los ocupantes frontales, lo que incrementa la posibilidad de lesiones y complicaría el trabajo de los servicios de emergencia para retirar a los pasajeros y ponerlos a salvo.

Ahora lee

>> Renault Sandero, Logan y Stepway: Seguridad deficiente dependiendo del país de fabricación

>> Latin NCAP evalúa sillas de bebé y dice cuáles son las más seguras

>> Latin NCAP distingue con 5 estrellas a la SEAT Tarraco y da 4 al nuevo Renault Duster que llega en 2020