Al momento

La próxima Mazda CX-5 llegará después de lo esperado

Mazda CX-5 2020

La siguiente generación de uno de los SUVs mejor vendidos de México ha sido retrasada, lo que quiere decir que veremos a la próxima Mazda CX-5 hasta el 2023.

La próxima Mazda CX-5 estará basada, según reportes, en la nueva arquitectura para vehículos grandes que ha sido retrasada 9 meses y no estará lista sino hasta marzo del 2023. Akira Marumoto, presidente y CEO de Mazda, reveló el retraso en el desarrollo de la plataforma en una entrevista reciente con Automotive News. Confirmó que será aplicada a vehículos del tamaño de la CX-5 y hacia arriba en la gama, por lo que podemos imaginar que también la tendrá la próxima CX-9 y el sucesor del Mazda6.

Esta arquitectura tiene muchas aplicaciones potenciales. Entre ellas se encuentra también la de un nuevo coupé deportivo y nuevos segmentos de SUVs, con una nueva mediana similar a la anterior CX-7 en dimensiones y carrocerías convencionales o coupé.

Mazda CX-5 Signature

El retraso en el desarrollo de la nueva plataforma grande de propulsión posterior, que se hizo oficial en meses pasados junto a un nuevo motor SkyActiv-X de seis cilindros en línea, ha sido planeado para incrementar la posibilidad de electrificación de la misma.

Los trenes motores para los que está siendo diseñada la plataforma incluyen bloques de cuatro cilindros, además del nuevo seis en línea y algunos diésel, además de los híbridos enchufables y uno con microhibridación de 48 voltios. El SkyActiv-X de ignición por compresión asistido por chispa también está contemplado aunque no se sabe exactamente en que tamaños.

Las patentes reveladas recientemente nos dejaron ver los primeros bocetos de el motor I6 y también de la nueva caja automática de 8 relaciones que irán de la mano con la nueva plataforma.

El retraso quiere decir que la segunda generación de la CX-5, que llegó a México como modelo 2018, estará en el mercado algunos años más de lo esperado y que probablemente algunos de sus rivales se adelanten con versiones electrificadas. Sin embargo, Mazda parece estar bien cubierta con la dinámica de conducción y calidad de acabados y materiales de la actual, pues las nuevas SUVs compactas que han llegado al mercado, como la Ford Escape o la Toyota Rav4, siguen sin superarla en estas áreas.

Además, la CX-5 recibió un motor turbo de 2.5 litros en el 2019 que la ha mantenido relevante y la ha convertido en una de las más deseables, como una de las más potentes y rápidas del segmento.

Ahora lee

>> Nueva York 2019: Mazda CX-5 Signature Skyactiv-D, el diésel no ha muerto

>> Mazda cumple 100 años: Estos son sus vehículos más icónicos

>> Mazda explica el porqué de una batería tan pequeña en el MX-30