Al momento

Feliz Día del Amor: Mecanofilia o cómo tener relaciones íntimas con tu auto

Es innegable que los autos pueden llegar a tener un fuerte contenido pasional para quienes les gusten, pero si las cosas se salen de control, existen hasta quienes prefieren tener relaciones íntimas con los autos que con personas

Así como lo acabas de leer.

¿Quién, que se jacte de ser un amante de los autos, no tuvo un póster en su edad joven detrás de la puerta de su auto favorito? En mi caso, era una Lamborghini Diablo anaranjado espectacular.

Y hoy en día, si estás leyendo esto, seguramente sigues a muchas cuentas de Instagram que postean los autos más exóticos, poderosos y exclusivos del planeta y tu Smartphone tiene de fondo de pantalla ese coupé en color rojo a punto de tomar la siguiente curva.

Mecanofilia_Hombre_Besando_Motor

Te aseguro que ya te has transportado a un momento que te ha hecho suspirar con ese auto o camino de tus sueños, sea un recuerdo o un anhelo.

La mente, cuando recuerda, es limitada en seleccionar aquellos momentos que causaron un impacto emocional importante.

Checa aquí los deportivos más deseados a la venta en México

Y en ese sentido, se forman tres imágenes principalmente en nuestro cerebro: aquellas que representan el presente, el pasado o una proyección hacia el futuro.

Y si hablamos de los autos, la relación va intrínsecamente ligada a lo que nos despierta. A esto se le puede denominar una filia, aquello que te genera un gusto o atracción por algo y hasta este punto, imagino que nos encontramos la mayoría de los que sentimos enorme atracción por los autos.

Pareja_Amor_Auto

Una filia puede ser ese gusto por autos, coleccionar lentes, bolsas, zapatos, etc. Sin embargo, la intensidad poder ir más allá, superar estos terrenos y convertirse en algo que se le denomina parafilia, en donde tiene, añadido, un tinte sexual.

Mecanofilia

Así surge, relacionado con el tema de los autos o los vehículos de cuatro ruedas, la mecanofilia, que no habla de mecanografía, no, sino de aquellas personas que sienten una profunda atracción sexual hacia las máquinas, una atracción tabu entre el hombre/mujer y la máquina; no nos referimos a realizar el autosutra (que recomendamos leer a detalle), sino quienes, incluso, dicen pueden tener relaciones íntimas con los vehículos.

Volvo_XC40_Interior_Detalle

Lo curioso del asunto es que no es una parafilia de la que haya profundos estudios o análisis, se considera, incluso en la psicología, un complejo y desconocido mundo para los psicoanalistas.

En otro sentido hay quienes lo consideran como la humanización de los objetos, que parte originalmente sobre un concepto literario de la prosa y el verso a humanizarlos realmente.

Y a pesar de ello, en Reino Unido, por ejemplo, se pueden consideran delincuentes sexuales aquellos que la practiquen. Incluso en el diverso mundo de la web, hay un par de historias que nos dejan con la boca abierta: en 2013 un británico fue sorprendido teniendo “relaciones sexuales” con su Land Rover en público.

Otro caso similar es del estadounidense Edward Smith, quien ha admitido tener relaciones con más de mil autos, entre ellos o ellas (o como se les diga). Su favorita era un VW sedán de 1974 al que consideraba su novia, que respondía al nombre de Vanilla y con quien tuvo incontables citas románticas y le cuidaba tanto como si de una persona se tratara. Las mismas emociones que sentiría una persona por otra.

La psicología también reconoce que hoy en día existen diferentes tipos de orientaciones, pueden ser homosexuales o heterosexuales, pero también consideran aquellas denominadas como orientación objeto/sexual, en donde las personas tienen el deseo de mantener relaciones con objetos, como alguna personas lo tienen con otros individuos.

Finalmente, quienes experimentan estos sentimientos consideran que no necesitan un tratamiento, pero en la mayoría de los casos pueden ser personas solitarias que dan este valor adicional e humanizado al objeto.

Y tu, ¿cuánto amas a tu auto?

Ahora lee:

>> Feliz Día del Amor: cómo practicar el autosutra

>> Cuatro consejos para darle amor a tu auto

>> Consejos para darle amor a tu auto (en el buen sentido)