Al momento

Manejamos el nuevo Porsche 911… ¡en la nieve!

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá Portada

Participamos en el Porsche Ice Experience, en la que se prueban autos deportivos en una pista cubierta de nieve en Canadá, con buenas dosis de diversión

Un escenario que parece salido de una caricatura nos recibe para poner a prueba uno de los deportivos favoritos de la compra de autos, el Porsche 911 y comprobar sus límites, mientras nos divertimos en la nieve.

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Y es que la cita parecía ser dentro del mundo de la película de Frozen, que bien pudiera ser encantado por la princesa Elsa para estar completamente cubierto de nieve.

Sin embargo, el escenario era el circuito de Mécaglisse, en la región de Quebec, el cual, durante el crudo invierno canadiense, acumula hasta 1m de nieve y en lugar de castillos, nuestro cuento de hadas se complementa con las curvas y rectas del trazado.

El protagonista, lejos de ser Olaf, el muñeco de nieve parlante, en realidad es algo más divertido y emocionante: el nuevo Porsche 911 conocido como 992 en su versión Carrera S.

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Por si fuera poco, hay tres docenas del afamado coupé de Porsche alineados, de brillantes colores rojos, amarilla, plateado y verde, lo cual contrasta de manera sorprendente con la inmensidad blanca de Mécaglisse, suficiente para acelerar el corazón, aunque estemos a -15 grados centígrados de temperatura.

Ronquido hipnotizante

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

El brutal frío y las numerosas capas de ropa que tratan de mantener el calor de nuestros cuerpos tropicales hace que nos dirijamos directo al interior del 911.

La expectativa es tan grande que, nos apresuramos a girar la llave colocada del lado izquierdo, no hay tiempo de admirar el arduo trabajo de diseño de la nueva generación del Porsche.

Al girar la llave, se comienza a escuchar al motor bóxer de 6 cilindros y su majestuoso ronquido que hay que decirlo, es mucho más hipnotizante que la canción de “Libre Soy” de la ya abusada referencia a la película animada.

La Primera Prueba

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Después del éxtasis inicial, las cosas se comienzan a poner serias en el primer ejercicio, en donde una “madrina” blanca del 911 nos dirige a una pista redonda con una colina de 2m de nieve al centro.

El objetivo es lograr que el 911 se “deslice” en círculos, soltando la retaguardia en una curva infinita, atentos para cuando el auto comience a deslizar, girar al volante hacia el lado opuesto y hacer pequeñas aceleraciones par mantenerlo cruzado, fácil, ¿no?

El gran desafío del drifting es tener una gran sensibilidad en el pedal del acelerador. Si pisas demasiado, perderás el trayecto, algo que nos sucedió un par de veces.

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Si aceleras muy poco, no pasa nada. Es complicado encontrar el término medio, especialmente con una bota para nieve con suelas de 4cm para protegerse del hielo. Después de un par de docenas de vueltas, logramos hacer un drift perfecto, aunque solo 3 veces.

Slalom: de aquí para allá

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Nuestro siguiente “juego” con el Porsche 911, es realizar un slalom, lo cual parece pan comido, aunque tenemos que recordar que estamos en una pista que parece estar hecha de jabón.

El consejo de los instructores es mirar al último cono de la fila de seis. “Si nos fijamos solo en el que está por delante, derribaremos todos”, advierte uno de los instructores con risa franca.

En el primer intento, podemos realizar el slalom bien, pero sin mucha emoción, a lo que el conductor del Ice Experience nos hace la observación de que estaba seleccionada la primera marcha en modo secuencial de la caja automática de doble embrague de 8 relaciones PDK.

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

En la segunda pasada, con la segunda marcha engranada, todo se volvió mucho mejor. En cada paso entre conos hay que pisar el pedal derecho, perder tracción, corregir y apuntar el auto para librar el siguiente cono.

Nuevamente, se requiere cuidado en las maneras. Si se acelera demasiado, se corre el riesgo de “besar” un banco de nieve que sirve en este caso como barandilla. Tenemos que confesar que estuvimos a punto de hacerlo, pero al final superamos el reto sin derribar ni un solo cono.

Examen

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

La tercera parte de las pruebas sobre el hielo son básicamente un examen de lo que aprendimos en las primeras dos. Un pequeño circuito con curvas cerradas que nos hace practicar los trucos de la pista redonda.

Curva cerrada a la derecha y la parte trasera del 911 se suelta, es momento de girar todo el volante hacia la izquierda y acelerar ligeramente para salir a la recta, la misma lógica se aplica para el giro a la izquierda.

Dentro de este pequeño circuito, hay una sección con una pequeña chicana para realizar un zigzag, en donde necesitamos reducir la velocidad y compensar, en la dirección, el inevitable deslizamiento.

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Una de las curvas nos llama la atención, ocasionando que casi toquemos el banco de nieve de en las primeras 2 vueltas. Esto se debe a que es necesario anticipar el movimiento del volante, para que el auto pierda agarre y al momento de llegar a la curva “ya esté de lado”, para después implemente acelerar.

Para terminar el pequeño trazado, nos recibe otro slalom, aunque diferente al del ejercicio previo. En esta ocasión hay menos conos y una mayor distancia entre ellos, lo que hace que aceleremos más. En este ballet de nieve, el 911 nos obedece perfectamente.

Ballet Sueco

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

La última parte del día fue la más fría y difícil. Es momento de realizar el famoso Scandinavian Flick, una técnica utilizada por los pilotos de rally, sobre todo cuando corren en nieve o hielo.

Para este ejercicio es necesario acelerar a 50km/h en línea recta desde el interior de la curva, “arrojar” el auto a la izquierda con cierta fuerza y frenar mientras giramos hacia la derecha.

El objetivo es utilizar la fuerza de transferencia de pesos generada por “arrojar” el auto del lado contrario para “arrastrar” el auto durante el giro. Por lo tanto, cambiamos nuestro Carrera S por un Carrera 4S, el cual tiene tracción a las cuatro ruedas y permite un mejor reparto de torque.

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Después de varios intentos, logramos realizar una maniobra parecida a la requerida y no fue hasta que nos subimos con un instructor del Ice Experience que pudimos experimentar mejor la técnica.

¿Se acabó?

Porsche 911 2020 Ice Experience Canadá

Después de un día entero en un clima adverso, queremos más. Solo alguien con corazón de piedra o un alma de hielo más espeso y grueso que la nieve que el invierno canadiense depositó en la pista, no pensaría en una forma de quedarse otro día, otra semana o hasta un mes más y repetir la experiencia.

Texto original:

Fernando Miragaya/WM1, Brasil

Ahora lee:

>> ¿Nuevo Porsche 911 GT3? La marca lo habría “filtrado” en comercial del Super Bowl

>> Porsche Taycan, primer contacto: el nuevo estándar de todo

>> ¿Qué es el Wet Mode del nuevo Porsche 911 992 y cómo funciona?