Al momento

No, no es la Lamborghini que crees la que anunció un proyecto en Hidalgo

La construcción de unos prototipos de autos eléctricos Lamborghini en Ciudad Sahagún, Hidalgo, ha sido noticia tras la aparición de un anuncio, aunque las cosas puede que no sean como parecen. 

Esta misma noticia se había visto en países como Paraguay y ahora se conoció en México un proyecto similar que por supuesto llama la atención por lo aparentemente espectacular y porque despierta el sentimiento patrio de algunos: que la mismísima Lamborghini llegaría a construir vehículos eléctricos en Hidalgo, toda una proeza que pondría al bello estado como líder y referente industrial. Pero no exactamente. 

Basta una rápida verificación con la fuente oficial en la página de prensa de Automobili Lamborghini S.p.A., parte del grupo Volkswagen a través de Audi, para darse cuenta que no hay ningún comunicado de dicha naturaleza. Sumado a esto, sabemos que Lamborghini de momento no hace ni comercializa un producto completamente eléctrico, ni siquiera un híbrido y que de estarse preparando, sería de amplio conocimiento a estas alturas. 

¿Qué pasa entonces? El nombre de Jorge Fernández García ya había sido mencionado en Paraguay incluso hace pocos meses. Como Presidente de Lamborghini Latinoamérica, el hombre de origen mexicano se había reunido en 2017 con un empresario local y en septiembre de 2019 con el Presidente de esa nación, Mario Abdo, con la misma intención de comercializar vehículos bajo la marca Lamborghini en el país suramericano, eso de acuerdo a los diarios ABC “Hoy” de Paraguay, que también especifican que los automotores son de origen chino. El mismo individuo ahora se ha reunido el martes 21 de enero, según se dejó saber, con el Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo.

Averiguaciones de nuestros colegas de Autoblog.com.ar, también publicadas en septiembre de 2019, mencionan a Fernández García también bajo el seudónimo de “Joan Fercí” y citan una historia parecida en cuanto a la propuesta de fabricación de vehículos Lamborghini que no se concretó, si bien esta vez en Argentina, donde residió Fernández García, y remontándose a mediados de los noventa, con nuevos anuncios también en 2010. 

¿Qué es, entonces Lamborghini Latinoamérica?

Lamborghini Latinoamérica no es la misma Lamborghini S.p.A. En 1995 Lamborghini Latinoamérica obtuvo el derecho de explotar el nombre en la región, pero la compañía no se dedica a la labor de investigación, desarrollo y fabricación de automóviles al mismo nivel y experiencia que lo hace Lamborghini S.p.A., sino que produce principalmente líneas de ropa, accesorios y relojes. La compañía se estableció en México en 1994, lo que se indica en su propia página de internet. En esa época, se ensamblaron unos Diablo fuera de Italia y se sabe de bocetos, conceptos/maquetas como el Alar (imagen) y hasta de un vehículo denominado Coatl basado en el comentado Diablo, del que se hicieron tres unidades según especialistas. 

Concepto Alar, foto de Autoblog.com.ar

Autoblog Argentina publicó una declaración oficial de Lamborghini S.p.A. con respecto a Lamborghini Latinoamérica, que al igual que ellos, reproducimos a continuación tal cual se reveló:

“Automobili Lamborghini S.p.A. tomó conocimiento de que el señor Jorge Antonio Fernandez García, también conocido como ‘Joan Ferci’, se reunió con el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, para discutir sobre el desarrollo y producción de un auto eléctrico con la marca Lamborghini. Como ha sido reportado correctamente por la prensa, Lamborghini no tiene conocimiento de ningún tipo de negocio relacionado con entidades en América Latina o con el señor García y no tiene intenciones de producir autos en Paraguay. De hecho, Lamborghini está activamente llevando adelante una demanda judicial en Estados Unidos e Italia contra el señor García con respecto al uso sin autorización de la marca Lamborghini y sus productos registrados”.

Es de resaltar que Fernández García firmó el contrato que le otorgó los derechos de uso de nombre antes de que Lamborghini pasara a ser parte del grupo Volkswagen, tras ser adquirida por Audi en 1998.

Que tengan como proyecto usar el nombre “Lamborghini” en vehículos ajenos a los conocidos mundialmente por el fabricante fundado en Italia es un aspecto que es clave aclarar antes de que se genere un malentendido. Evidentemente estaremos pendientes de cómo se desarrolla la información al respecto para dar más detalles.

 

Ahora lee:

Lamborghini Huracán Evo RWD, regresa la propulsión posterior

Lamborghini V12 Vision Gran Turismo, tan fascinante como improbable

Lamborghini pudo tener un coche basado en el famoso chasis K de Chrysler