Al momento

Chevrolet Onix Premier 2021 – Test Técnico – El sedán subcompacto más rápido de México

Chevrolet Onix

GM sigue reforzando su oferta en el segmento más vendido en nuestro país, en esta ocasión con una opción desarrollada para mercados emergentes, armada en San Luis Potosí y que cumple con mucho de lo que pide el comprador mexicano hoy día. Este es el Chevrolet Onix. 

Sobre la nueva plataforma GEM, que se dejó ver a partir de 2019 año en distintos productos de Chevrolet y General Motors tanto en Asia como en Latinoamérica, el Onix se reinventa sobre un nombre que era más conocido en países como Brasil o Colombia, pero en esta generación da un paso más global sobre una arquitectura que para nosotros solamente incluirá motores turbocargados y una completa interfaz de información y entretenimiento que hasta WiFi a bordo abarca. 

El Onix es ese paso intermedio entre el funcional Aveo y el más espacioso Cavalier, pero con más seguridad que ambos, una mecánica más moderna y todavía con ese equilibrio necesario para cumplir como sedán familiar, solo que con más elementos que pretenden hacerlo más aspiracional. 

Lo primero es un interior bien conseguido en su sencillez, porque así no se recurra a ningún material vistoso en el armado del Onix, se resolvió un aspecto muy decente gracias al contraste naranja en tablero, puertas y las robustas vestiduras símil piel. GM economizó en lugares que sabe sus clientes potenciales no valoran tanto, así que los asientos cumplen con lo básico entre unas cabeceras fijas adelante y unas que sí se ajustan atrás, pero no hay una central. Además, el respaldo trasero es un poco bajo. En viajes largos hará falta reacomodarse pero en ciudad son más que suficientes. 

En el apartado práctico el espacio sobra para cuatro y aguanta para cinco, el piso es casi plano y las cuatro puertas dan pie para guardar objetos voluminosos. En ese sentido no hay tanta diferencia con el Cavalier y eso nos deja la impresión de que el Chevrolet Onix casi que podría cumplir por sí mismo las funciones de sus otros dos hermanos. Y un dato útil para los más jóvenes: hay dos puertos USB al final de la consola para que los de atrás puedan cargar sus celulares. 

En donde sí se notó una inversión para satisfacer a futuros propietarios fue en el infotenimiento: de un cargador inalámbrico pasamos a una pantalla de excelentes gráficos, muy intuitiva y rápida en su respuesta y completa en sus opciones, con la posibilidad de incluso desplegar unos mandos redundantes para el climatizador o gestionar la conexión WiFi por medio de los servicios OnStar incluidos. Es el punto fuerte del interior del Onix, uno que incluso nos hace pasar por alto el hecho de que esta variante Premier no tenga quemacocos. 

Chevrolet Onix Premier 2021

Chevrolet Onix Premier 2021

Lo que no esperábamos

Muchos se han ilusionado con el hecho de que el Onix ofrezca en todas sus versiones un motor turbo, ya sea el 1.0 de los de acceso y los intermedios o el 1.2 de nuestra unidad de pruebas, pero con este tipo de propulsores, así se compense la falta de oxígeno en ciudades arriba de los 1,500 metros sobre el nivel del mar, no se suele buscar desempeño sino ahorro en condiciones normales de uso.

Lo que pasó con el Chevrolet Onix fue inusual, porque este 1.2 de 130 caballos y 142 lb-pie, acoplado únicamente a una caja automática de seis velocidades, fue una sorpresa aún mayor a lo que de por sí esperábamos y se los vamos a resumir en un número: 8.9 segundos de 0 a 100 km/h.

Para los que están acostumbrados a ver datos de fichas técnicas en el papel, eso no sonará a mucho, para los que nos siguen y están al tanto de nuestros datos de pruebas en condiciones reales, 8.9 segundos de 0 a 100 hacen al Onix el sedán subcompacto más rápido entre sus equivalentes y por un largo margen. Para ponerlo en perspectiva, un Kia Rio demora más de 12, un Nissan Versa está por encima de 16 y un Volkswagen Virtus se va hasta arriba de los 18. Si nos seguimos con automóviles más costosos, un Mazda3 2.5 hace poco más de 10 segundos y una Chevrolet Blazer, 8.8. Tan inusual virtud afecta un poco el consumo, normalmente por el orden de los 10 kilómetros por litro, pero en un uso más sensato conseguimos un promedio entre ciudad y carretera de 12.1. 

El pequeño tres cilindros del Onix Premier entrega un medio régimen consistente y gira si mucho a 5,900 revoluciones por minuto, su arranque no muestra un retraso tan crítico del turbo y el bajo peso contribuye, junto a la bien programada transmisión, a que se aproveche en su totalidad la energía disponible. Hay detalles ingeniosos, como que por ejemplo hace un “short shift” de primera a segunda a 5,000 vueltas porque la electrónica sabe que así será más rápido. 

Que sea el que mejor acelera es su mejor argumento porque en otros apartados dinámicos el Chevrolet Onix también está bien resuelto: de chasis no esperen la marcha aplomada o el silencio del nuevo Versa, pues muy al estilo GM, tiende a rodar con cierto nerviosismo, todo para apoyarse con seguridad y sin rebotes de exigirlo y a través de una dirección tal vez muy asistida pero de excelente respuesta por precisión y rapidez, al no ser ni muy delicada pero tampoco demasiado lenta, de esas que nos hacen manotear en exceso. 

Ahora, procedamos con los ejercicios de nuestro #TestTécnico, que llevamos a cabo en las instalaciones de Off Road México. 

 

Chevrolet Onix 2021 - Slalom

Chevrolet Onix 2021 – Slalom

Alce en seco

Al final la impresión tras los alces fue positiva pese al subviraje crónico, pues dicho comportamiento fue más culpa de unas llantas de compuesto muy duro y no de un chasis cuya respuesta consideramos buena por la falta de rebotes en cambios repentinos de trayectoria y por la excelente respuesta de la dirección, que no es la más directa y tal vez está más asistida de la cuenta, pero nunca se bloqueó. Fácil: cuando haya que cambiar llantas, unas de más agarre harán que el Onix sea aún más seguro. 

Chevrolet Onix 2021 - Alce en seco

Chevrolet Onix 2021 – Alce en seco

Slalom

En el slalom, el Chevrolet Onix se muestra ágil y seguro en cada cambio de apoyo, mientras que la precisión de la dirección hace fácil apuntar entre cada cono. El ejercicio se hace con fluidez y es posible modular la velocidad variando la presión ejercida en el acelerador, pero pasando de 46 km/h, hay un subviraje acusado y abrupto para el cual tiene que interceder el control de estabilidad. Creemos que esa reacción tan repentina se debe a que las llantas no tienen el agarre que nos gustaría y pierden tracción de un momento a otro cuando se llega al límite de adherencia.

Chevrolet Onix 2021

Chevrolet Onix 2021

Conclusión

¿Cuál es el punto débil del Onix? Diríamos que los frenos porque detenerse de 100 a 0 km/h le tomó 43.4 metros, pero más que achacárselo al conjunto de discos y tambores, culpamos a unas llantas de muy poco agarre pero, eso sí, un perfil suficiente para ir con tranquilidad en calles muy bacheadas. Y si nos ponemos a quejarnos de asuntos más específicos pero menos relevantes, nos agradaría una modalidad manual de la caja automática, pues lo que tiene es más un modo de retención del cambio más alto al seleccionar la posición “L”. 

Conociendo sus fortalezas, el Chevrolet Onix queda en la amplísima oferta de sedanes pequeños de GM como la alternativa más joven por lo que prioriza: infotenimiento y desempeño, pero en lo demás hace bien la tarea. ¿Estamos ante un futuro candidato al Top 10 de ventas? Creemos que sí.