Al momento

CES 2020: Byton M-Byte 2021, así es el modelo definitivo del nuevo crossover eléctrico

El nuevo eléctrico, ya en su versión final tras haber visto un concepto un par de años atrás, es un testimonio de una tendencia cada vez más fuerte en el mundo del automóvil, en el que el diseño exterior o el manejo pasan a un segundo plano. 

Byton M-Byte 2021

  Byton M-Byte 2021

Todo lo que el M-Byte quiere priorizar es la conectividad a bordo y así queda claro con la gigantesca pantalla de 48 pulgadas que recorre todo el tablero y complementa otras múltiples superficies táctiles. Esta interfaz además se apoya en comandos de voz, gestos con las manos y hasta cuenta con cámaras que monitorean la cara de los ocupantes. 

Lo que se ve en la enorme pantalla se gestiona con un centro de mando en medio del volante que nunca cambia de posición así éste se gire, lo que a algunos le recordará algunos Citroën de hace 10 ó 15 años. 

En un futuro no muy lejano, Byton espera instalar las actualizaciones necesarias de software de manera remota para que estos SUVs eléctricos puedan desplazarse por sí mismos al menos parcialmente, pues todo el hardware para una conducción de tipo autónoma ya se incluye.

Contrario a Tesla, el desempeño no es una parte vital y Byton se fue por una propuesta mecánica de cajón en un eléctrico, con opción a uno o dos motores y por ende la posibilidad de propulsión trasera o tracción total. Con un impulsor la potencia es de 268 caballos de fuerza, con dos, sube hasta los 402, con aceleraciones de 0 a 100 que oscilan entonces entre los 7.5 y 5.5 segundos y siempre con una velocidad máxima limitada a los 190 km/h. 

De acuerdo a si la batería es de 72 ó 95 kWh, la autonomía va desde los 430 hasta los 550 kilómetros, con una carga en condiciones ideales (con corriente directa de 150 kW) en 35 minutos del 0 al 80% del total. 

Por dimensiones, el M-Byte se va hacia lo que es un crossover de mediano a grande según si el estándar es americano o europeo, con casi 4.9 metros de largo, 1.97 de ancho y 3 m de distancia entre ejes. 

Al menos en Estados Unidos, las ventas empezarán en 2021 a partir de unos 45,000 dólares, con la promesa de más de 3,500 puntos de carga rápidos. La fábrica de este crossover se encuentra en Nanjing, China. 

 

Ahora lee:

Tesla alcanza su meta de ventas en 2019 con 367,500 unidades entregadas

La Tesla Cybertruck podría ser ilegal en Europa

2020: El año del auto eléctrico