Al momento

La Chevrolet Cheyenne y GMC Sierra recibirán suspensión trasera independiente

Chevrolet Cheyenne RST 2019, #RetoCheyenne Tequilera

Las pick-ups de General Motors podrían abandonar el esquema de eje trasero rígido en pro de una suspensión multilink, y la clave de ello es la electrificación.

Aunque no es del todo una sorpresa la noticia de que las Chevrolet Cheyenne y GMC Sierra podrían recibir un eje posterior independiente, sí lo es cuando consideramos la razón del posible cambio. Y es que General Motors no lo estaría considerando para mejorar la calidad de marcha o hacerla más capaz sino que tiene que ver con la estrategia de electrificación.

La suspensión multibrazo se estrenó con las nuevas Chevrolet Suburban y Tahoe el mes pasado y estará también en la GMC Yukon y Cadillac Escalade 2021, camionetas que comparten la plataforma T1 con las dos pick-ups. Esto indica que claramente el esquema es compatible con cualquiera de estos productos, pero que quizá General Motors lo había guardado para las SUVs por una cuestión de costos, que no se justifica con las más sencillas y utilitarias pick-ups.

Pick-ups GM 2021

Dicho esto, el eje multibrazo ayudaría a hacerla más plantada en el camino y más capaz fuera de él, ocupando menos espacio pero también elevando los costos. Este cambio tiene que ver con la estrategia de electrificación, pues es más complejo instalar el paquete de baterías alrededor de un eje rígido que de un esquema independiente. Entendido esto, sería complejo producir una suspensión para las versiones de gasolina y diésel de las pick-ups y otra totalmente diferente para las eléctricas; es más sencillo poner una sola en toda la gama.

Además, este esquema haría posible que la Sierra y la Cheyenne recibieran los sistemas magnéticos y neumáticos de las nuevas Suburban y Tahoe.

Pick-ups GM 2021

La primera pick-up eléctrica de GM está confirmada y se construirá en una variante de la plataforma T1, llamada internamente BT1 en la que la ‘B’ quiere decir ‘baterías’. Las modificaciones estarían enfocadas a facilitar el ensamblaje de las baterías principalmente, pero también para instalar componentes reforzados que vendrán cortesía del mayor peso que tendrán las pick-ups con el tren motor enchufable.

Otro auto que se especula con que sacaría provecho de este desarrollo sería la renacida marca Hummer, con SUVs eléctricas basadas en esta plataforma.

Ford Lobo 2021

De cualquier modo, si se confirma el reporte y las pick-ups de General Motors salen con una suspensión independiente podríamos esperarlas para finales del 2020, junto con otras actualizaciones internas en diseño y materiales para mantenerlas competitivas ante sus mejorados rivales, como la nueva generación de la Ford F-150/Lobo que aterrizará en cuestión de meses.

Ahora lee

>> GM confirma que ya están trabajando en una pick-up eléctrica

>> Primer contacto: GMC Sierra 2019, encontrando su puesto en el mercado

>> Primer contacto: Chevrolet Cheyenne 2019, la pick-up que querían hacer