Al momento

Por contaminación visual, la Comisión Ambiental de la Megalópolis prohíbe portaplacas “europeos”

El Estado de México, la entidad más afectada por este fenómeno. 

Entre las medidas y proyectos propuestos por la CAMe para reducir las emisiones contaminantes, destacó una muy particular que no afecta directamente al medio ambiente, pero que a partir de las reacciones de los usuarios y el gasto innecesario de plástico, genera una tremenda proporción de contaminación visual, náuseas y malestar en algunos sectores de la población. 

Según declaraciones del Director y del Vicepresidente Adjunto de Asuntos Sin Importancia de la CAMe, Patricio Carlo y Guillermo Erdez, es el Estado de México el mayor responsable de esta creciente y perjudicial tradición, en la que automotores locales son decorados con portaplacas que hacen lucir su patente como si fuera originaria de Europa, al alargarla y ponerle letras alusivas a cada país del Viejo Continente. 

Volkswagen Vento, automóvil frecuentemente disfrazado de “europeo”

“En los últimos diez años hemos visto cómo esta costumbre induce a confusiones de la autoridad y los mismos viandantes, al estar convencidos que hay una gran cantidad de turistas y diplomáticos que traen consigo sus propios coches. También se está afectando la identidad de nuestras ciudades, pues algunos se creen en España o Alemania, lugares de los que pretenden ser la mayoría de matrículas falsas”. 

Los funcionarios se apoyaron en un estudio que además provee datos de mucha importancia, como el hecho de que los llamados portaplacas “europeos” suelen ser instalados en vehículos de la marca Volkswagen, que paradójicamente en su mayoría son fabricados en India o Brasil y son desconocidos en la Europa Occidental. 

El detonante de esta nueva medida de prohibición, en todo caso, fue la contaminación visual que, en palabras de Pato y Memo, como gustan de ser llamados de atrás tiempo los carismáticos representantes de la CAMe, a la larga termina afectando la calidad de vida en la CDMX y alrededores, al estimarse que un 35% de los Volkswagen emplacados en el Estado de México utilizan estos elementos que a largo plazo se convertirán en más de 56.4 toneladas anuales de residuos plásticos. Las otras entidades más afectadas, en su orden, son la Ciudad de México, Puebla y Tlaxcala, donde recientemente se comprobó la existencia de carreteras y transportes motorizados. 

Imagen vilmente robada de internet

Algunos de los comentados residuos cumplen su ciclo de uso de forma prematura porque, a propósito y con la meta de evadir fotomultas, ciertos propietarios mueven los marcos para que no se vean las letras o números de las matrículas, lo que hacen soltando los tornillos y así muchos portaplacas se caen a plena calle, obstruyendo también los drenajes. 

Después de 56 debates y múltiples manifestaciones en sectores del extremo norte y sur de la CDMX, la nueva ley comenzará a regir el 31 de febrero de 2020, si bien hoy 28 de diciembre de 2019, Día de los Santos Inocentes, está pendiente si la CAMe se echará para atrás.