Al momento

‘Todos lo sabían’ dicen empleados de Ford respecto a los problemas de caja en Fiesta y Focus

Ford Focus, con transmisión Powershift

Los ingenieros de Ford que estuvieron detrás del desarrollo de la caja Powershift sabían que no iba a funcionar pero temían perder su trabajo.

En una nueva investigación de Detroit Free Press, sale a la luz que siete empleados involucrados en el desarrollo de las cajas Powershift que se usaron en el Fiesta y el Focus fueron disuadidos de hablar al respecto.

“Era barata de hacer y barata de ensamblar,” dice uno de los de los ingenieros.

Ford Fiesta, transmisión Powershift

La caja Powershift de doble embrague y seis relaciones, llamada internamente DPS6 se instaló en dos millones de unidades de Fiesta y Focus y Norteamérica, que se lanzaron respectivamente en 2011 y 2012. Usaba un sistema de embrague en seco (a diferencia de otras unidades con embrague en aceite) que simplemente no era capaz de enfriarse y terminaba fallando.

“Si levantábamos la mano y nos decían, ‘No sean detractores,'” dijo uno de los ingenieros. “Recibíamos comentarios extraños. Parecía que el barco había zarpado. Después de eso, si haces preguntas te acusan de motín así que bajas la cabeza y haces que funcione. Buenas personas intentaron hacerlo funcionar. Pero no puedes violar las leyes de la física. Es una catástrofe mecánica.”

Los dueños han fichado más de 4,300 quejas con el NHTSA y Detroit Free Press asegura en su publicación que los autos defectuosos le han costado a Ford tres mil millones de dólares solo en costos de garantía, sin contar los gastos legales de demandas que siguen activas en la corte.

2018 Ford Focus PowerShift. Interior Detalle Palanca de Transmisión

Una corte federal en California está decidiendo se un acuerdo de 35 millones de dólares es justo con los dueños en una demanda colectiva, y quedan 13,000 demandas individuales pendientes.

“Nadie sabe como es que siquiera se consideró, y luego se implementó, en el Focus y el Fiesta,” dijo un ingeniero, describiendo que los ingenieros sabían que el coeficiente de fricción era inconsistente con el de una más robusta caja de embrague húmedo.

Luego se menciona que llegaron a un punto en ciclo de desarrollo en donde ya habían pasado el punto de no regreso. El desarrollo estaba finalizado y ya se había gastado mucho dinero.

Ford Figo, 2016-2018
Ford Figo, pre facelift, también con la caja Powershift aunuqe no se vendió en Estados Unidos

Los autos fueron lanzados justo después de la crisis del 2009 y con la gasolina a más de cuatro dólares por galón en Estados Unidos, fueron clave para el resurgimiento de Ford en aquel país después de estar a un paso de la bancarrota unos años antes.

Un reporte anterior sugería que Ford sabía de los problemas potenciales de esa caja incluso antes de ponerla a la venta, pero que por la importancia de los proyectos decidieron seguir adelante con el desarrollo, incluida la caja DPS6 en cuestión que se usó en ambos coches.

La caja Powershift también estuvo presente en México en las versiones previas al facelift de las generaciones actuales de Figo y Ecosport, aunque con sus respectivas actualizaciones la cambiaron por unidades con convertidor de par de seis relaciones.

Ahora lee

>> Ford continúa recibiendo quejas de las cajas de doble clutch

>> Ford extiende la garantía de los Focus y Fiesta con caja PowerShift y, ¿en México?

>> Ford fabricará partes de autos hechas con café de McDonald’s