Al momento

La sede de Volkswagen es allanada por investigaciones del Dieselgate

Volkswagen Sede Wolfsburg

El escándalo de emisiones se rehúsa a morir y ahora la investigación continúa con el motor TDI de 2.0 litros EA 288

A pesar de que todo el esfuerzo de Volkswagen con su ofensiva de compra de autos con propulsión eléctrica, apunta para enterrar de una vez por todas el escándalo de emisiones de sus motores diésel, el fantasma del dieselgate continúa atormentando a la marca alemana.

Motor Volkswagen Diesel EA_288_02

En esta ocasión, el allanamiento estuvo enfocado en incautar documentos, como parte de la investigación sobre las emisiones de la familia de motores EA 288.

La principal razón sobre la investigación del mencionado motor, tiene que ver con que se trata del motor sucesor al EA 189, el cual fue el centro de todo el escándalo de emisiones.

Poco se sabe acerca de la última investigación por parte de la justicia alemana, pero Volkswagen ha publicado un comunicado, en donde aseguran que, la búsqueda estaba dirigida a empleados individuales.

Y, a pesar de parecer una medida condenatoria, la marca alemana restó importancia a la redada declarando que, “reveló proactivamente los hechos técnicos subyacientes a las acusaciones”.

Volkswagen Sede Wolfsburg

Además, se mantuvo en la postura que considera que la “opinión legal del fiscal y las investigaciones resultantes, son completamente infundadas”.

Volkswagen también reafirmo que el motor EA 288 no equipaba un dispositivo de anulación y que cumplía con todas las normas regulatorias de emisiones.

Claro que, Volkswagen también negó la utilización de dispositivos que modificaran los valores de emisiones, incluso cuando los oficiales sabían que existían.

Todavía no se sabe a cuáles empleados de la marca alemana estaba dirigida la búsqueda, pero el exCEO de VW, Martin Winterkorn fue acusado de cometer conspiración y fraude electrónico por parte de la justicia estadounidense.

Motor Volkswagen Diesel EA_288_02
2.0 TDI engine (EA 288)

Si bien las acciones previas de la compañía probablemente no inspiran mucha confianza, Volkswagen quiere dejar el escándalo en el pasado y, también quieren dejar de pagar por sus errores.

Hasta ahora, el recuento de multas y pagos que ha tenido que realizar la compañía, se estima en alrededor de 33 mil millones de dólares.

Ahora lee:

>> Volkswagen Amarok V6 TDI, hasta 256hp y más de 400lb-pie para 2020

>> Audi SQ8: todavía creyendo en el Diesel

>> Mercedes-Benz podría llamar a 600 mil vehículos por sospecha de emisiones