Al momento

La próxima Dodge Journey puede ser un modelo de alto rendimiento con motor V8

Próxima Dodge Journey

El remplazo de la Journey llegará en 2022 y se pasará a la plataforma Giorgio de propulsión posterior, tendrá versión Scat Pack y un Hemi V8.

Los reportes de una nueva Dodge Journey, más rápida y deportiva han estado en el aire durante años. Ya desde el 2014, el plan de producto de FCA incluía una nueva generación para el 2016 con una versión SRT para el 2017, pero nunca llegó. Luego se volvió a incluir dicho proyecto para el 2019, pensando en llevarse la producción a Italia para hacer espacio en la planta de Toluca para la Jeep Compass, pero tampoco sucedió.

Ahora llegan reportes de que la Journey en su inusualmente largo ciclo de vida, que ya duró 11 años, tendrá un sustituto en línea con lo que decían los rumores hace más de cinco años, pero que llegará para el 2022 como año modelo 2023. Eso quiere decir que la Journey actual, junto con su plataforma de origen Mitsubishi tendrán una vida útil de aproximadamente 15 años.

Próxima Dodge Journey
Dodge Journey 2013

El nuevo modelo se pasará a la plataforma Giorgio que se usa en la Stelvio y en el Giulia, con una orientación mucho más deportiva e incluso terminaría fabricándose en el mismo complejo, en Cassino, Italia.

Dicho movimiento le permitiría a FCA liberar espacio en sus operaciones norteamericanas para las tan rentables SUVs, pensando posiblemente en expandir la producción de la exitosa Compass ahora que el FIAT 500 también se ha retirado.

No se sabe si la nueva camioneta mantendrá el nombre, pero será exclusivamente de dos filas de asientos a diferencia de la actual, que sí tiene opción para siete pasajeros. Será tan larga como la Stelvio, lo que quiere decir que perderá algunos centímetros respecto de la actual, y muchos de los trazos vendrán directamente del Dodge Charger.

Alfa Romeo Stelvio, donante de plataforma para la próxima Dodge Journey
Alfa Romeo Stelvio, donante de plataforma para la próxima Dodge Journey

Se habla de un motor turbo de 2.0 litros con 280 hp para las versiones de entrada y con asistencia MHEV, como el que ya tienen otros modelos de la firma, en lugar del Pentastar V6. También se ha sugerido que podría tener un V6 biturbo como el de los Alfa Quadrifoglio pero parece muy poco probable.

Al final de cuentas, los reportes sugieren que podríamos verla con un motor Hemi V8, pues el desarrollo del modelo los contempla desde el inicio. De este modo, tendríamos más una solución familiar musculosa que un auto totalmente práctico, punto en el que aparece la Chrysler Pacifica o Voyager como alternativa.

Ahora lee

>> Análisis: 7 apuntes de la Kia Sedona SXL

>> Comparativo: Dodge Grand Caravan, Kia Sedona y Toyota Sienna, las minivans más accesibles

>> FCA conmemora el 35 aniversario en el segmento de las minivans