Al momento

Honda BR-V 2020 – Test – ¿Mejoró lo suficiente?

La Honda BR-V 2020 presenta una actualización ligera para México, ¿es ahora más competitiva que antes?

Presentada apenas el año pasado en la oferta para compra de autos en México, la Honda BR-V encara el año modelo 2020 con un muy ligero rediseño que obedece a los planes del ciclo de producto que vienen desde India y otros mercados asiáticos, para los que fue inicialmente desarrollada. La BR-V podrá ser nueva para nosotros, pero se vende en aquellos países desde el 2016.

La propuesta de la BR-V 2020 es la misma: Brindar espacio para siete pasajeros en un auto de precio y tamaño contenido, en un segmento con diferentes propuestas en el que encontramos este formato de SUV en la BR-V, un monovolumen en la Suzuki Ertiga que es más accesible o una van de pasajeros, muy popular en Europa, en la Peugeot Rifter y Volkswagen Caddy.

Mide 4.45 m de largo, lo que la acerca a los más pequeños del segmento de arriba, como la SEAT Ateca o la Mitsubishi Eclipse Cross aunque se apuesta más por el espacio a bajo costo que a un propulsor moderno y mejores acabados a costa también de tener que desembolsar una cantidad de dinero considerablemente mayor en estos últimos.

Dentro de la gama de Honda, es incluso 11 cm más larga que la Honda HR-V y la distancia entre ejes es 5 cm mayor.

Los cambios en BR-V 2020 se concentran casi totalmente en la apariencia externa e interna, con una nueva parrilla que ostenta barras secundarias de cromo en el frente y una fascia con terminado satinado en la parte baja, sumado a los nuevos faros de niebla y a un acento en plástico de panal en los costados.

Honda BR-V 2020

La parte posterior toma una idea similar, con una fascia retrabajada que ahora incorpora los reflejantes en la hendidura que se encuentra directamente debajo de las calaveras y no en la parte inferior, en donde también se suma un acabado metálico.

BR-V 2020: Un interior amplio y bien ajustado como nos tiene acostumbrados Honda

La unidad que probamos era prácticamente nueva y tenía menos de 500 km en el odómetro. Si bien los materiales en el interior quedan a deber en este rango de precios, con plásticos duros en las zonas altas y bajas del tablero y en las puertas, los ajustes son típicos de Honda, con una solidez que se agradece y que da a entender que están pensados para soportar abusos por muchos años.

Honda BR-V 2020

La versión Prime que probamos tenía unos asientos forrados en símil de cuero negro y rojo, que no se contemplan en la actual, además de tener los mismos acentos en las puertas.

Una de las grandes áreas de mejora de la BR-V 2020 era el sistema de infotenimiento, y sigue siéndolo aun tras esta actualización, pues se mantiene con una pantalla de 7 pulgadas que no tiene botones físicos para su operación, y todo de centra en mandos táctiles o desde el volante. Esto quiere decir que para subir o bajar el volumen, por ejemplo, hay que navegar dentro de la interfaz, llegar al menú principal y usar el poco práctico mando táctil para hacer una tarea que distrae de más y sería mucho más sencilla con una perilla.

Honda BR-V 2020

Además, a la pantalla le falta nitidez y eso, en conjunto con la lentitud para reaccionar al tacto la hace sentir demasiado vieja. Tampoco hay Android Auto ni Apple Car Play, solamente la interfaz de la marca para controlar el audio y teléfono que, por cierto, es sumamente difícil de conectar por Bluetooth.

La posición de conducción es alta y eso gusta mucho a los compradores de SUVs que seguramente pensarán en la BR-V 2020 antes que una van o monovolumen. Permite tener una visión panorámica del camino mientras que a los pasajeros traseros les da una postura menos recta que termina siendo más confortable en viajes largos.

Honda BR-V 2020

Un atributo que llama la atención en el interior es que el botón de encendido está colocado del lado izquierdo del volante y delata sus orígenes asiáticos, pues al tratarse de un auto desarrollado originalmente para conducirlo desde la derecha era más sencillo reubicar todo el paquete que va junto con la dirección hacia el lado izquierdo en lugar de desarrollar nuevos paneles. No hace diferencia realmente y acostumbrarse toma unas horas, pero no deja de ser un dato curioso.

El espacio es su punto fuerte, con una distancia entre ejes casi idéntica a la de la Honda CR-V y tres filas de asientos. Es modulable y el acceso a la tercera fila es más sencillo de lo que esperas, al mismo tiempo que pueden abatirse los asientos que no se usen para terminar con un área de carga muy generosa. Eso sí, no esperes llevar demasiado en el compartimento de carga si la tercera fila está en uso, pues te quedarán poco más de 200 litros de capacidad frente a los más razonables 539 litros que hay detrás de la segunda banca.

Honda BR-V 2020

La tercera fila es apta para personas de talla media y preferentemente en viajes citadinos, pero tiene anclajes Latch en la de enmedio para asientos infantiles. Ayuda que ofrezca dos sistemas de climatización, con uno principal de control electrónico para el frente y otro independiente con salidas en el techo para la segunda y tercera hilera.

La BR-V 2020 no cuenta con bolsas de aire laterales lumbares y de tipo cortina, ni siquiera las contempla como opción en los países en donde se fabrica así que no esperamos que pueda incorporarlas pronto. Es otro punto de mejora que nos parece se desaprovecha con esta actualización, pues las bolsas laterales y de cortina la habrían hecho más competitiva.

Obtuvo cinco estrellas en las pruebas de ASEAN NCAP aunque dicho organismo no da el peso necesario a las pruebas de impacto lateral como sí empezó a hacerlo recientemente Latin NCAP, que esperamos pueda evaluarla pronto.

Sí tiene ESC, muy útil en maniobras de emergencia en una SUV subcompacta, con una huella pequeña y una altura respecto al piso mayor.

Honda BR-V 2020

Mecánica sencilla

La nueva BR-V 2020 continúa siendo propulsada por un impulsor de 1.5 litros y cuatro cilindros con 118 hp y 107 lb-pie, cuyo desarrollo tiene sus orígenes en el Honda City o en la anterior generación del Fit, todavía sin inyección directa de combustible.

Se acopla con una transmisión automática CVT que no es uno de los mejores desarrollos que recordamos de Honda. Aquí, puede tardar algo más en arrancar cada que pisamos el acelerador y la simulación de los cambios tiene esa sensación elástica. Asimismo, tampoco disfraza muy bien el sonido característico de estas transmisiones y genera demasiado ruido cuando ponemos a trabajar al conjunto motor para, por ejemplo, adelantar o recuperar con prontitud, haciéndose muy presente en la cabina.

Honda BR-V 2020

Consigue una aceleración a 100 km/h en 15.6 segundos a la altura de la ciudad de Guadalajara, con poco más de 1,500 metros de altitud.

Observamos consumos de 11.6 km/l en ciudad con un manejo normal y en condiciones regulares de tráfico, que precisamente es el punto fuerte de las cajas CVT.

Honda BR-V 2020

La dirección de la BR-V 2020 es lo suficientemente precisa y da seguridad al conducir, pero notamos que es poco comunicativa respecto a lo que sucede en el eje delantero. No obstante, creemos que el punto a mejorar sigue siendo la suspensión, que no oculta que viene de coches de bajo costo, pensados para países asiáticos. En caminos irregulares que conocemos bien, hay más ruidos y rebotes de lo normal y llega a ser hasta tosca.

El pedal del freno de la BR-V 2020 es esponjoso, pero consigue detenerla en 47 metros según nuestras mediciones, que creemos se debe a las llantas. Son demasiado duras, de poco agarre y de bajo costo, típicas de este tipo de productos asiáticos. El esquema con tambores en el eje posterior tampoco ayuda mucho a la fatiga y tras algunos ejercicios pierde consistencia.

La Honda BR-V 2020 sigue siendo una de las alternativas más accesibles para llevar a siete pasajeros en México y tiene a su favor que las más refinadas vanes europeas de Peugeot y Volkswagen son también más costosas, aunque su rival más directo es la Suzuki Ertiga, también de procedencia asiática, consigue ser más refinada y precisa gracias a la plataforma Heartect mucho más moderna, además de tener una tercera fila de asientos incluso más amplia y ser más barata, con 319,990 pesos para la versión tope de gama con control de estabilidad.

Precios y versiones:

Uniq: $321,900

Prime: $351,900

MOTOR
Tipo y posición I4, Delantero transversal
Alimentación Inyección multipunto
Distribución 16 válvulas, SOHC
Cilindrada 1,497 cc (1.5 litros)
Potencia 118 hp a 6,600 rpm
Torque 107 lb-pie a 4,600 rpm
Combustible Gasolina, 87 octanos
TRANSMISIÓN
Caja Automática, continuamente variable
Tracción Delantera
CHASIS
Dirección Piñón y cremallera, eléctrica
Suspensión delantera/trasera McPherson/Eje torsional
Muelles del./tras. Resortes helicoidales
Estabilizadora del./tras. Sí/Sí
Frenos delanteros/traseros Discos ventilados/Tambores
DIMENSIONES
Largo/Ancho/Alto 445x174x163 cm
Distancia entre ejes 266 cm
Vías del./tras. 150/150 cm
Llantas Bridgestone Ecopia EP150 195/60 R16 89H
Cajuela  539 l
Tanque de combustible 42 l
Peso vacío  1,245 kg

Ahora lee

>> Honda CR-V se renueva para 2020 con versión híbrida para EU

>> Toyota Avanza 2020, precios y versiones en México

>> Qué Comprar: 5 autos familiares con 3 filas de asientos accesibles y económicos en México

>> A prueba: Honda HR-V Touring 2019, un poco mejor que antes