Al momento

Peugeot 1.2 PureTech: 800 kilómetros con uno de los motores más eficientes del mercado

Recorrido por las carreteras y autopistas mexicanas con el 1.2 PureTech de Peugeot, uno de los motores que mejor ataca los prejuicios existentes hacia el número de cilindros o hacia el poco desplazamiento.

Peugeot 2008 1.2 PureTech
Peugeot 2008 1.2 PureTech

Aunque los Peugeot 208 y 2008 están a la espera de una nueva generación, el motor que usan para el mercado mexicano está plenamente vigente y continuará a la venta en los reemplazos de estos modelos.

Partiendo de que es confiable, la clave de un buen motor en un auto pequeño de uso diario no es solamente que entregue un muy buen desempeño o un buen rendimiento de combustible, más bien que tenga la capacidad de combinar ambos talentos en distintas situaciones y así el usuario obtenga las dos ventajas, porque es normal que algo muy poderoso implique un mayor gasto o que algo en teoría muy económico afecte la aceleración y, al final, tampoco sea tan ahorrador porque por su misma lentitud hace necesario usar mucho el acelerador.

Y mientras la gran mayoría de vehículos en los segmentos más vendidos del mercado mexicano, es decir los subcompactos (ya sean en formato de sedanes, hatchbacks o mini-SUVs) optan por motores aspirados que suelen estar rondando los 1.6 litros, entre 100 y 120 caballos de potencia y un torque que oscila en las mismas cifras si hablamos de libras-pie, ha habido marcas que con los años han propuesto, con cierto éxito, alternativas fuera de lo convencional.

Peugeot 2008 1.2 PureTech
Peugeot 2008 1.2 PureTech

Ejemplos muy buenos hay, como los 1.0 y 1.4 Boosterjet de Suzuki, el 1.5 de MINI y BMW, el 1.4 TSI del grupo Volkswagen y, de los mismos alemanes, su extinto 1.2 TSI. También tienen en Volkswagen un 1.0, pero en las condiciones reales mexicanas, y con caja manual, no nos parece igual de versátil en ciudad que en carretera gracias a su poca energía al arrancar, resultado de mucho lag del turbo y una relación de caja que prioriza terrenos planos. 

En esta ocasión, sin embargo, hemos convivido con el tres cilindros 1.2 PureTech de Peugeot, que está reemplazando las labores del VTI 1.6 aspirado de 120 caballos que habían desarrollado en conjunto con BMW. El PureTech para México entrega 110 caballos, 10 menos que el VTI, pero un torque de 151 lb-pie en vez de 118, ventaja que se amplía porque, cortesía del turbo, ese par máximo aparece a apenas 1,750 revoluciones por minuto, mientras en el VTI hay que subirse hasta las 4,250 rpm.

¿Qué significa eso en la práctica? Que para empezar, el turbo hace que el 1.2 pierda menos potencia a altitudes elevadas como la de Ciudad de México o Puebla.

Motor 1.2 PureTech Peugeot 208
Motor 1.2 PureTech en un Peugeot 208

Además, el PureTech requiere de menos acelerador para entregar una respuesta plena al momento de adelantar en vías estrechas o al incorporarse en autopistas rápidas, porque mientras el 1.6, así tenga un arranque mejor, está desarrollando toda su fuerza gradualmente mientras consigue girar a más de 4,000-5,000 rpm, para ese entonces el 1.2 ya está dando todo de sí y sin pedir tanta presión sobre el acelerador, así que el consumo en un uso normal no aumentará.

Se suma que en este propulsor de Peugeot está el complemento de una caja automática que sin ser la más suave en su acción, está bien calculada por cómo de los primeros cambios de aceleración pasa a una sexta que le permite desahogarse y girar a regímenes más tranquilos en carreteras más abiertas. Otra virtud es que al arrancar supieron disimular mejor que en otros tres cilindros sobrealimentados esa ausencia de torque mientras el turbo alcanza su punto óptimo de funcionamiento.

Peugeot 2008, interior
Peugeot 2008, interior

Durante un recorrido de casi 800 kilómetros entre la Ciudad de México, distintos puntos del estado de Guanajuato y de regreso usando la México-Querétaro, optamos por un experimento de eficiencia distinto a lo normal.

En vez de procurar extraer el mayor rendimiento de combustible posible a velocidades constantes, con un manejo sereno y hasta con prácticas irreales como apagar el aire acondicionado, preferimos unirnos al apresurado tráfico de las autopistas locales e incluso circular más rápido que los demás.

Entre llevar ese ritmo, adelantar a fondo camiones en carreteras secundarias, exigir el coche en tramos montañosos y cerrar con recorridos urbanos con tráfico denso, el promedio final fue el siguiente:

Lo expuesto no contempla kilómetros extra hechos para recorridos dentro de cada ciudad en Guanajuato o algunos tramos urbanos dentro de la CDMX.

Recorrido total: 774 kilómetros 

Condiciones aproximadas:

90% en autopistas de cuota

5% en tramos montañosos

5% en ciudad

Estilo de manejo: Agresivo

Número de conductores: 2

Promedio final real: 12.2 km/l

12.2 kilómetros por litro puede que no suenen a nada espectacular si nos acostumbramos a gente que repite cifras oficiales como ciertas o promedios optimistas de propietarios fanáticos, pero en datos reales y aterrizados en las mismas circunstancias, el motor 1.6 aspirado de un coche de la competencia, que no vale la pena especificar cuál es, hizo 9.0 km/l también con una caja automática de seis velocidades. Eso porcentualmente es una diferencia considerable que toma más peso si pensamos en que en toda situación el 1.2 del Peugeot es más rápido.

Si en el escenario más desfavorable fueron 12.2 km/l, en uno en el que se practique un manejo más tranquilo, y de acuerdo a lo que obtuvimos con el mismo motor en un 208 manual, una cifra de 16 km/l es perfectamente realista.

Peugeot 208 1.2 PureTech

Y no tardará alguien en decir que 16 km/l lo logra también un Spark o incluso un Prius, si bien hay que tener en cuenta algo: un 2008 consigue ese promedio sin las evidentes limitaciones de espacio, estabilidad, seguridad y demás apartados de un Spark en su condiciones como coche de entrada, mientras que tampoco es tan lento como un Prius. Ahí está la clave de un motor moderno cuyas únicas desventajas, si es que se les puede llamar así, son algunas vibraciones algo más evidentes y que son típicas de los tres cilindros. O que haya que usar gasolina premium.

El 1.2 PureTech es solamente un ejemplo más de que los prejuicios en contra del tamaño del motor cada vez se hacen más y más obsoletos. 

Ahora lee:

>> Comparativo: Peugeot 208 1.2 PureTech vs Toyota Prius C, ¿Qué auto de corte eficiente conviene más?

>> Comparativo: Hyundai Accent HB GLS TA vs Suzuki Swift Boosterjet TA, dos formas de mirar un subcompacto

>> 5 coches que cambiarán la forma en que veías a los motores de 3 cilindros: BMW 318i, Mini Cooper, SEAT Toledo 1.0 TSI, Suzuki Swift Boosterjet y Volkswagen up!