Al momento

Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019

Por un valor casi idéntico a la fecha en las unidades probadas, tenemos dos aproximaciones muy distintas a lo que debe ser un sedán de lujo. Con el A6 de Audi y el Continental de Lincoln, la oportunidad no pudo ser más perfecta para mostrar las dos buenas caras del segmento premium. 

Poco más de 1.3 millones de pesos bastan para hacerse del Lincoln más representativo, cuya historia trasciende hasta hace ocho décadas y, con sus altibajos, ha procurado exponer lo mejor en cuanto a equipamiento, refinamiento, tamaño y presencia en cuanto a lo mejor que puede hacer Estados Unidos, tarea que se hace más obvia cuando Cadillac se dedicó a europeizar su gama y Lincoln se mantuvo más fiel a sus principios. 

Y hablando del Viejo Continente, esos mismos 1.3 millones, ya incluyendo unas opciones que traía el coche que nos prestaron, dan para un A6 consecuente a esa evolución clínica y llena de propuestas en la que un trabajo técnico avanzado es lo que hace y define una berlina de lujo, no necesariamente lo que se ve sino cómo se siente y cómo se comporta en su ambiente natural: una autopista que le permita rodar a más de 200 km/h o, en su defecto, un camino rápido en el que si hay limitaciones, lo podrá enfrentar con un margen de seguridad mucho mayor al promedio.  

Comparativa Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019
Comparativa Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019

Efectividad como premisa

Desde los mismos huesos el Audi es un auto más sofisticado que el Lincoln, que sin ser tecnológicamente viejo peca de convencional al lado de un alemán con estructura parcialmente en aluminio, suspensión de doble triángulo adelante, un motor en posición longitudinal, caja de doble embrague, un sistema de tracción integral que puede desconectar las salidas hacia las ruedas traseras para reducir el consumo de gasolina y una hibridación parcial en la que un motor eléctrico reemplaza la marcha y el alternador, además de asistir al V6 turbocargado con el fin de mejorar su desempeño. 

Se paga en muchos casos en lo que no se percibe a primera vista, más bien al detalle pues al más típico estilo Audi, el hermético cierre de las puertas, el cuidado obsesivo a las uniones de cada pieza tanto afuera como adentro, la trabajada ergonomía de la nueva interfaz táctil MMI del tablero y sus gráficos, los siempre buenos asientos o la excepcional visibilidad dadas las dimensiones externas, dejan claro que estamos ante un vehículo pensado a fondo en cada centímetro.

Audi A6 55 TFSI, interior
Audi A6 55 TFSI, interior

La misma impresión queda al conducirlo: el casi siempre impecable empalme del motor eléctrico secundario con el mejor momento de carga del turbo, la total ausencia de vibraciones, la caja calibrada para mayor suavidad a bajas velocidades pero que conserva su típica inmediatez en situaciones exigentes… la ausencia de dramas en el A6 da una confianza plena para dominar un buque de casi cinco metros capaz de acelerar de 0 a 100 km/h, según nuestras mediciones, en 6.0 segundos reales a la altura de la Ciudad de México, para detenerse sin despeinarse desde la misma velocidad en unos notorios 36.3 m, al nivel de lo mejor que hemos probado junto a su hermano el A8 o la Volvo XC90.

La fluidez de su suave aunque bien calculada dirección se complementa con una agilidad apoyada en las excelentes llantas Pirelli P Zero que se calzaban de fábrica sobre los rines opcionales Audi Sport de 20 pulgadas. De esa facilidad al girar también hay que responsabilizar la suspensión opcional S line que, la verdad, no recomendamos debido a que con la de los A6 Elite se gana más suavidad sin sacrificar en una estabilidad de todas maneras soberbia. 

El S line en ciudad nos parece que da una dureza y nerviosismos innecesarios en un sedán de este tipo, lo que al final es la única queja junto a un pedal de freno no tan gradual en su uso, una característica de Audi que pareciera pensada a propósito pues pasan los años y no lo cambian.

Audi A6 55 TFSI, rines opcionales Audi Sport
Audi A6 55 TFSI, rines opcionales Audi Sport

Regresando a la hibridación parcial, es imposible ignorar el hecho de que a velocidades constantes saca todo de sí para apagar el V6 y dejarnos rodar por inercia antes de encenderlo de inmediato cuando se necesite de más fuerza. 

En equipo con la mencionada tracción integral quattro ultra que elimina las cargas del eje trasero cuando no son necesarias, una aerodinámica muy avanzada o una caja que puede desconectarse si considera más conveniente rodar en neutro para ganar en autonomía, el Audi A6 pudo lograr un promedio de 12.3 kilómetros por litro más digno de un compacto 500 kilos más liviano y con menos de la mitad de su potencia.

Comparativa Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019
Comparativa Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019

Relajación

10,000 pesos de más en el Lincoln Continental dan para mucho: 18 centímetros extra a lo largo y otros siete en distancia entre ejes aseguran un espacio atrás propio del segmento F de un Clase S, un A8 o un Serie 7, pero como seguimos pagando lo de un A6 del segmento E, hay que sacar provecho de esa ventaja porque la lista de amenidades que compensa la mayor simpleza técnica de este buque es gigante. 

Si el Audi saca la cara con una climatización en la que hay ambientador, cuatro zonas individuales y hasta un ionizador para limpiar el aire, el Lincoln dispara de regreso con unos asientos delanteros que más bien parecen poltronas entre el doble ajuste de muslos, el respaldo con inclinación separada en dos, las múltiples posibilidades de apoyo lumbar, el encantador tacto de la piel y hasta la calefacción, enfriamiento y masajes que de paso se extienden a las plazas traseras reclinables, que no se quedan atrás con sus simpáticas almohadas en las cabeceras. 

Lincoln Continental, interior
Lincoln Continental, interior

Como si eso no bastara, la cabina es más silenciosa por el laminado de los cristales laterales y a 120 km/h conseguimos un mínimo de 64.3 dBa, ganándole a los 64.7 del A6. Sumando las cortinillas laterales y trasera, el techo panorámico y los revestimientos más vistosos de cuero y metales reales a donde se mire, el Lincoln muestra una faceta suntuosa en la que habría que pagar mucho más para obtenerla en cualquier automóvil europeo similar.

A cambio, el Continental no es tan cuidadoso en esos pormenores que tanto obsesionan a los alemanes, pues algún botón de un simple Ford se cuela por ahí, es más fácil oír ruidos o vibraciones al transitar en calles en mal estado y el armado no es tan preciso, sin que eso implique que la calidad sea mala, porque no lo es. 

Lincoln Continental 2019, asiento trasero reclinable
Lincoln Continental 2019, asiento trasero reclinable

La simpleza en todo lo que va por debajo afecta su manejo, diríamos que no tanto como podría esperarse de los 206 kilogramos adicionales porque, aún con su arquitectura profundamente modificada a partir del MKZ, de motor transversal y MacPherson adelante, que se usen amortiguadores adaptativos, unas llantas Pirelli P Zero como las del Audi y una puesta a punto muy equilibrada al no irse del todo hacia lo blando, arroja unos modales nada torpes en los que si acaso el eje delantero pierde agarre con más prontitud y la dirección carece de la consistencia y precisión del alemán. 

Es más fácil ajustar la frenada en el Continental por la reacción más sensible y gradual del pedal, si bien la capacidad de los discos no es la misma, con un poco de fatiga tras nuestras pruebas y una distancia de 100 a 0 km/h de 41.1 metros, bien pero no excepcional. 

El salto más dramático entre Lincoln y Audi está en su aceleración y recuperación, en cómo influyen los kilos de más a cargar en el Continental y en cómo no se compensa el hecho de que el americano arroje en el papel 50 caballos y 32 lb-pie más de su 3.0 V6 con un turbo más. 

Lincoln Continental 2019
Lincoln Continental 2019

Esto que comentamos se debe a múltiples aspectos y no solo al peso. También está que el lag de los turbos es mayor en el Lincoln, no es dramático pero al final la hibridación suave del Audi, así se aísle un poco por su acelerador menos inmediato, ayuda mucho para un arranque más contundente.

El otro culpable es una transmisión no muy avanzada, que no es rápida entre cambios y a ratos es hasta tosca, con algún leve brinco que debería estar mejor disimulado. Que tarde tanto en pasar de una marcha a otra se une a unas relaciones cortas en las que los 100 km/h llegan en tercera cuando lo típico en vehículos con tanta potencia y torque es que ocurra en segunda, así que hay décimas valiosas que se pierden entre el paso de una a otra velocidad.

La consecuencia de todo lo anterior es un 0 a 100 km/h en 7.8 segundos, casi dos más contra el Audi. Adelantando de 80 a 120 km/h, prueba que refleja un escenario más realista en carretera, al Lincoln le toma 5.0 segundos, también atrás de los 3.7 del A6. Los consumos también se van a resentir, con un promedio de 8.9 km/l ya incluyendo carretera.

Tabla de puntajes Comparativa Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019

Ambos sorprenden

La modernidad y precio de estos sedanes podría verse en aspectos tan rutinarios como unas manijas de puertas poco convencionales que funcionan a través de un mando eléctrico en el Lincoln al ser botones o uno electrónico en el Audi, en el que la apertura incluso se bloquea si el coche detecta una bicicleta u otro objeto viniendo de atrás.

También podría presumirse el buen sistema de sonido en los dos, pero lo relevante y hacia dónde se va el dinero es toda la investigación de ingeniería que los hace tan buenos en su estilo, ya sea para hacer rápidos y seguros viajes en el Audi o para rodar con plena comodidad, casi aislados del mundo exterior, en el Lincoln.

Una vez más, la tabla de puntajes objetiva le da la victoria al casi impecable alemán, pero cuando se trata de costo-beneficio en favor del confort absoluto, el Continental es imbatible.

Ficha técnica:

Precios a la fecha (octubre de 2019):

Audi A6 55 TFSI S line: Desde $1,269,900 ($1,303,900 unidad probada)

Lincoln Continental: $1,314,200

Ficha técnica Comparativa Audi A6 55 TFSI 2019 vs Lincoln Continental 2019