Al momento

Tesla Model S vs Porsche Taycan: recuento de un récord fallido

Tesla Model S - Poreche Taycan - Nürburgring

Subestimar al Nürburgring tiene sus consecuencias, el Model S que pretendía romper el récord se averió

La amenazante introducción del Porsche Taycan dentro de la lista de compra de autos eléctricos desató una desesperada guerra de protagonismo por parte del polémico CEO de Tesla, Elon Musk, quién subestimó la exigencia que el infierno verde tiene sobre los autos que intentan romper los récords.

Tesla Model S Plaid Nürburgring

Más pronto que tarde, Elon Musk comenzó a mandar mensajes vía Twiiter para tratar de hacer sombra al eléctrico de Porsche y aseguró que su buque insignia atendería al Nürburgring en tan solo una semana para intentar arrebatar el récord del auto eléctrico más rápido del mundo al Taycan.

El enfrentamiento tenía todo el sentido del mundo, pues el Tesla Model S en su versión P100D, genera 762 hp y 723 lb-pie de torque, mientras que el Taycan Turbo S es capaz de generar 750 hp y 774 lb-pie.

Cabe resaltar que, el Taycan que se llevó el récord a casa pertenecía a la variante Turbo y, no a la Turbo S.

Incluso, el Campeón de Formula 1, Nico Rosberg se ofreció para lograr la hazaña a bordo del eléctrico de la marca americana en Nürburgring, a través de Twitter, naturalmente.

Sin embargo, llegada la fecha, un misterioso Model S se dejó ver en las instalaciones del legendario circuito, aunque a leguas era notorio que no era un modelo de producción estándar, “no era stock” vamos.

Al frente el modelo, la fascia muestra una entrada de aire más grande, probablemente para mejorar la refrigeración del paquete de baterías y motores eléctricos. Además de pasos de rueda ensanchados para acomodar a unas ruedas más anchas que, según los reportes, se trataban de unas Michelin Pilot Sport Cup 2 R, las cuales son unas llantas semi-slicks, pero legales para calle y un alerón trasero más pronunciado.

Un segundo Tesla Model S fue divisado en las inmediaciones del circuito alemán, realizando vueltas rápidas no oficiales en el desafiante trazado que parecían apuntar a que estaban sobre tiempos realmente buenos.

El tema es que ninguno de los eléctricos de Tesla pertenecía a un modelo de producción, al menos no uno disponible en este momento, aunque también es probable que pertenezcan a la variante conocida como Plaid.

Tesla Model S Plaid Nürburgring

Dicha variante podría aumentar la oferta de modelos de alto desempeño de Tesla y, podría tratarse del mismo prototipo que logró dar una vuelta en la pista de Laguna Seca con un tiempo de 1m 36.5s.

Este modelo en específico utiliza 3 motores eléctricos y un chasis con mejoras para mejorar el desempeño y según palabras de Musk sobre el modelo denominado Plaid, éste se encuentra a casi un año de su desarrollo y se integrará en los Tesla Model S, Model X y el futuro Roadaster, pero no estará disponible en el Model 3 y en la Model Y.

Con estas modificaciones parecía que, desde la perspectiva de Elon Musk, la tarea sería bastante simple: llevar a uno de los prototipos, dar varias vueltas, una más rápida que la anterior y regresemos a casa con un récord arrebatado de las manos de Porsche.

Tesla Model S Plaid Nürburgring

Pero, al parecer, algo que Musk y su equipo de desarrollo subestimaron, la gran exigencia que el circuito tiene sobre los autos, pues poco después de realizar varias vueltas rápidas, el Model S quedó averiado al costado de la pista.

Irónicamente, al ser capturado en video por los aficionados, se puede ver claramente a un Porsche Taycan negro dar no sólo una, sino dos vueltas al Model S que esperaba pacientemente por la grúa.

Para empeorar la ironía, el auto eléctrico averiado fue remolcado fuera de las instalaciones por una Volkswagen Touareg de motor diésel.

Después del fallido intento, Tesla ha declarado que los intentos de romper el récord de vuelta para autos eléctricos de producción en Nürburgring, serán llevados a cabo en octubre.

Por otro lado, la marca también asegura que, según los datos recolectados por sus pruebas en pista, el Tesla Model S en su versión Plaid puede dar la vuelta en el infierno verde en 7:20, pero con algunas mejoras, un tiempo de 7:05 es muy posible.

Si esto fuera totalmente cierto, el Model S podría bajar nada más y nada menos que casi 40 segundos al récord del Taycan Turbo, pero tienen que tener en cuenta que hacer una vuelta en Nürburgring en 7 minutos y 5 segundos, los pone en terrenos de un 911 T3 RS, no es cualquier cosa.

Al final, si algo queda claro de esta guerra es que, por un lado, Porsche invirtió mucho tiempo y recursos en hacer que su Taycan pudiera mantener el nivel de desempeño repetitivo por mucho tiempo, aunque eso significara hacer algunos compromisos en contra de sus rivales, como la cifra de aceleración de 0 a 100 km/h.

Por otro lado, la idea de asistir al circuito más exigente del mundo para poder realizar una vuelta récord, como si fuera una vuelta al parque, realmente dejó una experiencia que se puede calificar de novatada por parte de Tesla, en realidad es toda una hazaña.

Aún así, el fabricante insiste que seguirán trabajando en el modelo que pueda romper el récord actual de Porsche y asegura que el mes de octubre regresarán, aunque sin dar muchas explicaciones sobre lo sucedido.

Solamente un pequeño recordatorio, Porsche fue capaz de llevarse el récord de vuelta con su modelo menos potente de 670hp, también habría que esperar un intento con el Turbo S de hasta 750 caballos.

Ahora lee:

>> Porsche Taycan: el nuevo rey eléctrico de Nürburgring

>> Toyota está construyendo un mini Nürbirgring en Japón

>> Esta mujer se implantó la llave de su Tesla en el brazo