Al momento

BMW M2 Competition 2020: 7 apuntes

El M más pequeño es a su vez el más puro. Aquí algunos aspectos de uno de los pocos BMW que todavía respetan esos valores que hicieron grande a la marca.

Motor S55 BMW M2 Competition
Motor S55 BMW M2 Competition

1. “Nuevo” seis en línea

El alma del M2 Competition es justamente uno de sus mayores cambios. Su tradicional motor de seis cilindros en línea con un turbocargador de doble entrada y de código N55 se abandona a favor del que ya se utiliza en los M3 y M4 (S55), de las mismas dimensiones pero con dos turbos que en este más pequeño BMW soplan a menos presión. Así, con respecto al M2 anterior, se pasa de 370 caballos y 343 libras-pie a 410 hp y 405 libras-pie.

La respuesta se ha vuelto más contundente al girar a altas revoluciones, mientras abajo y a medio régimen, aunque todavía muy agresivo, deja cierto margen para que el coche logre traccionar bien en una conducción más enfocada y bien ayudada por la caja de doble embrague del coche que hemos tenido.

El sonido rasposo y agudo es el complemento perfecto a las emociones que logra transmitir algo que al final es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.2 segundos.

BMW M2 Competition
BMW M2 Competition

2. Carácter

De por sí la diversión debería estar asegurada al ponerle un motor muy poderoso a un coupé RWD que no excede los 4.5 metros de largo. Es un compacto llevado al extremo pero no es el tamaño lo único que importa, es también la puesta a punto y en BMW se aseguraron de hacerlo bien, con una dirección directa pero no excesivamente pesada que da margen para las más mínimas y necesarias correcciones, un acelerador tan inmediato en los modos de manejo deportivos que hasta roza en lo delicado y, para cerrar, un freno firme.

El control de suspensión asegura una muy buena entrada a curvas cerradas, aunque si el asfalto no está en el mejor estado, no es de extrañarse algún rebote por el poco recorrido. Aún así, el M2 Competition sorprendería por lo cómodo si pensamos en su enfoque más radical. 

Interior BMW M2 Competition
Interior BMW M2 Competition

3. Todavía práctico

No podemos olvidar que al final del día estamos ante un coupé con cuatro asientos reales y una cajuela que hasta para un viaje es suficiente, con 390 litros. ¿Llegó la hora de escaparse y hubo que agarrar el M2? No parece problema… solo hay que cuidar el mínimo perfil de llanta (35) y no olvidar que el sediento L6 con dos turbos solamente cuenta con 52 litros de tanque para apoyarse. 

4. Contra su hermano mayor

Pareciera que el mayor rival del M2 Competition es su hermano el M4, pues si partimos de las variantes más cercanas por precio* y no el más costoso y pulido M4 CS, el M2 se percibe más preciso y ágil a sus mandos, lo que es una contradicción hasta cierto punto pues, por alguna extraña razón, el M4, siendo un coche mucho más grande, al final es 60 kilogramos más ligero si comparamos directamente un M2 Competition con la transmisión de doble embrague con un M4 Coupé con la misma caja. No se nos ocurre ninguna explicación lógica y los datos de peso están ahí: 1,650 contra 1,590 kg.

*: Precios de $1,284,900 el M2 Competition y $1,599,900 el M4 Coupé DKG.

Interior BMW M2 Competition
BMW M2 Competition

5. Tamaño perfecto

En una época en la que los autos no paran de crecer y crecer, ya estamos ante un M4 de casi 4.7 metros de largo cuando sus parientes históricos, como un M3 E30, no llegaban ni a los 4.4 m. De un deportivo con el que se podía jugar en carreteras estrechas pasamos a algo que ya está tentando en tamaño a un Gran Turismo y justo ahí es cuando entra el M2, que en unas proporciones más razonables nos regresa a las épocas del 2002 Turbo y a las del mencionado E30, un coche indispensable para recordarnos que la división M de BMW no se ha olvidado de sus raíces… por más que ahorita anden muy distraídos haciendo SUVs.

6. En la carretera ideal

Como ya más de uno se dio cuenta, esta nota está ilustrada con imágenes propias y no en México, pues el M2 Competition fue uno de entre más de 20 coches que pudimos manejar a finales de 2018 gracias a la organización World Car Awards, premios que reconocen a los mejores autos presentados en el mundo a través de un panel de jurados del que hacemos parte.

El lugar elegido: la carretera Angeles Crest cercana a Los Angeles, California, un pequeño paraíso montañoso con todo tipo de curvas, un clima siempre ideal y un asfalto que elimina la típica preocupación, al menos para los que vivimos en Latinoamérica, de dañar una llanta. Pocos escenarios mejores para disfrutar un automóvil con verdaderas pretensiones deportivas.

BMW 1M Coupé
BMW 1M Coupé

7. Su predecesor 

El M2 es la continuación de un interesante linaje de deportivos que revivió, por decirlo de alguna forma, con el 1M Coupé, un coche de edición limitada sobre la descontinuada carrocería E82 que recurría a la sencilla fórmula de poner el motor más grande posible sobre un paquete más pequeño, tomar algunos componentes del M3 (en ese entonces no había M4) y, contrario a lo que ocurre ahora, solamente ofrecer caja manual. Hay 6,309 1M Coupé en el mundo, muchos de los cuales ya se están empezando a apreciar.

Ahora lee:

>> BMW i8 Roadster 2019: 7 apuntes

>> BMW Serie 3 2019: primer contacto

>> Frankfurt 2019: BMW Concept 4, adelanto al siguiente coupé mediano