Al momento

Peugeot 5008 GT Line 2020 vs SEAT Tarraco Xcellence 2019

Dos SUVs que no habríamos imaginado hace diez años, la evolución de la moda europea de los monovolúmenes ahora en un formato más global y emocional. La Peugeot 5008 y la SEAT Tarraco son la viva demostración de lo que quiere la gente y dejan claro que la variedad es una de las virtudes del mercado mexicano. 

En vez de irnos con las mismas dos o tres opciones de siempre, como medio nuestra obligación también es mostrarles lo que ofrecen los demás, pues si partimos de que una marca tiene una red de distribuidores bien instalada a lo largo y ancho del país, vale la pena que se consideren alternativas que a lo mejor al principio no estaban en el radar y que podrían ser una grata sorpresa hacia esos consumidores de mente más abierta. 

La 5008 y la Tarraco son conceptos idénticos en el sentido que de plataformas de autos compactos, se las arreglaron para poner tres filas de asientos. También se asemejan mucho porque en México solo hay posibilidad de tracción delantera y porque recurren a motores turbo de baja cilindrada. 

Peugeot 5008 vs SEAT Tarraco
Peugeot 5008 vs SEAT Tarraco

Ya entrando en los detalles técnicos, salen a flote las particularidades que los grupos Volkswagen y PSA le ponen a sus productos: la Tarraco utiliza una caja de doble embrague y opta por un eje multibrazo atrás, la 5008 se va hacia una transmisión de convertidor de par y las ruedas traseras son controladas por un eje torsional. 

Llama la atención que con nueve centímetros menos de longitud, la Peugeot compense con cinco centímetros más en su distancia entre ejes, mientras que lo más sorprendente es cómo su peso final recorta en más de 200 kilogramos a la SEAT, una de las virtudes conocidas de la arquitectura EMP2 que no pensamos fuera a ser tan dramática en este caso. 

Ahora, por más similares que resulten, la estrategia comercial es muy distinta pues en las versiones que se nos cedieron a prueba, las más equipadas, hay una diferencia de unos 100,000 pesos que a continuación veremos si se justifica. 

Para cada gusto

Dos mundos distintos que funcionan a su manera. Los interiores en estos dos SUVs responden a filosofías que rara vez han coincidido. 

La Tarraco evoluciona sobre la funcionalidad de una Tiguan con un tablero más fácil de entender, una posición de manejo más ergonómica por sus pedales más profundos y soluciones más tradicionales que van desde una palanca de cambios común y corriente en lugar de una suerte de joystick electrónico, hasta una mezcla más pareja entre botones y funciones delegadas a la pantalla táctil. 

La 5008 en cambio es una lluvia de propuestas por su i-Cockpit que ya vimos en modelos como el 208 o el 308, con su minúsculo volante, los instrumentos a un plano más elevado de lo normal o un conjunto de mandos que confían más en la interfaz táctil y no se entienden a la primera. Sentarse a conducirla es más extraño por unos pedales que obligan a doblar más las piernas, pero no deja de ser muy interesante la excelente visibilidad de sus grandes retrovisores o sus asientos más envolventes. 

La francesa es más vistosa y podemos ejemplificarlo con sus instrumentos digitales: más fáciles de interpretar en la Tarraco pero que en lo gráfico son más emocionales en la 5008. Igual ocurre con las formas más agresivas del mencionado tablero, las texturas de plásticos y telas decorativas y hasta la iluminación ambiental LED.

Peugeot 5008 vs SEAT Tarraco
Peugeot 5008 vs SEAT Tarraco

¿Cómo responde la SEAT? Con más calidad en aquellos remates menos visibles, en la solidez de palancas o botones o en el ajuste más preciso entre piezas, con menos ruidos parásitos en caminos en mal estado. Aún así, no llega a lo parco de un Volkswagen pues las vestiduras mixtas o la imitación de madera texturizada le dan un aire más desenfadado. 

Espacios

Estos son SUVs familiares que dan cabida a un máximo de siete personas así que ahora nos centraremos en su versatilidad. 

Lo primero es que así por precio se acerquen a crossovers medianos como una Sorento o una CX-9, sus dimensiones no dan para que la tercera hilera pueda ser usada por adultos. Si tiene que ser así, hay que deslizar hacia adelante la fila de en medio y sacrificar mucho espacio de quienes viajen ahí. 

Además, el piso para el sexto y séptimo ocupante está muy cerca y hará que vayan casi acurrucados, sin contar con que las bancas son más rígidas. Así, el uso de estos lugares en la Tarraco y la 5008 es más útil para niños pequeños. 

De todas maneras, hubo diferencias y esas nos las dejaron saber nuestras mediciones. En la segunda fila no hay problemas de amplitud y de hecho está muy reñido, porque así la SEAT sea más ancha y alta, la Peugeot da más lugar para las piernas, un piso que sí es plano o cortinillas para las ventanas, si bien en la Tarraco hay más chance de meter los pies bajo los asientos de adelante y eso permite que muchos se puedan sentar más holgados. 

Mediciones segunda y tercera fila Peugeot 5008 y SEAT Tarraco
Mediciones segunda y tercera fila Peugeot 5008 y SEAT Tarraco

En amenidades las dos cuentan con salidas de aire y, eso sí, el reposabrazos de la SEAT, con asientos abatibles y reclinables en proporción 60/40 o con el quinto cinturón integrado, se cambian en la Peugeot por tres plazas individuales en las que el cinturón central hay que extraerlo del techo. 

Más hacia atrás, en la última fila, la Peugeot es más alta y ancha y justo eso compensa que haya menos sitio máximo para las piernas, o sea con la segunda hilera deslizada lo máximo hacia el frente. Si van siete, en la 5008 hay más margen de que quienes estén hacia más atrás puedan ir de lado porque la anchura lo permite, en la Tarraco estarían demasiado juntos. 

Otra ventaja en la 5008 es un borde de carga más bajo en su cajuela, pero subir, bajar, plegar y mover las sillas nos pareció menos complicado en la Tarraco. 

De cómo se mueven

Está claro que por esta cantidad de dinero hay SUVs más amplios, aunque una ventaja en la que muchos no piensan al comienzo es que por construirse sobre la base de un hatchback europeo, en la Tarraco y la 5008 queda algo de esa agilidad, tacto y seguridad en carretera de un buen automóvil, sin todas las desventajas de un centro de gravedad más alto, un peso elevado o de suspensiones con demasiadas inercias de camionetas más comunes.

Dentro de ese buen comportamiento, la Peugeot es más ágil e inmediata en sus reacciones a costa de ser más nerviosa, eso porque se siente más angosta así no lo sea, por su eje torsional trasero con más desplazamientos laterales al apoyarse y porque la Tarraco pisa con más aplomo y silencio, aunque al comienzo del recorrido del resorte se siente más rígida pero después igual es muy blanda. 

Al frenar, la 5008 es más directa pero la Tarraco obtuvo unas distancias marginalmente más cortas, que cabe aclarar que en las dos mejoraron muchísimo con respecto a la primera prueba de la Peugeot en Guadalajara y contra una Tarraco que apenas estaba asentándose de lo nueva y ahora tenía más de 6,000 kilómetros. Los datos de 100 a 0 km/h ya son mucho más lógicos y propios de vehículos modernos y bien desarrollados, con 39.3 metros en la SEAT y 39.6 en la Peugeot. 

Al exigir sus motores saca la cara la francesa porque sí, hay mucho turbo-lag en ambas, pero a medio régimen la 5008 es algo más contundente y se ayuda por su ligereza con un 0 a 100 km/h en 11.9 segundos reales contra los 12.4 de la SEAT, pero es también más agradable de usar en el día a día porque la caja automática convencional no se demora tanto en arrancar o al hacer kick-down como la DSG de la SEAT, sin que sus modales sean especialmente ágiles en ninguna de las dos. 

Al comparar la Tarraco con su prima la Volkswagen Tiguan, que se ensambla en México, creemos que en la española la transmisión trae una programación que la hace menos lista a bajas velocidades. 

Lo determinante

Como un todo, la Peugeot es un vehículo más completo no solamente por su manejo, también por su cabina más modulable y ciertos toques emocionales en su mismo diseño o amenidades en esta GT Line que incluyen aromaterapia a través de la climatización y o masajes para los que estén sentados delante. 

Ahora, la SEAT cuenta con un motor que se ha mostrado más confiable con el paso de los años pues se configuró para México con el recorrido 1.4 TSI y no el 1.5 TSI europeo, una caja no muy refinada pero que está más que probada y corregida, un ensamble que nos da más confianza en el mediano y largo plazo y un interior más intuitivo. De paso, cuesta más de 100,000 pesos menos… ese factor hace que gane la Tarraco a nuestros ojos por costo/beneficio, pero si alguien quiere pagar el extra por la Peugeot, no nos vamos a oponer.

Tabla de puntos Peugeot 5008 y SEAT Tarraco
Tabla de puntos Peugeot 5008 y SEAT Tarraco

Ficha técnica:

Precios a la fecha (septiembre de 2019):

Peugeot 5008 THP GT Line: $682,900

SEAT Tarraco 1.4 TSI Xcellence: $573,300

Ficha técnica Peugeot 5008 1.6 THP y SEAT Tarraco 1.4 TSI
Ficha técnica Peugeot 5008 1.6 THP y SEAT Tarraco 1.4 TSI