Al momento

Toyota Supra 2020 – Test Técnico – Renacer

El retorno del Supra es el grito definitivo de Toyota, su forma de decirle al mundo que, después de más de una década en la que su imagen se asoció de forma inevitable a coches buenos pero aburridos, ahora regresan con uno de los más grandes íconos la industria automotriz japonesa.

Aunque decir que el nuevo Toyota Supra es japonés tiene mucho de complejo, porque en un mundo en el que desarrollar un deportivo cada vez es un capricho mayor, una compañía con una estrategia tan marcada hacia los autos de volumen no iba a invertir una millonada ni siquiera para revivir a uno de sus consentidos.

Igual pasó con el 86, hermano del Subaru BRZ; no pagaron una concepción de ceros, solo que con el Supra fueron más allá pues así hayan tomado un BMW Z4 como base, acá sí hubo algunos cambios propios por más que el ADN alemán, para colmo ensamblado en Austria, sea imposible de ignorar. 

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

Buen comienzo

No, la verdad no podemos negar que al comienzo impacta la poca intención para disimular de dónde viene este Supra, pues aunque por fuera el trabajo ha sido excelente en cuanto a identidad, carisma y al hecho de que se respetaron todas las líneas importantes del concepto FT-1, siendo el único componente de BMW los espejos retrovisores, por dentro la historia es distinta.

De los alemanes mantuvieron hasta la alerta sonora de cuando uno abre una puerta e incluso la llave. Todos los botones, palancas y mandos, incluyéndose el sistema iDrive con todo y pantalla, salieron de un anaquel de Munich y no parecería un Toyota de no ser porque el tablero muestra un diseño más simétrico y algunas texturas por ahí sí que son típicas de los japoneses, lo que se une a unos instrumentos digitales con una serigrafía menos sobria o unos asientos similares mas no iguales a los del Z4. 

Y si nos vamos a toda la parte mecánica… ¿Realmente qué tan malo es que BMW surta el motor y la caja? Los Supra más queridos tenían seis cilindros en línea y, que recordemos, no hay en el mundo actual nadie que haga mejor un seis en línea que BMW, pues marcas como Volvo, Land Rover o Jaguar desistieron y Mercedes-Benz apenas está trayéndolos de regreso. 

BMW en cambio se mantuvo fiel al concepto con los años, así que Toyota acudió al experto, que le pasó una plataforma de motor longitudinal con propulsión trasera perfectamente evolucionada. La tarea de los nipones es la de echarle una manita para darle un toque auténtico porque, comparando medidas, las vías y la distancia entre ejes entre un Z4 M40i y un Supra son idénticas. 

Y el trabajo de ingeniería sobre la arquitectura europea funcionó, porque en donde está bien que se parezca a un BMW, lo hace y en donde queríamos que se pareciera a un japonés, también lo logró. El Supra existe gracias a los alemanes y en vez de quejarnos nos alegramos, porque si es por dinero, Toyota perfectamente pudo ignorarnos a todos los fanáticos y seguir generando billetes a punta de híbridos, sin mirar atrás y sin siquiera preocuparse. 

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

Al grano

Pero no, aquí estamos ante este pequeño coupé, con apenas 250 kilómetros de uso y listo para sacarle todo de sí. La primera provocación es que el botón para apagar del todo las asistencias es tan grande como el de activar el modo Sport, una invitación a castigar las llantas que no recordamos en ningún otro Toyota y que aceptamos gustosos. 

Una vez tomamos confianza, el auto ya nos empieza a hablar. Tanto de BMW se nota y no se nota a la vez, la mano de Toyota sí es evidente y da su propio carácter en un tacto de dirección más firme y comunicativo, aunque no tanto, que en muchos BMW modernos, sin ese centrado algo ambiguo o una asistencia que no peca de muy suave… lo mismo pasa con un freno más duro en su recorrido y unos discos que al menos en nuestro caso no se fatigaron y se mantuvieron acordes, aunque tal vez nos hizo falta solo un poco más de contundencia. 

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

De ahí pasamos entonces a la buena herencia del Viejo Continente, hacia una caja automática de ocho cambios inteligente y muy rápida para ser de convertidor de par, de esas que hacen innecesaria una doble clutch y nos ahorran sus desventajas de mantenimiento a largo plazo… sí, hablamos la siempre obediente ZF 8HP que no decepciona pónganla donde la pongan. 

¿Sirve para una pick-up? Sí, ¿En un sedán de 600 caballos? También, ¿En un SUV supuestamente deportivo que rara vez saldrá de un mall? Cómo no… esta transmisión es el complemento perfecto al motor de código interno B58, con un sonido que a veces podía sentirse algo inducido hacia la cabina, pero que al escucharlo con cuidado se notaba un poco más rasposo entre la nota aguda que salía de escape y esos bonitos petardeos al desacelerar, como menos silenciado que en un BMW que también lo use, aunque sin llegar al escándalo de los M, que de todas maneras usan otro tres litros, ya con dos turbos y no uno, como este Supra. 

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

Es bueno que también se piense en las sensaciones y no solamente en los números. Se le imprime emoción a un propulsor casi tan perfecto y tan clínico que podría llegar a engañar, a hacernos creer que es menos rápido de lo que es pues entre el disimulado turbo lag y la progresividad y energía con la que sube de vueltas.

No hay como tal una entrega de fuerza agresiva o intimidante por más que a la altura del Centro Dinámico Pegaso haya conseguido acelerar de 0 a 100 km/h en el mismo tiempo que un Audi R8 V10 Spyder. 5.5 segundos reales a casi 3,000 metros sobre el nivel del mar y con nuestra gasolina es una cifra muy respetable para un coche que ni siquiera tenía su rodaje completo. 

Todo el conjunto queda en manos de un chasis noble si bien no tan purista, de apoyos efectivos pero no tan inmediatos, como un Gran Turismo con un sutil toque de dureza pues incluso el tren delantero, a su máxima exigencia, transmitía ciertos rebotes de lo bien que conseguía aprovechar el agarre de unas Michelin Pilot Super Sport de alto desempeño que, de todas maneras, no es que fueran muy blandas. 

¿Qué queremos decir con esto? Que Toyota ha dejado un margen de mejora ya sea para quienes quieran modificar al Supra o para que la misma marca lance a futuro versiones más radicales. 

Su docilidad y lo fácil que deja jugar con las transferencias de peso o con acelerador para contrarrestar el subviraje que pueda aparecer por un error de apreciación ayuda a redondear la trayectoria entre las curvas que nos vayamos encontrando, nada agresivo en cómo reacciona, nada de coletazos abruptos… eso es lo que pasa anulando todas las ayudas pues con el control de estabilidad o VSC encendido, sea en la modalidad Normal o Sport, de todas maneras podría ser muy permisivo, dando pie a ciertos deslizamientos de atrás que a partir de cierto ángulo serán corregidos con unas frenadas intermitentes de la electrónica. 

Y más allá de cómo lo hayamos sentido, ahora vamos con nuestras pruebas del Test Técnico, en esta ocasión llevadas a cabo en las instalaciones del Centro Dinámico Pegaso, ubicado a menos de una hora de la Ciudad de México. 

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

Test Técnico:

Siendo el Supra un automóvil enfocado hacia un nivel de desempeño mayor al de otros coches que han pasado por esta prueba, modificamos algunos de nuestros criterios de evaluación.

Lo primero es que nuestro alce en seco procuramos empezarlo desde una velocidad más cercana o superior a los 70 km/h, pues a 65 damos por sentado que no habrá inconveniente alguno. 

Lo segundo es que agregamos una prueba de aceleración y frenada conjunta de 0 hasta 160 km/h y luego a 0 de nuevo, muy diciente para mostrar el comportamiento de ciertos componentes mecánicos que deberían estar preparados para más exigencia. 

El slalom se mantiene igual, aunque en esta ocasión puede que algunas de las transiciones entre conos hayan sido más agresivas. 

Alce en seco:

Siempre reaccionaba con un sobreviraje predecible y fácil de regresar en el que si acaso la cola tumbaba algunos conos pero jamás había sensación de descontrol, solo pedía una corrección oportuna. La dirección no perdía consistencia y siempre estaba a la dureza correcta para que no resultara muy delicada al actuar con rapidez. Curiosamente, al activar el modo Sport el sutil sobreviraje se convertía en un subviraje agudo que requería pisar el freno para obligar a la trompa a regresar al carril. 

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

0-160-0:

Nos sorprendió que con tan poco uso, ya estuviera habilitado un bien calculado Launch Control que arrancando desde 2,000 rpm asegura toda la tracción posible, que no se pierde pues el coche astutamente apura el cambio a segunda para no forzar las llantas. Se mantiene en el límite de adherencia y progresa con facilidad hasta que tras 12.4 segundos consigue los 160 km/h.

La detención a fondo desde ahí fue estable y sin incidencias, pues requirió 99 metros y 4.5 segundos. El estándar desde esta velocidad para una buena parada, de acuerdo a nuestra experiencia, es estar debajo de los 100 metros. El total fue de 16.9 segundos entre ambas mediciones y solo habríamos esperado un 100 a 0 en menos de 40 metros, que los habríamos visto posibles en una superficie más limpia.

  • 0 a 100 km/h: 5.5 s
  • 80 a 120 km/h: 3.8 s
  • 0 a 160 km/h: 12.4 s
  • 160-0 km/h: 99 m 
  • 100-0 km/h: 40.9 m
  • 0-160-0 km/h: 16.9 s
Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

Slalom:

Velocidad máxima: 54.7 km/h

En el slalom, el Toyota Supra muestra el balance característico de un auto deportivo con propulsión trasera, con un control ejemplar de los movimientos de la carrocería que solo se convierten en un muy controlable sobreviraje al límite, mismo que ayuda a cerrar la trayectoria del coche en cada cambio de apoyo.

La rapidez de la dirección, que solo da dos vueltas entre topes, permite apuntar con precisión, sumando a la propuesta de agilidad del conjunto.

Toyota Supra 2020 - México
Toyota Supra 2020 – México

Conclusión: 

Aprovechando la buena plataforma CLAR de BMW, Toyota hizo un gran trabajo en el que no solamente consiguen un coupé de gran equilibrio dinámico, también una propuesta con suficiente sabor para diferenciarse en un nicho mermado, pues el propio Z4 solo se vende de momento como convertible y el rival más directo en México termina siendo un Porsche 718 Cayman que con un no tan afortunado cuatro cilindros ofrece mucha menos potencia por un costo mayor, a cambio de un chasis más preciso por su motor central y puesta a punto, pero no tanta versatilidad y mucho menos un bonito sonido de escape… algo que parece irrelevante pero al final sí importa en una compra tan emocional como esta.

Agradecemos las facilidades prestadas a Centro Dinámico Pegaso por permitirnos usar sus instalaciones para la grabación y pruebas.

Ficha técnica Toyota GR Supra 2020:

Precio Toyota Supra 2020 en México (a agosto de 2019): $1,149,900