Al momento

Volkswagen T-Roc Cabriolet, una apuesta arriesgada para remplazar al Golf Convertible

T-Roc Cabriolet

La nueva T-Roc Cabriolet es el remplazo directo del Beetle y Golf Cabrio, pero será la única SUV generalista con un techo descapotable de lona.

Si la gente ya no compra autos tipo cabriolet tradicionales en los volúmenes en que lo hacían anteriormente, es muy posible que lo hagan si les das una mezcla entre un convertible y una crossover, especialmente sí se trata de una tan popular como la T-Roc.

T-Roc Cabriolet

La marca Volkswagen tiene una amplia tradición con la producción de convertibles, que comenzó desde los orígenes del Vocho en la década de los cuarentas de la mano de la carrocera Karmann.

Luego sigió el Golf MkI y más recientemente hemos tenido al Golf IV (que realmente tenía el chasis del MkIII pero con la carrocería de la cuarta generación), New Beetle y hasta el nuevo milenio con el Eos de techo duro retráctil y el Golf Mk6 que no se vendió en México.

La nueva T-Roc Cabriolet es un nuevo intento en un mundo poblado por SUVs y crossovers, aunque la idea no es nueva, con productos como la Range Rover Evoque Cabrio y Nissan Murano CrossCabriolet, que no tuvieron mucho éxito.

T-Roc Cabriolet

Refuerzos estructurales para hacerla más segura

La T-Roc Cabriolet se monta sobre la plataforma MQB, pero tiene mejoras estructurales importantes que la separan de las variantes convencionales. Para empezar, tiene solamente dos puertas, lo que la acerca al T-Cross Concept de hace unos años.

Lejos de haberle cortado el techo a la T-Roc, Volkswagen agregó 37 mm a la distancia entre ejes y a pesar de tener dos puertas, es 34 mm más larga. El diseño trasero es exclusivo de esta versión, y suma refuerzos estructurales bajo el monocasco, en el marco del parabrisas, paneles laterales y en las puertas.

El techo presenta un mecanismo familiar, con operación eléctrica que lo almacena en un compartimento arriba de la tapa de la cajuela en lugar de guardarlo bajo un panel. Esto lo convierte en uno de los techos eléctricos más rápidos de la industria, retrayéndose en solo nueve segundos a velocidades de hasta 30 km/h con operación vía un switch en la consola central o a través de la llave del auto.

Se ha priorizado el espacio en las plazas traseras y, a diferencia de los convertibles a los que estamos acostumbrados, Volkswagen asegura que la T-Roc Cabriolet tiene dos asientos útiles en la parte trasera con un maletero de 284 litros (161 litros menos que la T-Roc SUV). También se ha buscado mantener los niveles de ruido al mínimo, con sellos especiales para la puerta y techo.

T-Roc Cabriolet

Solo motores TSI, 1.0 y 1.5 litros

Solamente habrá dos motores para su lanzamiento, que de momento se contempla exclusivamente para el mercado europeo. Se trata de los conocidos propulsores de tres cilindros y 1.0 litros turbo con 113 hp y 148 lb-pie de par o el moderno 1.5 TSI Evo de cuatro cilindros con 148 hp y 184 lb-pie.

No se barajan motores TDI en la oferta de la T-Roc Cabrio y solamente el más potente se puede acoplar con una caja automática DSG de siete relaciones, mientras que una manual de seis va de serie con ambos motores.

T-Roc Cabriolet

Se presentará en el Salón de Frankfurt del próximo mes de septiembre y las primeras entregas en el viejo continente serán antes de que acabe este año. Con la T-Roc Cabriolet, parece más que confirmado que no habrá una versión techo del Golf Mk8, y estaremos pendientes de una posible aunque poco probable llegada a México.

Ahora lee

>> Foto espía: Volkswagen Golf Mk8, nuevas fotos y confirma motores TSI mild-hybrid

>> Audi despide al A3 Cabrio y queda solamente el sedán

>> Volkswagen T-Roc R: con 296 caballos de fuerza y mecánica similar al Golf R