Al momento

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid: Conozcan al Nuevo Rey de los SUVs

El Porsche Cayenne hereda parte del conjunto mecánico del Panamera Turbo S E-Hybrid, con 680 caballos y una autonomía eléctrica de hasta 40 kilómetros. Porsche lo ha mostrado tanto en carrocería convencional así como en la recientemente presentada versión Coupé. 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid
Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Tal como ocurre en el Panamera, el motor principal es un V8 de cuatro litros con dos turbos que por sí solo entrega 550 caballos y un par de 567 libras-pie. Éste se conecta a una transmisión automática de convertidor de torque con ocho velocidades (el Panamera es de doble embrague) que integra un motor eléctrico de 136 hp y 295 lb-pie, a su vez alimentado por una batería de iones de litio de 14.1 kWh almacenada detrás de la segunda fila y que resta 100 litros de capacidad de cajuela independientemente de si es un Cayenne o un Cayenne Coupé.

El gran total (recordemos que no es una suma lineal de ambos propulsores) es de 680 caballos y 663 lb-pie. 

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid
Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Siendo un híbrido enchufable, no solamente se carga por medio de la regeneración de energía sino conectándolo a la red. De ahí su autonomía sin encender el V8 y el hecho de que pueda moverse hasta un máximo de 135 km/h en modalidad del todo eléctrica.

En todo caso y pese a un aumento de peso que lleva a estos Cayenne Turbo S E-Hybrid muy por arriba de las 2.5 toneladas, el desempeño sigue siendo el objetivo principal, con un 0 a 100 km/h de 3.8 segundos y una máxima anunciada de 295 km/h (4.1 s y 286 km/h un Cayenne Turbo).

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid
Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Los frenos que ya se han visto en el comentado Panamera Turbo S E-Hybrid o en un Lamborghini Urus (de 650 hp) hacen presencia aquí por obvias razones, con discos carbono-cerámicos de 440 milímetros de diámetro al frente y 410 atrás, con pinzas de diez (sí, diez) y cuatro pistones, respectivamente.

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid
Interior Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Como en otros Cayenne (no todos), la suspensión neumática de tres cámaras se complementa con las barras estabilizadoras activas que funcionan a través de un sistema eléctrico paralelo de 48V, mientras la tracción integral cuenta con el soporte de un diferencial posterior activo para el reparto de la fuerza en dicho eje que, como opción, también puede ser direccional.

Casi como una curiosidad, con la carrocería Coupé y muy al estilo del paquete Weissach en un GT3 RS, hay un conjunto de opciones para reducir el peso, así que a través de unos asientos aligerados, unos rines de diseño especial o un techo de fibra de carbono, se restan 32 kilos.

Ahora lee:

>> Porsche Cayenne E-Hybrid 2019: 7 apuntes

>> Tesla Model X: 7 apuntes

>> Porsche 911 Carrera, ya está listo el 992 más accesible