Al momento

Dodge Day: manejamos casi 4,000 caballos de fuerza

Manejamos toda la gama de muscle cars de Dodge, incluyendo el totalmente nuevo Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye con 797 caballos de fuerza.

FCA celebró el jueves pasado el primer Dodge Day en México, un evento que reunió a la gama de deportivos de la marca que también sirvió para presentar de manera oficial al nuevo Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye como parte de la oferta para la compra de autos por un precio de $1,744,900.

Después de varios años en el mercado, precisamente desde el 2014, los 707 hp de las variantes Hellcat comenzaban a ser normales en una guerra de potencia entre las marcas americanas.

Dodge sintió presión cuando Chevrolet anunció al Corvette ZR1 con 755 hp, y ellos sabían que el Challenger Demon era más bien un experimento que acabaría pronto gracias a sus unidades limitadas.

Dodge Challenger Redeye

¿Cuál fue la solución? La firma americana fundada a principios del siglo pasado por los hermanos Dodge sabía que necesitaría un buque insignia que se colocara por arriba de todo lo que hay en su gama, y para mantener a los clientes en su regazo, lanzó la un nombre al mercado que seguramente en un futuro será una leyenda: Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye.

¿Es esta la interpretación más pura de los muscle cars en la actualidad? Sí, y todo está fundamentado por Dodge con el simple hecho de que pueden y quieren hacerlo.

Quizá no existe una dimensión de lo que son 797 hp en un vehículo, pero es como si juntáramos 12 unidades de Renault Kwid en un solo motor V8 HEMI supercargado de 6.2 litros.

El puro sistema de inducción forzada tiene 2.7 litros de desplazamiento, una capacidad mayor que muchos de los motores disponibles en la oferta para la compra de autos en México.

Dodge Redeye logo

Toda esta potencia va, como lo dicta la vieja escuela, al eje posterior. Nos habría gustado encontrar un tercer pedal y caja de velocidades manual, pero entendemos que, al añadir 80 hp a la receta, sería un vehículo difícil de manejar y controlar.

El Dodge Challenger Redeye será por siempre un deseo solamente ofrecido con transmisión automática.

La caja automática Torqueflite de 8 escalones (cuarta más rápida disponible en un vehículo de producción y fabricada por ZF) hace el trabajo de maravilla, sobre todo al gestionar la potencia cuando aceleramos desde 0 km/h.

De acuerdo con la marca, se puede llegar a los 100 km/h desde 0 en 3.4 segundos, pero nosotros lo logramos durante la prueba de manejo en 3.7 segundos.

Dodge Challenger faros

Dentro de otras mejoras mecánicas para el Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye tenemos un sistema de refrigeración de alto desempeño con dos intercoolers; uno de ellos se encarga solamente de enfriar el aire que entra a la cámara de combustión, mientras que el otro regula la temperatura del resto de elementos del tren de poder.

Dodge tiene en el Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye un hito que poco a poco comenzamos a ver menos gracias al fenómeno de los SUVs y los motores pequeños, pero sabemos que siguen apostando por un vehículo como este por la historia y base de fanáticos que tiene.

Recordemos que se trata de la tercera generación del Dodge Challenger, que se estrenó en el 2006 y a la fecha ha tenido un buen número de actualizaciones, pero ningún cambio significativo en cuanto a plataforma.

¿Qué tal se maneja?

En cuanto a la conducción, tener en tu poder 797 hp y 707 lb-pie de par no es algo relativamente fácil de controlar; solo basta un pequeño acelerón en el pedal cuando vamos rodando por arriba de los 50 km/h para hacer a los neumáticos derrapar.

Eso no significa que el Redeye sea una bestia incontrolable, pues tenemos la opción de regular varios atributos del vehículo desde la consola central, donde podemos ajustar la suspensión, respuesta del acelerador y la cantidad de caballos de potencia que ocupamos para la ocasión.

El motor puede ser limitado a “solamente” 500 hp al presionar un solo botón en la pantalla de infoentretenimiento Uconnect de 7 pulgadas compatible con los softwares modernos como Android Auto y Apple Carplay.

A pesar de su distribución de peso de 57/43, el Redeye es sorpresivamente neutral cuando se maneja adecuadamente. Claro, como buen vehículo con un alto caballaje y tracción trasera, el sobreviraje se hará presente si somos un poco desesperados con el acelerador al salir de las curvas.

Pero tampoco se libra del subviraje, pues hacer que poco más de 2 toneladas (2,015 kg) den vuelta no es una tarea fácil, así que tienes que ser paciente y cuidadoso con el Redeye para llevar a este deportivo al límite sin perder el control.

Otro de los elementos destacables del Redeye es el uso de unos neumáticos especiales Pirelli PZero con goma de clasificación R, que cumplen de manera aplaudible la tarea de poner en el piso la potencia, así como mantener lo más que se pueda el agarre.

Podemos resumir el manejo de este vehículo en una sola palabra: Brutal.

Dodge Charger SRT 2019

Como parte del Dodge Day también le pusimos las manos encima a otros vehículos de la marca, incluyendo un Challenger GT, 2 Challenger SRT Hellcat, un Charger SRT Hellcat y la única Dodge Durango SRT que existe en suelos aztecas.

En total, se manejaron 6 modelos:

  • Dodge Charger SRT Hellcat – 707 hp
  • Dodge Challenger GT – 305 hp
  • Dodge Challenger SRT Hellcat – 717 hp
  • Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody – 717 hp
  • Dodge Durango SRT – 707 hp
  • Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody Redeye – 797 hp
Dodge Day

La suma total de caballos de fuerza exprimidos en el Dodge Day fue de 3,950 hp, así podríamos describirlo como un día no tan convencional, pero uno de los más divertidos del año.

La firma americana quiere comenzar a realizar los Dodge Day de manera periódica en México, invitando a potenciales clientes de la marca y aquellos que sean amantes de los muscle cars para probar de lo que son capaces.

Ahora lee:

>> Cinco deportivos a considerar por más de 500,000 pesos: Audi S3 sedán, BMW M2, Chevrolet Corvette, Dodge Charger SRT Hellcat y Ford Mustang

>> Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye 2019, una bestia casi poseída por el demonio

>> A prueba: Dodge Challenger SRT Hellcat, 707 caballos en circuito y con imperdible video de 360 grados