Al momento

¿Cuales son los cinco niveles de autonomía?

El estándar más aceptado actualmente es el SAE J3016, pero ¿qué representa para que el conductor cada uno de los niveles de autonomía?

Aunque existen varios estándares de niveles de autonomía, el más aceptado actualmente es el impuesto por la Sociedad de Ingenieros Americanos (SAE, en inglés) que tiene vigente desde el año 2014 y consta de cinco niveles. En el 2013, la NHTSA impuso el propio con 4 niveles, pero tan pronto SAE publicó el suyo, se volvió el de referencia y es el que detallamos a continuación.

Nivel 1 – Sin pies

Ya pasó casi una década desde que se alcanzó el primer nivel de autonomía, con los primeros sistemas de control crucero adaptativo a base de radar, que podían medir la distancia con el auto al frente y reducir la velocidad, llegando incluso a detener al auto por completo si era necesario.

La característica distintiva de este nivel es que el conductor puede estar un determinado tiempo sin tener que operar ninguno de los dos pedales, y de este mismo software se derivaron asistencias de seguridad como el frenado autónomo de emergencia, que usa los mismos radares para frenar al auto por cuenta propia si detecta que hay un impacto inminente.

niveles de autonomía

Nivel 2 – Sin manos

Actualmente la mayoría de la industria se encuentra en este nivel de autonomía. Aquí, además de que el conductor puede no tener que tocar ambos pedales un determinado tiempo, puede también olvidarse de la dirección en el mismo período de tiempo.

El auto se encarga por esos momentos de los movimientos longitudinales (adelante, atrás) y también transversales (derecha, izquierda), pero el conductor no debe de quitar la atención del camino.

Los sistemas más avanzados actualmente en la oferta se encuentran en este punto, y lo que cambia entre ellos es la forma en la que le piden al conductor que haga notar su presencia.

El Autopilot de Tesla, por ejemplo, pide que tenga las manos en el volante aun si este gira por cuenta propia, mientras que el más avanzado hasta el momento, el Super Cruise de Cadillac, vigila el estado de atención del conductor a través de cámaras ubicadas en el interior, para mandar alertas y desactivarse si detecta que este se encuentra distraído.

Nivel 3 – Sin ojos

Existe solamente un auto con sistema de nivel 3, el Audi A8. En este sistema, se mantienen los puntos del nivel 2, pero por primera vez, el conductor puede quitar totalmente la mirada del camino y dejar de prestar atención por algunos momentos, solo por algunos momentos y en ciertos caminos, preparado para tomar el control si el auto lo considera necesario.

El estándar SAE J3016 especifica que para alcanzar el nivel 3, es clave que el auto sea capaz de avisarle al usuario con tiempo sobre algún problema con el sistema de cámaras y sensores o con el camino, para que este pueda tomar el control a tiempo y de forma segura.

El Audi A8 de nueva generación con el sistema de conducción autónoma se encuentra disponible principalmente en ciertos países de Europa, como Alemania, que ya han reformado sus regulaciones para permitir el uso de estos sistemas. Japón se encuentra evaluando la nueva normativa y en países como Estados Unidos o el Reino Unido parece todavía lejano.

Nivel 4 – Sin atención

El nivel 4 llegará, según muchas de las armadoras, a mediados de la década entrante. La particularidad es que ya no habrá un conductor como tal, porque podremos olvidar totalmente nuestras responsabilidades al volante sin que esto se considere inseguro.

No obstante, solamente funcionará en ciertos caminos con situaciones ideales; señalamientos en condiciones, buena calidad del pavimento, con pendientes limitadas y con pocas curvas. Cuando estas condiciones se cumplan, los autos de nivel 4 podrán manejarse solos.

niveles de autonomía

Nivel 5 – Sin conductor

El nivel más alto es en el que los autos podrán circular por las calles de forma segura sin tripulantes; ya podrás mandar a tu auto a la escuela de tus hijos para que los traiga de regreso a casa sin que nadie conduzca.

En este punto, el volante será, con mucha seguridad, equipamiento opcional para quienes desean tomar el control voluntariamente de vez en cuando, aunque antes tendrá que solventarse el tema de la interacción entre estos autos con aquellos que sí tienen un conductor en los mismos camino.

Ahora lee

>> A Prueba: Audi A8 55 TFSI, cambio de roles

>> Volkswagen planea tener coches autónomos para el 2025

>> Los vehículos autónomos podrán romper las leyes de tránsito en favor de la seguridad