Al momento

Volkswagen Gol Edición 10 Años – Test Técnico – La voz de la experiencia

Después de 10 años a la venta en nuestro mercado, el Volkswagen Gol continua como una de las referencias en el segmento de entrada, a pesar de la longevidad del modelo

Mientras Volkswagen celebra una década de su Gol a la venta en México, el resto de la competencia presenta nuevos y mejorados rivales para componer un segmento de entrada sumamente nutrido.

Si bien el Gol presume de una buena reputación y de ser uno de los favoritos en esta categoría, los años no pasan en vano y la veteranía de la plataforma de este modelo, ¿tiene lo necesario para seguir competitivo?

En una palabra, sí, pero vamos a analizarlo por partes, para ver el porqué.

Fórmula comprobada

El Volkswagen Gol es un hatchback subcompacto que se encuentra a la venta a precio de un pequeño citadino, es uno de los modelos de entrada favoritos del mercado y cuenta con un buen espacio y una motorización suficientes para el día a día de las familias, una fórmula comprobada que se convierte en muy buen argumento de compra.

Por cierto, con la última actualización en 2019, se despide la versión sedán, quedando únicamente a la venta el hatch, lo cual pude hacerle perder muchos potenciales clientes en nuestro país.

Lavado de cara

Aún así, el Gol recibe una justa actualización de la mano de un frente más fresco con parrilla y faros de mayor tamaño, además de una fascia que integra mejor los faros de niebla y las entradas de aire para alinearse al estilo de otros modelos de la casa alemana.

Pero en realidad, los cambios no van mucho más allá de detalles únicos para este año/modelo y, en específico, para esta versión de aniversario, como los rines de aluminio exclusivos y un sticker de 10 años en el poste C.

Espacio suficiente

Por dentro, integra un tablero de diseño y disposición similar a lo visto en el Golf, aunque con su respectiva diferencia en materiales pues todos son plásticos duros e incluso un poco más brillantes de lo que nos hubiera gustado, ya que en ciertas ocasiones del día reflejan mucho al parabrisas; aun así, creemos que cumplen y se ve en general muy bien.

Por otro lado, la postura de manejo es bastante cómoda y permite tener una muy buena visibilidad desde el puesto de conducción, además de que los ajustes regulables de asientos y columna de dirección permiten acomodarse con facilidad.

El espacio es suficiente para que 4 adultos viajen con relativa comodidad, además de que contamos con una cajuela de 285 litros que resulta más que suficiente para el día a día o unas maletas para salidas ocasionales. Su rival más directo, el March, se queda detrás con los 230 que ofrece.

Del mismo modo, el nivel de equipamiento de la versión de aniversario es muy completo, con la adición de un sistema de infoentretenimiento con pantalla de 6.5 pulgadas y sistema AppConnect para conectarse a las plataformas de Android Auto y Apple Carplay.

También tenemos un aire acondicionado de funcionamiento sencillo pero efectivo, elevadores eléctricos en las 4 ventanas, cierre centralizado con función “verano”, mandos al volante y sensores de estacionamiento traseros, a falta de una cámara de reversa.

Aún así, los orígenes básicos del Gol no dejan de estar presentes, pues se muestran los lugares en donde se colocaban los elevalunas manuales y los seguros en las puertas, además de haber colocado a los controles de los cristales traseros en el tablero pues no se contemplaba su incorporación en modelos anteriores.

Huesos fuertes

Pero quizás, la mayor ventaja de Gol sobre sus competidores, es precisamente su plataforma, la PQ24 que fuera desarrollada para productos globales, como el Skoda Fabia o el SEAT Ibiza de tercera generación, (aquel que tenía aires de Alfa Romeo 147).

El uso de esta plataforma surgió de la necesidad de ofrecer un sustituto para Latinoamérica del Pointer, que estuviera a la altura de los modelos más modernos de la marca en cuestión de calidad, tanto de materiales y ensamble, pero sobre todo, de marcha.

Este último es precisamente uno de los mejores apartados del Gol, con una suspensión de corte suave que es capaz de filtrar muy bien las imperfecciones del camino y entregar una marcha que transmite seguridad detrás de los mandos.

La dirección es muy precisa, nos deja saber muy bien qué sucede con las ruedas delanteras en todo momento, mientras que el eje trasero con esquema semirrígido, sigue fielmente a las indicaciones.

Mecánica simple

Por otro lado, el motor de 4 cilindros de 1.6 litros de cilindrada, entrega apenas 101 hp y 105 lb-pie de torque que, a pesar de parecer poco, se encuentra dentro de los más potentes del segmento de entrada, en donde varios competidores no alcanzan el centenar de caballos.

El tope de potencia se encuentra arriba del tacómetro, pero gracias a que el torque está disponible desde las 2,500 rpm, se puede circular con agilidad en la ciudad e incluso en carretera, aunque hay que trabajar con la caja manual, para mantener el régimen de revoluciones en el rango óptimo.

Ahora que tocamos el tema de la caja, la manual de 5 es la única disponible, ya no tenemos versiones con cajas automáticas, ni siquiera la infame i-Motion robotizada que podía echar a perder toda la experiencia de manejo con sus sobresaltos.

El uso de esta transmisión es suficiente para un modelo como el Gol, digo, una de 6 relaciones aprovecharía mejor el motor, pero al final cumple muy bien. Sin embargo, el no ofrecer opciones automáticas, favorece al rival de Nissan.

Los consumos que nos entregó el Gol son bastante satisfactorios, logrando cifras de 11 km/l en ciudad y hasta 15 km/l en carretera, obtenidos con gran facilidad, o sea, sin cuidar mucho la conducción.

Durante la prueba del Gol tuvimos la oportunidad de salir fuera en una carretera con muchas curvas cerradas, con subidas y bajadas pronunciadas y, debemos decir que el pequeño Gol no nos defraudó en ningún sentido.

Es capaz de afrontar las curvas con mucho aplomo, filtrar los baches de manera sobresaliente y de empujar lo suficiente para mantener un buen ritmo durante las pesadas subidas con todo y tráfico.

Sólo en caminos muy maltratados, el eje posterior se descoloca un poco, aunque sin mayores aspavientos.

Nos queda claro que el uso de una plataforma global le confiere al Gol de un muy buen manejo, otorgando mucha confianza a los mandos del hatchback subcompacto, mejor que muchos de sus rivales.

Seguridad básica

Ahora, en términos de seguridad tenemos un paquete apenas justo, con aciertos y mejoras, por ejemplo, con un sistema de frenos antibloqueo y un par de bolsas de aire, no hay control de estabilidad, pero si hay cinturones de 3 puntos para todas las plazas.

Tampoco contamos con anclajes para sillas de bebé, pero sí con 3 cabeceras en el asiento posterior.

#TestTécnico

Entonces, ¿Cómo se desempeña la plataforma del Gol en una situación al límite? ¿Afecta su veteranía? ¿Es suficiente para ser competitivo en un segmento en donde un recién llegado Renault Kwid ya ofrece hasta 4 bolsas de aire por un precio menor? Vamos hasta el Autódromo Guadalajara para ver como se comporta en el Test Técnico de Autología.

Primero, la aceleración de 0 a 100 km/h nos muestra que el motor es suficiente para las tareas citadinas, aunque no debemos esperar intenciones velocistas de este modelo, pues conseguimos los 100 km/h en 14.4 segundos.

Ahora, el sistema de frenos tiene una buena respuesta, con un tacto del pedal consistente, aunque con una distancia no muy decorosa, necesitando cerca de 44m para lograr la detención total en el mejor de los casos y estirando hasta los 49m después de varios intentos.

El Slalom evidencia el corte blando de la suspensión, a través de un perceptible balanceo de la carrocería, pero la dirección es bastante precisa para lograr trazar el ejercicio sin problemas. Además, al no contar con un control de estabilidad o tracción, permite seguir acelerando hasta el límite de adherencia. La mayor velocidad conseguida fue de 47.2 km/h.

Ahora vamos a la prueba del Alce. La primera pasada, a poco menos de 60 km/h, permite trazar sin problemas el ejercicio, la respuesta de la dirección nos deja saber hacia dónde apuntan las llantas y el eje trasero sigue las indicaciones sin sobresaltos.

En la segunda pasada, a 62km/h la suavidad de la suspensión aumenta el balanceo de la carrocería que, al no contar con un control de estabilidad que disminuya la velocidad, nos hace sentir que vamos algo sueltos en el cambio de carril, pero es de nuevo la dirección, con su rápida respuesta, que nos deja trazar sin problemas.

Ya en la tercera pasada, a 74km/h, es muy notorio el balanceo, pero nos sorprendió el aplomo con el que realiza el cambio de carril, pues no se nota que se levante alguna de las ruedas al realizar la maniobra, tenemos un leve sobreviraje que igual nos ayuda a apuntar hacia la salida del ejercicio. Sobresaliente.

La experiencia habla

El verdadero valor del Volkswagen Gol se encuentra en su plataforma, la cual lo mantiene más que competente en contra de rivales que fueron desarrollados recientemente, mostrando una gran diferencia en la seguridad que transmiten al volante.

Sí, es cierto que si tuviera un equipo de seguridad más completo sería un gran auto, pero eso también elevaría mucho el costo, y creemos que, por este rango, realmente ofrece una buena opción para quienes buscan un auto sin gastar mucho dinero, pues las 2 versiones a la venta bajaron su precio ahora son muy competitivas entre todos los autos en venta. Ahora están disponibles entre 185 mil pesos y 215 mil pesos por esta de aniversario.

*Precios vigentes en Julio de 2019.

Ahora lee:

>> Especial compras 2019: 5+ autos económicos y de bajo consumo que llegan a México este año

>> Análisis: 7 apuntes del Suzuki Ignis GL

>> Análisis: ¿Qué tan complejo y costoso es agregar ESP a todos los autos?