Al momento

Chevrolet Corvette 2020, reflexión: Debe de seguir el camino del Audi R8

Audi fue muy inteligente con la forma en la que posicionó al R8, y creemos que Chevrolet tendría que seguir esos pasos con el nuevo Corvette Stingray.

El Corvette 2020 se ha convertido un superauto de motor central por la promesa de desempeño, sin embargo, no tiene un precio tan alto y tampoco cuenta con un emblema de marcas como Ferrari o Lamborghini.

Algo similar le sucedió al Audi R8 cuando recién se presentó hace más de 10 años, pues aunque Audi, a diferencia de Chevrolet, sí es una marca Premium, venía del mismo fabricante que vendía coches relativamente comunes como el A3, por un precio relativamente accesible.

Audi R8, primera generación

Entonces, el R8 tuvo una propuesta que conquistó a la mayoría a pesar de no ser un deportivo italiano, y es esa misma la que vamos a analizar y la que creemos que debe de seguir el nuevo Corvette Stingray.

El Audi R8 fue un ganador desde la planeación

Audi fue muy inteligente con el R8 original al no intentar compararlo con Ferrari y aunque compartía componentes con el Lamborghini Gallardo de la época, el enfoque era muy distinto a través de un cambio en la puesta a punto.

El Audi R8 triunfó porque irrumpió en el mercado con puntos muy particulares. Sí, tenía en el motor en posición central y dinámicamente era fantástico, pero apostó por ser un superauto que, al menos en ciertos mercados, podía usarse diariamente.

Audi R8, primera generación

Era amplio, tenía espacio para almacenar las compras o equipaje, podía pasar por topes, la marcha era perfectamente tolerable en trayectos urbanos y hasta se creó una fama de relativa confiabilidad.

En ese sentido, el Corvette debe de intentar igualar al superauto de los cuatro aros, con una mezcla de buen valor por el dinero, dinámicas de manejo dignas de un auto más costoso y con el espacio y confort de un Gran Turismo.

Corvette Stingray 2020

Hasta ahora, va bien, porque el nuevo Corvette C8 costará menos de 60 mil dólares en Estados Unidos, lo que lo pone lejos de los italianos, lo suficiente para nadie se atreva a compararlos al momento de tomar una decisión de compra. El motor es un V8 cuya base ya se usaba en la generación pasada y que sabemos no será muy difícil de mantener, además de que debería aguantar varios miles de kilómetros antes de necesitar reemplazos de piezas y cuando eso suceda, seguramente no será muy costoso hacerlo.

De hecho, Chevrolet ya anunció que el mantenimiento podrá hacerse sin tener que retirar el motor de su sitio y que los componentes clave son de fácil acceso, algo de lo que no pueden presumir todos los exclusivos superautos italianos. También tiene espacio para guardar hasta dos maletas en la parte trasera y uno más pequeño en el frente, justo donde iría el propulsor.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

Muy prometedor

El Corvette necesita de un volumen de ventas considerable para mantener el proyecto viable. Aunque ambos son deportivos estadounidenses de motor central, el Corvette no compite con el Ford GT simplemente porque este último es un modelo de producción muy limitada con un precio de 400 mil dólares y el Corvette ha sido destacado por ser el auto deportivo de las masas, aquel sueño alcanzable para muchos.

Por otro lado, está Acura NSX, que es el ejemplo preciso de lo que Chevrolet no debe hacer con su Corvette. Pretende competir directamente con los nombres gordos del negocio, y aunque sus números no son malos y el arsenal tecnológico es digno de su precio, simplemente no ha sido considerado como una alternativa por aquellos que compran en ese rango de precios.

Acura/Honda NSX 2019

De esta forma, el Corvette podría convertirse en la ganga del siglo para aquellos entusiastas que busquen usar sus autos todos los días, pero teniendo en mente que pueden llevarlos a autopista por muchos kilómetros sin terminar fatigados e incluso ir a la pista a asustar a autos del doble de precio.

Con una aceleración de 0 a 60 mph (96 km/h) en menos de 3.0 segundos, frenos Brembo de alto desempeño en las cuatro esquinas, modos de manejo, suspensión moderna en las cuatro esquinas y una inédita caja de doble embrague con ocho relaciones, el Corvette C8 es justo lo que imaginábamos que sería, y no podemos esperar a manejarlo.

2020 Chevrolet Corvette Stingray
Corvette Stingray 2020

Ahora lee

>> Ford extiende la producción del GT hasta el 2022

>> Chevrolet Corvette Stingray 2020: 5+ cosas que nos sorprendieron

>> Chevrolet Corvette: un viaje por sus ocho generaciones