Al momento

Chevrolet Corvette Stingray 2020: Ahora es un superauto con motor central

El nuevo Corvette Stingray 2020 ya es una realidad, con el tan esperado motor V8 central y 495 hp que lo convierten en el más rápido de la historia.

Tras varios esfuerzos de producir un Corvette con motor central en los últimos 50 años, el sueño de Zora Arkus-Duntov al fin se ha hecho realidad.

El corazón de un Chevrolet Corvette siempre ha sido el motor, y aunque ahora está en otro sitio, sigue siendo tradicionalmente el de un Corvette. Se trata de una evolución del bloque del C7, ahora llamado LT2, con 6.2 litros de desplazamiento, 495 hp y 470 lb-pie con el paquete opcional de alto desempeño. Son 35 caballos más que en el C7 y 5 lb-pie adicionales.

Corvette Stingray

Una mecánica familiar, con innovaciones nunca antes vistas en un Corvette

Como debe de ser en un superauto, la joya de la corona, el motor en este caso, queda expuesto y las piezas que son visibles han sido diseñadas con la apariencia y la forma en mente.

El bloque del Corvette Stingray está fabricado en aluminio y está diseñado específicamente para esta aplicación de motor central, pensando en reducir el peso y bajar el centro de gravedad. Chevrolet asegura que es el motor atmosférico más potente en un auto de motor central, e increíblemente, mantiene las dos válvulas por cilindro en disposición OHV.

El Corvette Stingray 2020 tiene otro atributo inédito, con la primera transmisión automática de doble embrague, de ocho relaciones en este caso. Es la única opción, lo que quiere decir que el Corvette se suma a la lista de deportivos que despiden a la caja manual, pero es más rápida.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

La primera relación es corta para darle los arranques más rápidos y luego, entre la segunda y la sexta marcha para mantener la caída de rpm al mínimo con cada cambio y tener al motor girando siempre en su punto más dulce. Finalmente, la séptima y la octava son más largas para uso en autopistas.

Como debe de ser en un superauto, la potencia se transmite al eje posterior a través de un transeje con diferencial de deslizamiento limitado.

Ahora que la mayoría del peso se encuentra encima del eje trasero y no del delantero, el Corvette Stingray con el paquete Z51 de alto desempeño será el más rápido de la historia, alcanzando las 60 mph en menos de 3.0 segundos ayudado por el launch control con seis modos de manejo: Clima, Tour, Sport, Track, MyMode (configurable para uso en las calles) y ZMode (configurable para uso en circuito).

La nueva plataforma está fabricada usando una serie de materiales avanzados como el aluminio y la fibra de carbono que se construye alrededor de un túnel central.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

Por primera vez en la historia el Corvette no tendrá una suspensión trasera de ballestas transversales, e incorpora un moderno esquema de doble brazo A en ambos extremos con resortes helicoidales. Habrá cuatro etapas para la suspensión, todas ellas más firmes que en el C7 y con la cuarta generación del control magnético en las FE4.

El Corvette Stingray podrá elevar la nariz gracias a este esquema para evitar obstáculos que puedan dañar el difusor de aire frontal, elevándose cuatro cm en 2.8 segundos a velocidades de hasta 40 km/h. El sistema puede recordar ciertos lugares para elevarse siempre que pasa por ahí a través del GPS del sistema de infotenimiento.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

Los frenos son firmados por Brembo, con calipers de cuatro pistones y rotores de 12.6 pulgadas en ambos ejes. Monta llantas Michelin para todo clima con rines de 19 o 20 pulgadas, además, el paquete Z51 que mencionamos antes las cambia de fábrica por unas Michelin Pilot Sport 4S y tiene otros atributos que lo hacen muy valioso.

Cambia la relación del eje trasero por una más deportiva, mejora la capacidad del sistema de enfriamiento, agrega un sistema de escape de alto desempeño, incrementa el tamaño de los discos de freno a 13.6 pulgadas al frente y 13.8 detrás y monta el esquema de suspensión FE3, el más deportivo antes del FE4 con control magnético.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

La cabina más tecnológica de su historia

En el fondo, sigue siendo un Corvette, y este modelo siempre se ha caracterizado por ser un deportivo de uso cotidiano. A pesar de tener el motor detrás de los asientos, cuenta con un compartimento de carga para almacenar un par de paquetes medianos, mientras que el compartimento al frente permite llevar una maleta de mano tamaño estándar.

La cabina es representa un cambio radical, con un nuevo volante hexagonal de dos brazos que toma el protagonismo y una cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas totalmente personalizable. Se siente más avanzado que nunca, aunque todo sigue girando alrededor del que conduce, pues la pantalla táctil central está angulada hacia la izquierda.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

La marca se enfocó en tener los mejores materiales, ya que si dinámicamente buscaban enfrentarlo con los mejores deportivos europeos, el interior debía estar a la altura. Es una historia que nos cuentan desde la llegada de la sexta generación, y aunque ha habido mejoras notable frente a los acabados de plástico de los modelos de los ochenta y noventa, nunca había estado parejo con lo mejor de Audi, Ferrari, Lamborghini o Aston Martin en este aspecto.

Hay piel forrada a mano, metal auténtico, acabados de fibra de carbono opcionales y seis alternativas de color para el interior, que se combinan con seis colores para el cinturón de seguridad y tres para las costuras.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

Las opciones para el Corvette Stingray no paran ahí, con tres diferentes asientos que todavía priorizan el confort pero que en teoría al menos tendrán un mejor soporte lateral. Los GT1 son los más básicos, mientras que los GT2 y Competition Sport son opcionales; estos últimos son más radicales y están pensados para la pista, mientras que los GT2 tienen funciones de calentamiento o ventilación y son más confortables.

No hay una palanca de cambios como tal, y en su lugar aparece un esquema de cambios por botón, mientras que los 20 botones separan a los dos asientos. Una novedad más: El Corvette Stingray se fabricará con el volante a la derecha por primera vez en sus 66 años de vida, pensando en mercados como Japón, Reino Unido y Australia.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

El precio en Estados Unidos arranca por debajo de los 60 mil dólares, un muy buen valor para un auto deportivo serio con estas capacidades. No sabemos todavía cuanto podría costar en tierras aztecas, pero si llegara por alrededor de 1.2 o 1.3 millones de pesos cuando se incorpore a la oferta para compra de autos en México sería sumamante atractivo, ya que alternativas como el Audi R8 o el Porsche 911 arrancan por encima de los dos millones y en el papel al menos, las características son muy parecidas.

Ahora lee

>> Chevrolet Corvette 2020: los 9 intentos previos de motor central

>> Chevrolet Corvette Stingray 2020: 5+ cosas que nos sorprendieron

>> Chevrolet Corvette: nuestro Top 5 del C1 al C7

>> Chevrolet Corvette: un viaje por sus ocho generaciones