Al momento

Jeep Grand Cherokee 5.7 2019: 7 apuntes

Pese a su recorrido en el mercado, la variada gama de la Grand Cherokee con el motor HEMI de 5.7 litros la muestra aún como una compra muy interesante. Aquí algunos motivos.

1. Veterano y efectivo

El HEMI 5.7, sin ser el más moderno entre sus equivalentes, tiene a su favor años y años de confiabilidad comprobada y mejorada, pues sigue siendo un gran bloque de hierro con dos válvulas por cilindro, mismas empujadas todavía por varillas, eso sin contar con que la relación de compresión acepta gasolina de bajo octanaje (Magna de 87 octanos) y, como tal, ni siquiera hay inyección directa. El único guiño tecnológico está en la distribución variable o en la desconexión de cilindros en situaciones de baja carga para reducir el consumo que, como tal, también ya tienen mucho desde su implementación. El V8 es bueno para 360 caballos y 390 libras-pie, las cuales ya están disponibles en gran parte desde un régimen bajo así que no se necesitan muchas revoluciones para obtener lo mejor. Es un motor refinado, suave, contundente y parejo en su respuesta.

Caja automática y modos de manejo en la Jeep Grand Cherokee

2. Modernización

Aunque las primeras Grand Cherokee equipaban una austera transmisión automática de cinco velocidades, desde hace unos seis años tomó su lugar la mucho más vigente unidad proveída por ZF con ocho cambios y mejor aprovechamiento del motor por su menor caída entre marchas, mayor suavidad o más rapidez al ejecutar reducciones. Una de las cajas automáticas más queridas del mundo que no solamente usa FCA en su Grand Cherokee o en las Ram, pues también han conseguido buenos resultados en los productos con motor longitudinal de los grupos Volkswagen o BMW.

Jeep Grand Cherokee Summit

3. Genes alemanes

La Grand Cherokee, en su generación WK2, es uno de esos últimos herederos de la vieja alianza con Daimler, pues su arquitectura se gestó como parte del convenio que daría vida también a la anterior Mercedes-Benz Clase M (ahora GLE), de código interno W166 y que comparte con la Grand Cherokee una base que incluye una suspensión de excelente funcionamiento y, al final, un comportamiento y manejo que resalta por su precisión y agilidad que, eso sí, se limitan naturalmente por un peso que tiende a ser elevado, como en otros SUV de este tipo. Un problema que hizo famosa a la Grand Cherokee, en el que tendía a desllantarse (el neumático se salía del rin) por un excesivo apoyo del eje delantero durante maniobras evasivas llevadas a cabo en Europa a plena capacidad de carga, fue corregido mediante programación del control de estabilidad hace más de cinco años, así que quienes recuerden eso y consideren este vehículo, no deberían preocuparse.

Jeep Grand Cherokee Trailhawk

4. Para cada necesidad

Este artículo lo hemos hecho puntualmente de la Grand Cherokee con el 5.7 porque, así también haya unas V6 4×2 o las brutales SRT y Trackhawk, de la 5.7 hay cinco versiones, o más bien cuatro convencionales y una de la que hablaremos en el siguiente apunte. 

La primera es la Limited ($949,900), de por sí bien equipada con luces bi-xenón, rines de 20 pulgadas, piel Nappa, asientos laterales y volante calefactables, sistema de sonido Alpine de nueve altavoces, detector de objetos en el punto ciego o la obligatoria dotación de seguridad con siete airbags y control de estabilidad. Le sigue la Limited Advanced ($982,900), que agrega una preparación especial para remolcar más (3.3 en vez de 2.2 toneladas) a través de un sistema de refrigeración más robusto, además de la instalación de los acoples respectivos. Ésta pierde el quemacocos pero suma en seguridad un control de crucero activo, alerta de colisión frontal y por abandono de carril, ayuda automática de estacionamiento o sensores de proximidad frontales. Parece un buen trato por 33,000 pesos extra. A partir de ahí está la Trailhawk enfocada al manejo off-road con decoraciones específicas, una suspensión neumática de mayor recorrido para mejores ángulos todoterreno y protecciones extra en los bajos y que cuesta 1,029,900 pesos. Cierra la Summit ($1,264,900), que es la Grand Cherokee más lujosa también con suspensión neumática, aunque con un interior mejor acabado entre la madera de poro abierto o la piel “Laguna” de tacto más suave. En esta hay un sistema de sonido que pasa a ser harman/kardon con 19 altavoces.

Jeep Grand Cherokee Limited

5. Opción blindada

FCA es una de las pocas compañías que ofrece un vehículo blindado de fábrica en México, alternativa por lo general presente en las tres principales marcas premium alemanas (hay blindadoras independientes también). Sobre la Grand Cherokee Limited Advanced y por 1,777,900 pesos se dota un blindaje nivel IIIA bajo el estándar estadounidense NIJ, apto contra asaltos asociables a delincuencia común con armas cortas tipo 38, .44, 9 mm o .357, entre otras.

Interior Jeep Grand Cherokee

6. Discreción

En ciudades cuya situación se pone cada vez más complicada, la Grand Cherokee creemos tiene un diseño con más probabilidad de camuflarse entre la fauna automotriz local, sin detalles excesivamente ostentosos y sin un emblema que el ladrón de a pie tienda a asociar a un vehículo muy costoso, lo que la hace un objetivo menos probable en zonas difíciles o en el tráfico pesado en lugares complejos. La discreción es un argumento a favor y se sigue gozando de los beneficios de un SUV muy equipado y capaz.

7. Tamaño correcto

Con 4.82 metros de largo y 1.94 de ancho, la Grand Cherokee califica como un SUV mediano tirando a grande, pero entre los años que ya lleva en el mercado y la constante tendencia de crecimiento de algunas de sus rivales directas e indirectas (esta Jeep juega entre el las marcas convencionales y las premium), se ha quedado en unas proporciones más razonables y maniobrables pues, por poner algunos ejemplos, SUVs de cinco puestos como una Blazer ya van en 4.85 y 1.96 m, respectivamente (esos pocos centímetros empiezan a ser determinantes) o una GLE de las nuevas ya se brinca hasta los 492 cm de longitud. También influyen unas formas no tan exageradas ni arriesgadas, lo que ayuda a la visibilidad.

Ahora lee:

>> Chevrolet Suburban 2019: 7 apuntes

>> Jeep Renegade 2019: 7 apuntes

>> 9 cm extra para el Dodge Charger SRT Hellcat Widebody