Al momento

Autos automatizados, el futuro en seguridad y confort

Los autos conectados de hoy cuentan con sistemas de monitoreo que pueden alertar a un conductor de peligros potenciales y poseen el poder de 20 computadoras.

Gracias al internet, es un hecho que se ha transformado radicalmente el mundo, y la industria automotriz no es la excepción. No podemos imaginar un auto en la actualidad que no este conectado a la red, y se espera que en 3 años existan más de 380 millones de vehículos de este tipo circulando.

¿Qué es un auto conectado?

Son aquellos con acceso a internet a través de un flujo de datos móviles que le permite hablar con otros dispositivos, como teléfonos inteligentes, tanto dentro como fuera de él.

En un futuro no lejano, se quiere estén interactuando con otros vehículos como ambulancias o patrullas y con los semáforos, lo que ayuda a evitar accidentes, reducir la congestión y otros retrasos.

“La conectividad ha sido clave para que fabricantes como Ford, ofrezcan un mayor nivel de comodidad, facilidades y seguridad a los pasajeros”, comenta Linus Mattson, supervisor de infoentretenimiento de Ford Asia Pacífico. “A medida que la tecnología avanza, podemos esperar un futuro con un ecosistema de dispositivos e infraestructura interconectados que lo abarque todo, elementos que interactúen entre sí de una manera que cambiará el mundo”.

Experiencia digital

Hoy en día podemos controlar los sistemas de información y entretenimiento, siendo el auto un teléfono inteligente pero con ruedas y dan la posibilidad a los conductores de extender su vida digital a la calle con un poco más de seguridad.

Un ejemplo palpable es el sistema activado por voz de Ford SYNC3, permite controlar las funciones de navegación, audio y climatización, así como enviar mensajes de texto y hacer llamadas telefónicas, todo sin quitar la vista del camino ni las manos del volante.

La conectividad aporta al ahorro de tiempo y dinero. Muchos sistemas de navegación pueden verificar las condiciones del tráfico en tiempo real y sugerir rutas alternativas, lo que se traduce en desplazamiento más cortos y en una conducción más eficiente.

Seguridad cuando la necesites

Los automóviles conectados de hoy cuentan con sistemas de monitoreo que pueden alertar a un conductor de peligros potenciales, a través de cámaras y sensores. Algunos están para intervenir y tomar el control, si es necesario, para evitar un accidente.

Los vehículos equipados con el sistema de preservación de carril de Ford usan una cámara montada detrás del espejo retrovisor para monitorear las marcas de los carriles de la carretera. Cuando detecta un desvío involuntario, el sistema está diseñado para alertar al usuario a través de la pantalla del panel de instrumentos o para tomar el control del volante y dirigir suavemente el vehículo hacia su carril.

A medida que se avanza la experiencia de conducción será más segura, más productiva, eficiente.

Ahora lee:

>> Volkswagen y Microsoft de la mano en el desarrollo de tecnología para vehículos conectados

>> Jaguar Land Rover ya está probando en carretera sus vehículos autónomos y conectados

>> 7 Apps imprescindibles para ahorrar combustible y estar cien por ciento conectado con tu vehículo