Al momento

Kia Sorento SXL AWD 2019: 7 apuntes

La versión más completa del SUV mediano en Kia es una gran muestra de uno de los principales valores de la marca: la relación costo/beneficio. Aquí algunos de sus puntos destacados. 

Kia Sorento 2019

1. Recorrido

Para quienes aún son ajenos a lo que es Kia y piensan que empezaron a hacer autos ayer, no sobra mencionar que la actual Sorento es la tercera generación del modelo, aparecido por primera vez en 2002 como complemento a la gama, pues la Sportage ya tiene recorrido desde 1995 y fue de los primeros SUVs compactos que se lanzaron a nivel global. Es más, la siguiente Sorento no debe tardar en presentarse y así como puede verse como una desventaja considerar una actual, también es posible abordarlo desde un punto de vista positivo en el sentido de que los posibles problemas que hayan podido surgir ya se solucionaron con el paso de los años.

Kia Sorento 2019

2. Menos por más

Si ponemos a la Sorento más equipada con algunos rivales asiáticos cercanos, también en sus variantes de seis cilindros con tracción integral y la mayor cantidad de accesorios disponible, veremos que la Kia, incluso siendo mejor en algunos apartados a alguna de estas alternativas, sigue siendo más accesible. A julio de 2019 una Sorento SXL AWD queda en 746,900 pesos, una Mazda CX-9 Signature AWD en 800,900, una Toyota Highlander Limited BR en 755,900 (esta es tracción delantera) y una Pathfinder Exclusive AWD, inexplicablemente, es la más costosa en 840,000 pesos, siendo la menos competitiva en aspectos como su calidad de armado, manejo o confiabilidad de su caja CVT.

Su equipamiento no decepciona con volante calefactado, asientos delanteros ventilados, cortinillas laterales, techo panorámico, detector de objetos en el punto ciego, guarnecidos símil alcántara además de piel real o luces LED con un seguimiento en curvas muy efectivo. 

Kia Sorento 2019

3. Desempeño mejorado

Uno de los puntos de mejora de la Sorento era su caja automática de seis velocidades, de largas relaciones que hacían que, a plena aceleración, el V6 no cayera en su zona más óptima de torque. Con la actualización que de comienzos de 2018, el 3.3 de 290 caballos y 252 lb-pie recibió una transmisión de ocho marchas que aprovecha mucho mejor la energía disponible. El 2.4 de entrada conserva la de seis cambios.

Interior Kia Sorento 2019

4. Por encima del promedio

Un apartado en el que ha hecho un claro esfuerzo Kia es en el refinamiento, pues al final la Sorento, orientada para el mercado estadounidense y de hecho armada en dicho país, tiene que enfrentarse a marcas muy establecidas, en especial de Japón y también americanas que llevan varias décadas fabricando SUVs de similar perfil. En sus acabados es evidente parte de la dedicación, con remates de calidad, piel de buen tacto y un ajuste que en nuestra unidad de pruebas, con 28,000 kilómetros de un trato no precisamente cuidadoso, se mostró correcto al no delatar ningún ruido parásito. A eso se le suma una insonorización destacable en la que sale a relucir el uso de cristales laterales laminados, una solución costosa.

Interior Kia Sorento 2019

5. Tamaño intermedio

Una particularidad de la Sorento es que juega a medio camino, por rango de precios en su gama y por tamaño, entre los SUVs compactos y medianos. Con 480 centímetros de longitud, está lejos de los 507 cm de una Mazda CX-9, de los 500 de una Nissan Pathfinder y más cerca de los 485 de una Toyota Highlander. Otros SUVs de tres filas como una Traverse o una Explorer son aún más largos. 

6. 7 plazas reales, pero…

Hay vehículos que clasifican como “5+2” pues la última hilera de asientos es para el uso exclusivo de niños o para trayectos muy cortos. No es el caso en la Sorento, con dos puestos que dan cabida sin problema a adultos de talla media y por viajes extensos, si bien las piernas van más dobladas de lo normal y el acceso no es el más fácil pues, contrario a como ocurre en algunas Highlander, no hay un pasillo intermedio entre dos asientos separados de la segunda fila, sino una banca corrida que hay que desplazar. De todas maneras, siempre habrá opciones más holgadas en espacio, ya sea en forma de crossover con la citada Traverse o en la misma Kia, con la futura Telluride o la minivan Sedona.

Mazda CX-9

7. Blanda y segura

En su manejo, la Sorento no incita a ir rápido y ese es justo uno de los objetivos. Es un transporte familiar cómodo y seguro y su V6 es más una herramienta para incorporarse a una autopista con seguridad o para adelantar en menos tiempo en una carretera dos carriles. Si se busca un poco más de diversión en cuanto a agilidad y tacto de todos los mandos, conviene más una Mazda CX-9 a costa de perder suavidad en la suspensión. Un buen agregado es la posibilidad de bloquear el diferencial central y que ambos ejes trabajen con un reparto del 50% de la fuerza, lo que es útil si nos enfrentamos a un terreno muy resbaloso.

Ahora lee:

>> Kia Sedona SXL: 7 apuntes

>> Mazda CX-9 Signature AWD: 7 apuntes

>> Detroit 2019: Kia Telluride 2020