Al momento

SEAT dice tener la tecnología que nos obligará a respetar los límites de velocidad

Se trata de una tecnología para que los organismos de gobierno puedan regular de manera electrónica, la velocidad de los autos

Olvídate de las fotomultas, SEAT dice tener la tecnología para que los gobiernos puedan obligar a respetar los límites de velocidad de manera electrónica en los autos a la venta, según Leyre Olavarria, Gerente de Tecnologías Conectadas e Infoentretenimiento de SEAT.

Según el directivo de la marca española, la prevención activa para no poder romper el límite de velocidad, no representa un reto tecnológico, pues para 2022, un Asistente Inteligente de Velocidad será obligatorio en los mercados europeos.

Si los gobiernos legislaran sobre para evitar que cualquier auto nuevo pudiera exceder el límite de velocidad, con el mero propósito de disminuir los accidentes vehiculares, la tecnología necesaria ya existe, pero intervienen otro tipo de temas legales.

Muchos de los expertos en movilidad, visualizan un futuro en donde el conductor pueda decidir el cancelar el sistema que limite la velocidad, al igual que en casi cualquier auto es posible desconectar el Control Electrónico de Estabilidad (ESP).

También es cierto que el de SEAT no sería el primer sistema capaz de regular la velocidad límite de un auto, pues Ford lanzó en 2008 la tecnología MyKey, que permitía restringir la velocidad del auto dependiendo de la llave con la que se arrancara.

Este tipo de sistemas, estaba destinado a los padres de familia que, querían asegurarse que sus hijos adolescentes no pudieran exceder el límite permitido cuando su piloto interno entre en escena.

De igual manera, muchos de los autos nuevos de corte Premium, como la Audi Q7, ofrecen un aviso de la velocidad máxima en las calles por las que circulamos e incluso algunos pueden llegar a limitar la velocidad para apegarse a ellos.

Afortunadamente, la implementación de estos sistemas siempre ha sido voluntario y es muy posible que sigan de esa manera, las instancias reguladoras del gobierno se pueden ver envueltas en problemas legales y políticos al querer implementar un control electrónico de velocidad.

Aún así, las múltiples computadoras y sensores que tienen los autos, independientes a la tecnología de SEAT, son capaces de recopilar y monitorear de forma constante información con respecto a cómo manejamos, precisamente para deslindar a un fabricante en el caso de un accidente.

Ahora lee:

>> A Prueba: Nueva SEAT Tarraco, la apuesta más familiar de la marca española

>> SEAT entra de lleno a la micromovilidad con el eXS kickscooters

>> Ginebra 2019: SEAT El-Born, la interpretación española de la electrificación