Al momento

“La parrilla del Serie 7 fue un riesgo calculado”: BMW

El Jefe de Diseño de la casa de Baviera confirmó que ya se habían anticipado a las críticas por la enorme parrilla que tanta gracia y clase le quitó al Serie 7, eso a los ojos de muchos afines a la marca.

Adrian van Hooydonk

Adrian van Hooydonk, quien ha estado a cargo de la identidad visual de BMW en los últimos diez años cuando fue nombrado el sucesor de Chris Bangle, dice que entiende la conmoción que causó tan exagerado rasgo en el facelift (LCI en BMW) del Serie 7 en su generación G11/G12, en el que los característicos riñones crecieron a una dimensión a todas luces exagerada y absolutamente dominante en el frente.

El holandés de 54 años especifica que se trata más de una discusión del Serie 7, pues con la X7 dicha parrilla ya se había mostrado y lucía más proporcionada en un vehículo de dicho tamaño.

Uno de los objetivos teniendo en cuenta también las prioridades de los mercados alrededor del mundo, es que hubiera una diferencia más marcada entre el Serie 5 y el Serie 7, que se notara, pues de la retroalimentación obtenida con la primera versión de los G11 y G12 se supo que muchos no veían tampoco en qué era distinto a su predecesor. 

A su vez, van Hooydonk declara que su objetivo es el de “hacer algo que a todos guste pero eso no siempre es posible”. 

BMW Serie 7 E38, el último de una época

La crítica más fuerte llegó de Europa que, así sea importante y sea el mercado natal, no es ni siquiera uno de los dos más importantes a nivel global para el Serie 7. Al respecto, se menciona que el Serie 7 es el modelo más difícil cuando se trata de cumplir las expectativas de todos, pues los clientes son muy distintos en China, Estados Unidos, el Medio Oriente y en la citada Europa, pues ésta última valora la discreción, a la gente no le gusta que le pregunten cuánto pagó por su auto… pero en el resto del mundo es lo opuesto.

Este fenómeno se refleja en que, así estén lidiando con una polémica que esperaban y que de todas maneras les ha dolido, el Serie 7 con el facelift igual ya se está vendiendo mejor que su antecesor. Sumado a eso, se cree que en los próximos cinco o diez años los gustos entre distintas regiones empiecen a converger y la tarea de los diseñadores se facilite un poco.

BMW Serie 7 2019

Ahora lee:

>> A Prueba: Audi A8 55 TFSI, cambio de roles

>> Cambios de media vida para el BMW Serie 7

>> BMW Serie 8 Gran Coupé 2020: el CLS y el A7 ya tienen competencia otra vez