Al momento

Frankfurt 2019: BMW X6 2020, se renueva el pionero de una moda

Uno de los pioneros en masificar el concepto de “Coupé” en vehículos que no lo son llega a su tercera generación justo cuando su recién nacida competencia está en el auge de su renovación y en un crecimiento que pocos anticiparon.

BMW X6 2020

GLE Coupé, Q8, Cayenne Coupé y hasta Velar son algunos de los ejemplos de SUVs que, sin necesitarse en sus respectivas gamas, se crearon por el hecho de que la gente los quería así desde el punto de vista objetivo no cumplan un papel específico. Son en esencia un derivado de otro producto en su portafolio en el que un techo con más caída es el justificante para cobrar más. Se paga por una apariencia distinta y, si se quiere, más vistosa.

La X6 fue el pionero hace una década al instituir este nicho y su visión vaya que reflejó los caprichos del cambiante mercado de lujo, así que en su tercera generación, es hora de que este modelo implemente las mejoras de la X5 y de otros BMW aparecidos en los últimos meses. 

Es aún más voluminosa que antes, pues crece en su largo hasta los 493 cm, a los 204 cm de ancho y, eso sí, la altura se reduce hasta los 1.69 m. En lo visual, los rasgos más evidentes son la parrilla agigantada al frontal y unas calaveras alargadas que ya se integran más en el portón. La distancia entre ejes también hace honor a su volumen, con 2.97 metros suficientes para ampliar el lugar para las piernas de los ocupantes posteriores. 

No hay que olvidar que se seguirá armando en la planta estadounidense de Spartanburg, en Carolina del Sur. 

La gama de motores es la misma que ya conocemos en la X5 y empieza con versiones a gasolina y Diesel convencionales, si es que esa es la palabra a usar cuando la de entrada es un seis en línea de tres litros con 340 hp, le sigue un V8 de 530 caballos en la M50i y, para Europa, está la opción de un Diesel de cuatro turbos (M50d) 400 caballos, pero 560 libras-pie, eso además de la xDrive30d de 265 hp y una futura híbrida enchufable que aparecerá después junto a una mild-hybrid con asistencia eléctrica para el impulsor principal en aceleraciones y como reemplazo del alternador y la marcha, tal como ya ocurre con rivales como la Audi Q8.

BMW X6 2020

De una forma muy predecible la tracción en todas las BMW X6 2020 es a las cuatro ruedas con un sesgo al eje trasero, mientras la caja es la tradicional y cada vez mejor ZF de ocho velocidades. Salvo las M50i y M50d, que no son la X6 M (esa viene más adelante), la suspensión neumática con un rango de ajuste de hasta 80 mm de altura es de fábrica.

Ahora lee:

>> “La parrilla del Serie 7 fue un riesgo calculado”: BMW

>> BMW Vision M Next Concept nos muestra el futuro de la marca

>> BMW no ve futuro para su motor V12