Al momento

Nissan Maxima 2019: 7 apuntes

Nissan es muy diversa y por naturaleza muchos suelen asociarla a coches económicos que movilizan a miles de familias, pero su experiencia e historia da para modelos como el Maxima, que en México no tienen tanta difusión, pero muestran las capacidades de la marca más allá de de su línea Z o del eterno GT-R.

Nissan Maxima 2019

1. Con ganas

Incluso cuando no es un modelo de grandes volúmenes, sí que es uno que representa lo mejor que puede conseguir Nissan a la hora de hacer un sedán y es por eso que el principio fue el de crear, así suene muy mercadológico el asunto, un “deportivo de cuatro puertas”, algo que hasta se lee en las calaveras que rezan “4DSC” (4 Door Sports Car). 

Siendo objetivos, con el excelente trabajo del chasis consiguieron lo propuesto pues en el Maxima, a cambio de una marcha que se va hacia lo rígido pero no a lo tosco, resalta el gran control de carrocería en curvas rápidas y lentas, el aplomo de ambos ejes aún cuando el asfalto no está en buen estado y mucha confianza a altas velocidades si pensamos en que la competencia teórica está orientada hacia un manejo mucho más relajado. Complementa una dirección rápida y a ratos delicada, pero bien asistida, además de unos frenos por encima del promedio en algo planteado para el mercado norteamericano; directos y capaces.

Motor Nissan Maxima 2019

2. A la fija

El motor, así sea una de las fórmulas típicas de Nissan en los últimos años al recurrirse a un V6 de 3.5 litros, es otra de las virtudes en el Maxima pues con 300 caballos y 261 libras-pie hay un gran equilibrio entre desempeño y refinamiento, con una entrega de par constante, buena potencia en altas, un sonido agradable y una aceleración más que suficiente para esa pretensión dual entre algo que además de servir para largos viajes, también estaría a la altura de las circunstancias si la idea es divertirse un poco. 

3. Lo único mejorable 

Siempre hay un pero y en el Maxima es una caja CVT que poco tiene que ver con el enfoque entusiasta del resto del coche. Como una suerte de virus familiar, esta transmisión reflejo del ahorro de costos y del cambio de prioridades de Nissan en los últimos años llegó a permear en su sedán más representativo, algo que se dio desde la pasada generación y que con sus ocasionales jaloneos, una respuesta que le resta inmediatez y precisión al conjunto e historias de confiabilidad no muy halagadoras en SUVs como la Pathfinder, le quitan brillo a un automóvil casi impecable. 

4. Entre dos

El crecimiento de los sedanes ha hecho que, así el Maxima no tenga tantos años en el mercado, paradójicamente ya sea más pequeño al que en teoría es su hermano menor, pues el nuevo Altima es más largo, con mayor distancia entre ejes y casi igual de ancho. Si miramos hacia otros sedanes medianos, un Honda Accord también es más voluminoso. ¿A qué vamos con esto? A que el Maxima en el papel es un sedán grande (segmento E) del nicho del extinto Chevrolet Impala, del Ford Taurus o del Kia Cadenza, pero se quedó corto (literal) ante autos de un perfil menos costoso.

Interior Nissan Maxima 2019

5. Por dentro, a la altura

Además de unos acabados al nivel de lo que se espera de un coche que empieza en 587,000 pesos y termina en 709,100 (y un equipamiento abundante), es valioso reseñar el carácter muy marcado entre los acentos de los asientos y su buen soporte o las formas del tablero, muy orientado hacia el conductor, que por cierto va sentado en una postura más dominante que deportiva, es decir no tan bajo, aunque cómodo en general. Algún mando compartido podría recordar a otros Nissan, pero eso no le quita fuerza a una cabina agradable y bien pensada, si bien no tan amplia.

Infiniti Q50

6. Digno de Infiniti

Si Infiniti adoptara una estrategia similar a Lexus y diseñara un sedán de tracción delantera competente, refinado y equipado para rivalizar con el ES, la base del Maxima sería ideal… de hecho eso ya ocurrió en el pasado con el desaparecido I30 y en el mercado norteamericano este tipo de ideas suelen funcionar bien en aquel público que busca lujo y no un auto tan purista, por más que un Maxima con su más convencional esquema de motor transversal y tracción delantera nos parece dinámicamente mejor a un Infiniti Q50 pese a que éste último opta por una arquitectura de propulsor longitudinal y RWD. La división de lujo podría aprender algo de su marca hermana al hacer un coche grande gratificante de manejar.

Nissan Maxima 2019

7. Futuro 

¿Habrá un futuro Maxima? La tendencia a crear más y más crossovers o SUVs que a ratos lucen redundantes está matando a los sedanes en otras marcas, pero Nissan da señas de que cree en ellos aun cuando publica encuestas que afirman que los más jóvenes aún prefieren este tipo de carrocería. Una evolución de un producto que, salvo la caja, es excelente desde un punto de vista práctico y también desde la subjetividad de a quien le gustan los autos, sería grata de ver como el estandarte de Nissan en esta parte del mundo.

Ahora lee:

>> Infiniti Q50 Hybrid 2019: 7 apuntes

>> Nissan LEAF 2019: 7 apuntes

>> Primer contacto: BMW Serie 3 2019