Al momento

Mazda actualiza las patentes de su motor rotativo, con turbo incluido

Una serie de nuevas patentes presentadas por Mazda muestran un motor rotativo turbocargado con intenciones más allá de ser solo un extensor de rango para EVs.

Mazda presentó un par de aplicaciones de patentes, bajo el nombre de Garage Alpha para encubrir su identidad, de una actualización del motor rotativo.

Estas patentes parecen mostrar una especie de salida de escape lateral que sirve para crear un efecto de recirculación para mejorar la eficiencia y añade un turbocargador a la ecuación.

Este tipo de configuración con escape que ayuda a la recirculación de gases y sobrealimentación nos hace pensar que podría ser ocupado para propulsar un vehículo en el futuro y no solo funcionar como un motor que extendiera el rango eléctrico de los automóviles con baterías.

Sí esto es correcto, estaríamos hablando de que Mazda por fin encontró la solución para hacer a este motor más eficiente, un problema que persiguió a la marca por décadas.

En los documentos presentados no hay detalles de desplazamiento, potencia o límite de RPM, pero recordemos que algunos de los motores rotativos en el pasado alcanzaban las 9,000 revoluciones por minuto.

La última vez que vimos un motor de este tipo como protagonista bajo el cofre fue en el RX-8, donde tenía un desplazamiento de 1.3 litros, potencia de 227 hp y 155 lb-pie de par.

Mazda dio un indicio del regreso de este motor en el 2007 con un concepto de motor llamado 16X, que jamás vio la luz del día como propulsor protagónico pero podríamos ver como extensor de rango en los EVs futuros de la marca.

También se anunció que para el 2030 todos los modelos de Mazda echarán mano de la electricidad y encontraremos automóviles con asistencia de 48 volts y versiones híbridas enchufables de modelos que ya forman parte de la oferta para la compra de autos en México.

Lo que es un hecho, es que no veremos un renacer de los coches con nomenclatura RX por lo menos en dos años más, pues Kiyoshi Fujiwara comentó hace un par de años que no tenían dinero suficiente para llevar a la realidad el RX-Vision y tomará aún tiempo.

“No podemos fabricar la versión de producción del RX-Vision para el 2020, pues no tenemos el dinero suficiente para la inversión,” comentó en su momento Fujiwara.

“Aún tenemos en nuestros planes a los motores rotativos para propulsar un deportivo, pero tenemos que trabajar bien en la solución para añadir mejores tecnologías.

Parece que el momento de renacer al motor rotativo como propulsor principal de un vehículo podría no estar tan lejos, así que estaremos al pendiente de lo que la firma japonesa declare al respecto.

Ahora lee:

>> Día del padre: 5+ autos de ensueño para diferentes tipos de papá

>> Mazda tiene planeado un coche eléctrico para el 2020

>> El motor SkyActiv-X de Mazda entrega 177 hp y emite solamente 96 g de CO2 por km