Al momento

¿Qué tan verdes son los automóviles eléctricos?

No tienen emisiones contaminantes al rodar, pero… ¿Qué tan limpio es el proceso de fabricar automóviles eléctricos?

No es un secreto que las estrictas leyes y regulaciones sobre la contaminación en países europeos cada vez irán siendo más exigentes, lo que está orillando a las marcas a fabricar vehículos eléctricos para cumplir con las normas.

Incluso países como China están comenzando a regular las emisiones de su parque vehícular y todo esto se comenzó a dar luego del Dieselgate, el escándalo más grande de la industria protagonizado por Volkswagen.

Es un hecho que al momento de rodar, la huella de carbono de un EV es considerablemente menor en relación a cualquier bloque de combustión interna, incluso el más eficiente y menos contaminante.

Pero, ¿cómo se genera la energía necesaria para motivar un vehículo eléctrico? Si bien en países como Noruega o Francia, mucha de la energía proviene de plantas de generacion hidroeléctricas o eólicas, en la mayoría del resto del mundo aún dependemos del combustible fósil para generar energía.

Incluso, el proceso de la fabricación del paquete de baterías de un EV es el que más contamina en la industria, pues se requiere de una gran fuente de energía para poder realizar dicha tarea, que es generada por el combustible fósil.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Liege, en Bélgica, un EV debería de recorrer al menos 700,000 kilómetros para neutralizar al 100 por ciento su huella de carbono desde su fabricación.

Esta cifra se saca promediando la cantidad de CO2 emitido en la vida útil desde su fabricación de un vehículo a combustión interna y un EV.

Claro, si la fabricación de un vehículo eléctrico fuera 100 por ciento sustentable con energía renovable, el EV tendría que recorrer apenas 30,000 km para neutralizar su huella de carbono.

No es la primera vez que la manufactura y fabricación de vehículos eléctricos entra en cuestionamientos, pues hace poco más de un año el Consejo de Transportes Ecológicos comparó la contaminación de un Nissan Leaf y un Peugeot 208.

Si bien no salió perdedor el vehículo japonés eléctrico en dicha comparación, solamente resultó ser un 30 por ciento más ecológico que el compacto francés con el motor 1.6 litros BlueHDI en el uso del día a día.

Poco a poco las marcas piensan atacar este apartado. Audi ya tiene en proceso la renovación de su fábrica en Bruselas, donde se fabrica el E-Tron, para proveer el 95 por ciento de la energía del lugar mediante paneles solares. El 5 por ciento restante se obtiene de la quema de biogás.

Entonces, se puede concluir que los EVs tienen una gran ventaja en lo que se refiera a la contaminación local e inmediata, pero aún queda una gran desventaja en su fabricación.

En un futuro veremos qué papel tendrán las nuevas ofertas eléctricas en la compra de autos en México y cómo es que el consumidor local adecuará su esquema de movilidad por opciones sustentables.

Ahora lee:

>> Los autos eléctricos son más contaminantes que los diesel

>> BMW inaugura el corredor CDMX-San Luis Potosí para recarga de autos eléctricos

>> 9 cosas que harían que los autos eléctricos fueran más fáciles de amar