Al momento

Llegó la época de lluvias, te decimos como ser un conductor seguro

Los neumáticos es lo primero que debes de revisar; son el único punto de contacto entre el automóvil y el piso.

Llegó la época de lluvias y año con año, hacemos ciertas recomendaciones para sortear los temporales en las diferentes ciudades de la República Mexicana. Recuerda que conducir bajo la lluvia requiere de una mayor atención, además de que es primordial que tu auto se encuentre en óptimas condiciones.

Las llantas del vehículo son una parte fundamental que debes de revisar de manera constante, pues éstas son el único punto de contacto entre el automóvil y el piso; estas otorgan adherencia en el empuje y durante el frenado.

Para evitar alguna situación desafortunada, te damos algunos consejos útiles que te ayudarán a manejar más seguro en condiciones húmedas y lluviosas:

  • Revisa que la llanta tenga la suficiente profundidad en el dibujo de banda de rodamiento para desplazar el agua acumulada entre la superficie de la carretera y la llanta. Si tus llantas actuales presentan un desgaste notorio, es hora de pensar en cambiarlas.
  • Checa la presión de las llantas: Si es demasiado baja o muy alta, puede ocasionar una disminución de la tracción, desgaste prematuro o fallas en las llantas. Para evitarlo debes revisar la presión de los neumáticos una vez cada quince días y siempre con los neumáticos en frío, dos horas después de haber detenido el auto.
  • La visibilidad es muy importante: Revisa tus limpiaparabrisas y si muestran signos de envejecimiento, desgaste o dejan marcas en el parabrisas, te recomendamos cambiarlos.
  • Tienen que verte y es importante que tú veas: Enciende todas las luces de tu vehículo para asegurarte de que estén funcionando bien. En climas húmedos, utiliza el sistema completo de faros delanteros y no sólo las luces de circulación diurna aun de día, pues el sistema completo de faros delanteros te hará más visible.

Ahora lee

>> En época de lluvias, debes saber qué es el acuaplaneo y cómo evitarlo

>> En temporada de lluvia, una ligera llovizna podría incrementar drásticamente las probabilidades de un accidente fatal

>> Las llantas usadas pueden ser peligrosas bajo la lluvia