Al momento

BMW X2 2019: 7 apuntes

El crossover más pequeño de BMW es una muestra de cómo ha evolucionado el mercado hacia vehículos más versátiles y lejos de ciertas premisas puristas que solían caracterizar a un fabricante alemán como este.

BMW X2 2019

1. No es el primero

Lo primero que los más cercanos a la marca notarán es que el X2 es uno de los recientes BMW que han salido con tracción delantera, lo que aplica para las versiones sDrive18i y sDrive20i que se venden a la fecha. Ya pasó con los Serie 2 Tourer, con el X1, con el Serie 1 sedán y el recién presentado Serie 1 hatchback de tercera generación. Los autos compactos se compilan con dos plataformas (o más bien tres si separamos las “UKL”) al considerarse que en este segmento no es relevante hacia dónde va la fuerza del motor en las variantes sin tracción integral.

2. Todavía útil

Aunque el X2 es una derivación más corta y con un diseño más juvenil comparado al X1, eso no quiere decir que haya habido demasiados sacrificios en términos de funcionalidad, porque sí, hay menos espacio atrás y menos cajuela, pero sigue siendo adecuado para que cuatro adultos de talla promedio viajen bien con todo y 470 litros de equipaje, todavía bastantes y que no representan mayor pérdida contra los 505 en el X1.

3. Genes compartidos

Las sinergias con la marca hermana MINI resultan muy convenientes pues, entre los coches de su tamaño, los pequeños británicos con plena ingeniería alemana son de los más rápidos, eficientes y divertidos entre sus rivales, lo que se suma a un severo salto cualitativo en los últimos cuatro años, desde que se hizo el más reciente cambio generacional. Así, el X2 saca provecho tanto del tres cilindros de 1.5 litros con 140 hp y del 2.0 cuatro en línea de 192 hp de los MINI Cooper y Cooper S, respectivamente, que encuentran lugar en los BMW X2 sDrive18i y sDrive20i. La transmisión en ambos casos es una de doble embrague con siete relaciones cuyo funcionamiento nos ha parecido especialmente refinado y a su vez un gran complemento a dos plantas motrices de excelente respuesta.

Motor BMW X2 2019

4. Buena base

Decir que se siente como un BMW de “los de toda la vida” sería una mentira, pero eso no quiere decir que el X2 se maneje mal. Todo lo contrario: el chasís es muy preciso e intuitivo en mandos como la dirección, los frenos, las reacciones de la caja o la suspensión. Claro, no falta ese toque rígido pero nada que llegue a un extremo que comprometa su utilización diaria, lo que no nos evita recomendar atención en sitios como la Ciudad de México, cuyos hoyos extremos son especialistas en poner en riesgo el escaso perfil de las llantas runflat.

5. No tan diferente

Por un asunto de moda el X2 existe y clasifica como un SUV o crossover o como lo quieran llamar, pero en la práctica su altura adicional, aunque valiosa (son 18 centímetros de despeje), tampoco es determinante y su postura de conducción es tan baja como en otros BMW. Tal como pasa en rivales como un Mercedes-Benz GLA, se trata de un hatchback alto a nuestro modo de ver y no de un SUV, porque además tendríamos que tener una sensibilidad muy elevada o hacer mediciones demasiado específicas para detectar una desventaja seria en su comportamiento dinámico puesto al lado de un hatchback común, que aquí sería un Serie 1 si bien éste último ya se construye sobre una arquitectura más moderna (la evolución de la comentada UKL).

6. No pocas opciones

En los últimos diez años la oferta de pequeños SUVs de lujo ha crecido al punto de que en la misma familia BMW hay otros dos: el X1 (uno de los pioneros) y el MINI Countryman, una suerte de primo de este X2 con la mismas virtudes en manejo pero un diseño más útil para actividades más diversas. Eso sin contar los Mercedes-Benz GLA y GLB, los Audi Q2 y Q3, el Lexus UX (que veremos en México en un par de años) o el Cadillac XT4.

BMW X2 M35i

7. Las que siguen

Aunque de momento no las tenemos, del X2 hay disponibles versiones más potentes, como la xDrive28i para el mercado norteamericano con un dos litros turbo de 228 hp (SAE), tracción integral y una caja automática de ocho velocidades (Aisin, convertidor de par), además de la interesante M35i ya presente en Europa o Latinoamérica, con el mismo dos litros estirado hasta los 306 (!) caballos (DIN) y la capacidad de acelerar de 0 a 100 km/h en cinco segundos, competencia directa del Audi SQ2 (confirmado para México) y el futuro Mercedes-AMG GLA 35.

Ahora lee:

>> Análisis: 7 apuntes del Lexus UX que llegará a México

>> Primer contacto: Cadillac XT4

>> Audi SQ2: de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos