Al momento

El principio del fin para el Ford Fusion

Ford Fusion dice adiós. El último vehículo de la gama de sedanes y hatchbacks de Ford que se despide después del año modelo 2020.

Ford había anunciado hace ya más de un año que dejaría de producir sedanes y hatchbacks en Norteamérica y le puso fecha de caducidad a cada uno de los modelos. La producción del Focus cesó en mayo del año pasado, mientras que el Taurus y el Fiesta pararon en marzo y mayo del año en curso, respectivamente.

Ahora, Ford le pone fecha al último que faltaba: El Fusion. El sedán mediano fabricado en Hermosillo dejará de existir después del año modelo 2020, y en preparación para ello ya recorta la gama antes de entrar a su último año de producción.

Ford se concentrará en las versiones de mayor volumen de ventas, lo que quiere decir que el Sport se despide antes de tiempo. Este modelo era el buque insignia de la gama con un motor EcoBoost V6 de 2.7 litros y 325 hp, capaz de acelerar a 100 km/h en menos de seis segundos según el dato oficial de Ford.

El Fusion Sport y, en general la gama del Fusion, se despiden simplemente por no ser SUVs, ese fue su único pecado. Se trataba de un sedán mediano competente a pesar de los años, bien terminado, con un comportamiento dinámico ejemplar y, en la versión Sport, especialmente rápido.

Ford decidió retirar a los sedanes de su gama, dejando de invertir en el desarrollo de nuevas generaciones de autos que no le daban las utilidades que esperaban, para concentrarse en las SUVs, crossovers y pickups que sí lo hacen.

De esta forma, Ford espera que los clientes que optaban por un Fusion, que no eran pocos a pesar de que la generación actual tiene desde el 2012 a la venta, le echen el ojo a una Escape o a una Edge, por ejemplo, y desembolsen más dinero por cualquiera de ellas.

Sabemos que la gama de SUVs de Ford tendrá un crecimiento exponencial en los próximos años, pasando de cinco a nueve modelos con la presentación de la Bronco, Baby Bronco, Puma y Mach E en los próximos meses.

¿Y el Lincoln MKZ?

No sabemos aun que pasará con el Lincoln MKZ, el sedán de Lincoln que está directamente relacionado con el Fusion, ya que comparten plataforma y otros componentes mecánicos importantes.

Hace unas semanas recibimos reportes que indicaban que el MKZ sí tendría una nueva generación, pero cambiaría su nombre por Zephyr y se pasaría a una plataforma de propulsión posterior, tomada de las nuevas Ford Explorer y Lincoln Aviator.

Ahora lee

>> Usado sí, y también muy interesante: Ford Fusion 2015-2016

>> Trump: Los 30 autos hechos en México que pagarán impuesto en Estados Unidos

>> Propulsión posterior y nuevo nombre para el sucesor del Lincoln MKZ