Al momento

Nuevo o usado: Suzuki Swift Sport vs SEAT León CUPRA 2015

El eterno dilema de un auto nuevo contra uno usado tiene muchas variables y ejemplos. En esta ocasión se trata de dos hatchbacks con pretensiones deportivas para alguien que, buscando un coche para todos los días, también quiera divertirse. ¿Qué conviene más?

Suzuki Swift Sport

NUEVO – Suzuki Swift Sport TA – $331,990

El Suzuki Swift Sport es uno de los hatchbacks más interesantes que han llegado al mercado mexicano en el último año, pues pocas opciones similares logran reunir con tanto acierto las virtudes de un buen subcompacto para uso urbano en cuanto a robustez, practicidad y comodidad con el desempeño de algo que puede exigirse bastante en carretera, eso gracias al noble pero firme y preciso chasis, un excelente motor 1.4 turbo de 138 caballos o una caja robusta pero lo suficientemente rápida (refiriéndonos a la automática, aunque también hay manuales muy buenos).

También es espacioso, está bien equipado en cuanto a seguridad, pese a lo rápido logra muy bajos consumos debido a su bajo peso abajo de la tonelada y, por ser nuevo, viene con tres años o 60,000 km de garantía, aunque el intervalo de servicios es de apenas 5,000 km.

SEAT León Cupra SC

USADO – SEAT León CUPRA SC DSG 2015 – Aprox. $335,000

El motivo del dilema es muy obvio: el SEAT León Cupra es más rápido en todo sentido (claro, también consume más), más espacioso, mejor acabado, está mejor equipado y, para el que quiera extraer aún más de su dos litros turbo, bien sabe que con unas pocas modificaciones puede rozar (y no estamos exagerando) los 13 o hasta 12 segundos en el cuarto de milla, como para tener una referencia de lo rápidos que son, pues de fábrica ya están en la barrera de los 14.

Claro, los 265 caballos de fábrica en estos 2015 son más que suficientes pero estimando que la unidad a la venta tenga unos 50,000 kilómetros de uso, hay que tener en cuenta el mantenimiento de componentes como los bujes de la suspensión delantera, las balatas e incluso los discos frontales y, como elemento más costoso, un posible cambio de fluido de la transmisión DSG de seis velocidades y revisar que los embragues no estén patinando demasiado. Además, es casi seguro que al menos dos de las llantas ya estén para reemplazo.

Algo que no se puede ignorar en un auto como el Cupra es que quien lo tiene, lo exige y procura disfrutarlo, así que es indispensable asegurarse que tiene todos sus servicios y que no se descuidaron asuntos como los cambios y niveles de aceite. Si se adquiere uno, no se puede creer que no hay que gastarle dinero para ponerlo a punto, contrario al Swift Sport, del que solo hay que estar pendiente de unos servicios cada seis meses por debajo de los 2,000 pesos.

Nuestra elección:

No siempre es así, pero en este caso nuestra elección es el auto nuevo porque en la gran mayoría de situaciones, alguien estará dispuesto a poner sus ahorros en un coche como estos y, por la emoción, no considerará gastos adicionales importantes de mantenimiento que pueda implicar un usado reciente como el León Cupra, que por sus complejidades y perfil sin duda obligará a más desembolsos. El que esté más holgado sin duda podrá optar por el SEAT y no arrepentirse, pero como consejo de compra sensato y racional, sin dejar de lado que son coches para disfrutar y no solo para moverse, lo más inteligente por casi la misma cantidad de dinero es irse por el Suzuki Swift Sport.

Ahora lee:

>> #TestTécnico: SEAT León CUPRA 2018

>> 6 claves del nuevo Suzuki Swift Sport

>> A prueba: Suzuki Swift Boosterjet Sport