Al momento

Los autos eléctricos son más contaminantes que los diesel

Si bien es cierto que no producen emisiones contaminantes durante su vida útil, la producción de las baterías requiere una gran cantidad de energía

La mayoría de los fabricantes apunta una agresiva estrategia de vehículos eléctricos que pretende disminuir los niveles de contaminación generados por los vehículos en favor de una movilidad que no genere emisiones. Sin embargo, la producción de baterías de los EVs requiere de una gran cantidad de energía que, según un nuevo estudio, puede ser más contaminante que toda la vida útil de un auto con motor de combustión interna.

Tesla Cargador

La adopción masiva de los autos eléctricos tendrá un cambio apenas significativo en cuanto emisiones de CO2 se refiere y, es que tomando en cuenta el proceso de producción de las baterías que los impulsan, requieren grandes cantidades de energía, contaminando en el proceso.

Un estudio realizado por Christoph Buchal, Profesor de Física en la Universidad de Colonia; Hans-Dieter Karl, Experto en energía en el Instituto Ifo y Hans-Werner Sinn, profesor y presidente de la Universidad Emérita Ludwing-Maximilians de Múnich han confirmado que, mediante un análisis completo de ciclo de vida, los autos eléctricos producen más CO2 que los autos con mecánicas diesel.

Los investigadores realizaron sus detallados cálculos usando ejemplos concretos de autos a la venta modernos, tanto eléctricos, como diesel, tomando en cuenta los procesos de producción utilizados en la actualidad y la fuente de energía utilizada para generar la electricidad.

Volvo Arquitectura eléctrica

A pesar de que Alemania cuenta con distintas fuentes de energía alternativa, como solar o eólica, la mayoría de la energía eléctrica es generada del carbón, por lo que las emisiones de los autos eléctricos pueden llegar a ser entre un 11 y un 28 por ciento mayores a los de un vehículo con motor diesel en la actualidad.

De igual manera, el proceso de extracción de los minerales necesarios para fabricar las baterías, como el cobalto, manganeso y litio, requieren de una gran cantidad de energía, incrementando la cantidad de contaminación arrastrada por los autos eléctricos, incluso antes de llegar al usuario final.

Como ejemplo, suponen que un auto eléctrico como un Tesla Model 3, representa entre 11 y 15 toneladas de CO2, simplemente por su batería, lo que considerando que su vida útil es estimada a 10 años y una acumulación anual de 15 mil km, las emisiones de un Model 3 se traducen de 73 a 98g de CO2 por km.

Planta eléctrica de Carbón
Mientras la electricidad provenga de la quema de materiales fósiles, los autos eléctricos serán contaminantes.

Ahora, cuando la fuente de la energía eléctrica utilizada para mover a nuestro Model 3 a lo largo de su vida útil se añade a la ecuación, se puede determinar que la cuota de CO2 que emite al ambiente queda entre 156 y 180 g por km, lo cual es muy parecido a lo producido por un modelo con motorización diesel de Mercedes-Benz, por ejemplo.

Los investigadores critican las presiones que la Unión Europea ha impuesto para los autos diesel en 2030, ya que corresponden a consumos técnicamente irreales de 2.2 o 2.6 litros de diesel por cada 100 km, para lograr el objetivo de emitir apenas 59 g de CO2 por km.

Considerar a los autos eléctricos como vehículos cero emisiones es un error, pero las presiones de las nuevas legislaciones han obligado a los fabricantes a desarrollar la movilidad eléctrica de manera masiva, cuando pudieron desarrollar las motorizaciones de metano que generan apenas una tercera parte de CO2 en comparación a las que funcionan con diesel, aseguran los investigadores.

Ahora lee:

>> Ford invierte 500 millones de dólares en Rivian para desarrollar un nuevo vehículo eléctrico

>> Jaguar confirma que vienen más vehículos eléctricos

>> GM registra el nombre Bolt EUV, haciendo guiño a un nuevo eléctrico