Al momento

Primer contacto: BMW Serie 3 2019, regresando a la autenticidad

Nuestra impaciencia por conocer la renovación del que sigue siendo el auto premium más importante del mercado y el pilar de lo que es BMW como marca llegó al punto de que, en vez de esperar, nos desplazamos hasta Bogotá, Colombia, donde había uno esperado para ser manejado.

Para quien escribe estas líneas, el nuevo BMW Serie 3 es uno de los autos que más anticipaba conducir por diversos motivos: es la referencia en su segmento y el que todo fabricante premium competitivo quiere imitar, es uno de los íconos de la marca alemana por su equilibrio entre calidad, funcionalidad y diversión al volante. Y además, el cambio de enfoque de rivales como el Clase C, la mejora continua del Audi A4, la aparición de rivales inesperados como el Genesis G70 o la inversión hecha al Volvo S60 hacen que la intriga crezca para saber si sigue siendo el líder.

BMW Serie 3 2019

Nuestro breve contacto en Bogotá, Colombia, tuvo la utilidad de que fue en las mismas calles en las que, hace siete años, este servidor conoció por primera vez a la pasada generación del Serie 3. En ese entonces era el equivalente al 330i (G20) que ven en este texto, pues se trataba de un 328i (F30) y había mucho en común: un dos litros turbocargado de cuatro cilindros, propulsión trasera y una caja automática de ocho velocidades.

La fórmula por naturaleza no cambia: motor longitudinal, la fuerza hacia el eje correcto (aunque siempre está la opción de tracción integral en otros mercados), distribución de pesos pareja y, a consecuencia de los inevitables avances técnicos con el paso de los años, mejoras en eficiencia, desempeño o seguridad.

A lo anterior se llega porque el dos litros turbo del 330i (hasta el E90, el 330i era de seis cilindros en línea aspirado) ya alcanza 258 caballos y 400 Nm de par (295 lb-pie), la caja de ocho velocidades (ZF 8HP) de convertidor de torque se mantiene como la mejor entre las de su tipo por su balance entre rapidez y refinamiento, porque la estructura es más rígida en un 25%, el peso general se redujo en casi 60 kilos cortesía del uso de mayor aluminio en suspensión y carrocería, se bajó el centro de gravedad y porque ahora se implementaron unos amortiguadores que adaptan su rigidez en función de la compresión y expansión del resorte, lo que luce como una gran idea pues dicho comportamiento va en función del estado del camino y de la velocidad.

BMW Serie 3 2019

Más allá de la usual descripción para ponernos en contexto, en la práctica sale a relucir que con el G20 se percibe una mezcla entre la rigidez del E90 y la suavidad del F30, todo para conseguir una especie de equilibrio modernizado de lo que solía ser el E46. La suspensión es definitivamente más firme y transmite más las irregularidades del asfalto, pero la única tosquedad de una mala calle podría ser el ruido de cómo las ruedas absorben los impactos, debido a que no hay sacudidas desagradables ni vibraciones, reacciones que junto a la dirección más directa en sus movimientos, con una asistencia más natural aunque sin mucha retroalimentación, da como resultado un coche que se percibe más ágil e inmediato en sus apoyos que su predecesor aún cuando la longitud creció hasta los 4.7 metros. Se consiguió algo más rápido, más ligero pero a su vez más espacioso, porque atrás, a falta de hacer mediciones, creemos que el lugar para las piernas se acerca a la de un Serie 5 de hace dos generaciones (E60).

Un asunto muy interesante es que así el 0 a 100 km/h oficial sea idéntico al del 330i F30 (5.8 segundos), la sensación es la de una respuesta más intensa a medio régimen, lo que seguramente se reflejará más bien en adelantamientos y recuperaciones, que al final son una circunstancia más realista del desempeño de un coche. El reducido turbolag se termina disimulando más si se activa la modalidad Sport, que ahora está al alcance de un botón directo y no de uno de selección con flechas. Si además se elige en la pantalla táctil la derivación “Plus” en Sport, la caja tiende a mantener más la misma marcha y hasta da golpes de acelerador en reducciones, a modo de punta y taco. Una transmisión más inteligente se une a un propulsor mejorado, si bien, siendo perfeccionistas, habríamos preferido más inmediatez al operarla en manual (algo que rara vez será necesario si se confía en el buen criterio conseguido por la electrónica).

Interior BMW Serie 3 2019

Hasta ahora, todo son avances con respecto al F30 y nuestra única queja sería la de considerar innecesario el sintetizador que amplifica artificialmente, a través de las bocinas, el sonido del motor. En vez de asociarse a los modos de conducción (Comfort, Sport y demás), debería ser algo activable a voluntad en cualquier momento.

En otros apartados, el Serie 3 es lo que siempre ha tenido que ser, refiriéndonos a una cabina limpia, simple e intuitiva. Nuestra unidad carecía de mucho adorno e iba al grano, más que antes incluso con plásticos y remates menos vistosos, pero con mandos intuitivos y una postura de mando impecable por lo baja, por la cercanía de los pedales y del volante que dejan unos brazos flexionados pero unas piernas no tan rectas, por la excelente visibilidad que nos facilita dominar las dimensiones casi de inmediato y porque no hay nada que nos confunda si bien algunas soluciones ya son distintas en cuanto a botones. Tampoco se abusa de las superficies táctiles, pero aún no nos acostumbramos a la nueva instrumentación digital que reemplaza las dos legibles esferas “de toda la vida”.

El coche que nos cedió Autogermana, representante de BMW en Colombia, es de fabricación alemana, así que nos intriga ver si habrá cambios palpables en aquellos que dentro de unos meses saldrán de la nueva planta mexicana en San Luis Potosí.

Por ahora, da gusto ver cómo el Serie 3 se ha esforzado por regresar a una fórmula más auténtica mientras trata de darle gusto también a esa identidad aspiracional y de lujo que con los años se ha ido forjando. Para asegurar si aún es el mediano premium a vencer, necesitaremos conocerlo por muchos kilómetros más.

Ahora lee:

>> BMW Serie 3 2019: ya disponible en México

>> Análisis especial: un viaje por todas las generaciones del BMW Serie 3

>> Análisis: 7 apuntes del Audi A4 2.0 TFSI 190 hp