Al momento

Primer contacto: Acura ILX 2019 y análisis de compras más interesantes por ese dinero o menos

El sedán de acceso a la marca Premium por fin recibe la actualización pendiente, para mantenerlo vigente dentro de un mundo lleno de SUVs

El nuevo Acura ILX por fin se presentó en nuestro país, luciendo los rasgos estéticos más recientes de la marca japonesa como principal carta para este nuevo año modelo, ya que no se trata de un cambio completo de generación, sino de un rediseño de media vida, que trata de mantenerlo vigente, a pesar de los más de 10 años de su plataforma.

Presentación Acura ILX 2019, Cuatro Ciénegas Coahuila

Atractivas formas

Por fuera, las actualizaciones estéticas cumplen sin problemas este cometido, mostrando los detalles estéticos presentes en toda la gama de autos en venta de la marca japonesa, destacando los nuevos faros tipo joya de funcionamiento Full LED y la nueva parrilla tipo diamante.

Además, las fascias delanteras y traseras, en la versión A-Spec, que fue la que manejamos en la presentación, aportan agresividad al conjunto, resaltando el difusor trasero, el alerón en la tapa de la cajuela y los rines de 18 pulgadas.

Aspecto interior

En el interior, nos encontramos con sentimientos encontrados, porque por un lado, contamos con una disposición interesante aunque poco intuitiva de doble pantalla, insertos tipo metálico que junto con unos nuevos asientos con tapicería en combinación piel-alcántara, nos brindan un ambiente que sorprende a primera vista.

Por otro lado, encontramos materiales en el tablero y consola central que no parecen estará a la altura del segmento, con elementos como la palanca de cambios que le restan en calidad percibida.

El tema de la habitabilidad es otra cuestión mejorable, ya que a pesar de estar pensado con el mercado estadounidense como principal objetivo de ventas, la altura al techo no permite que conductores de más de 1.80m de estatura, tengan una postura cómoda y adecuada.

Equipo suficiente

Sucede lo mismo con el equipamiento, la primera impresión que nos deja la lista de amenidades nos hace pensar que estamos ante un sedán bastante completo, aunque sigue mostrando áreas de mejora en muchos apartados.

Por ejemplo, el sistema de infoentretenimiento de doble pantalla es complicado de controlar, la conectividad con las plataformas móviles de los smartphones también es un tanto complicada y el sistema de sonido de 10 bocinas desarrollado por ELS Studio, es suficiente.

Además, no contamos con un cuadro de instrumentos digital, la pantalla central del mismo es pequeña para mostrar toda la información necesaria y únicamente existe un puerto USB dentro de todo el auto.

Seguridad a bordo

Aún así, por el lado del equipamiento de seguridad, las cosas mejoran bastante, con la utilización de 6 bolsas de aire, frenos ABS con EBD y Control de Estabilidad y Tracción, los cuales se complementan con toda la suite de asistencias a la conducción de Acura Watch, con control crucero adaptativo, alerta y mitigación de colisión frontal, asistencia de mantenimiento de carril y monitoreo de punto ciego, entre otras.

Mecánica que sorprende

Debajo del cofre, el ILX 2019 mantiene el propulsor de 4 cilindros 2.4 litros normalmente aspirado de 201 hp y 180 lb-pie de torque, sorprendentemente acoplado a una transmisión de doble embrague y 8 relaciones que impulsan las ruedas delanteras.

En modo automático, el ILX realiza cambios con rapidez, pero al seleccionar el modo manual, las paletas detrás del volante no son muy obedientes a nuestros comandos.

La respuesta del conjunto es mejor de lo que esperábamos, sin llegar a ser explosiva, pero en realidad es capaz de mover con mucha soltura al sedán, el cual a su vez genera un agradable sonido que inunda la cabina e invita a subir de revoluciones, lo cual se verá reflejado en el consumo.

El ajuste de la suspensión va de acuerdo con su orientación deportiva, sin dejar que muchas irregularidades del camino se filtren a la cabina. Por su parte, la dirección de asistencia eléctrica cuenta con un sistema geosensible que ajusta la dureza con respecto al tipo de manejo, pero que no están efectiva. Al circular buenos ritmos, el conjunto se siente plantado y transmite mucha confianza.

Oferta y rivales en México

El nuevo sedán de acceso a la marca Premium, se ofrece como auto a la venta en nuestro país en dos versiones denominadas TECH y A-Spec, con diferencias mínimas de equipamiento y detalles estéticos entre ellas, con precios de 529,900 y 579,900 respectivamente.

Al tratarse de una plataforma de edad considerable que simplemente no tiene la sofisticación o refinamiento que se espera de un auto premium, la actualización del ILX parece quedar corta frente a competidores más avanzados tanto en temas mecánicos, como en calidad percibida. Analizamos a los posibles rivales que podrían ser una alternativa incluso por una menor cantidad de dinero.

Estos autos demuestran que un emblema no hace a un auto de lujo o premium, porque aquí tenemos al menos a tres de ellos que son más premium que el ILX aun llevando emblemas de marcas generalistas, como el caso del Kia, Volkswagen, Mazda y Honda. El A3 es el mejor ejemplo de la forma en la que un auto debe de ganarse un estatus, porque a pesar de ser un Audi pequeño y estar basado en el Golf, la experiencia premium sí es auténtica.

Audi A3 Sedán

El sedán de Audi, cuenta con una configuración mecánica similar que el ILX, pero con la utilización de motores turbo que mejoran la respuesta y la eficiencia, con 2.0 litros de cilindrada y 190 hp, con una caja de doble embrague S-Tronic, por 539,900 pesos en su versión Select, ya que la S-Line tope de gama de tracción delantera sube hasta los 599,900.

Honda Accord Touring

Si bien se trata de un modelo de marca generalista, es más premium que el ILX. El Accord pertenece a un segmento superior con las ventajas de espacio y habitabilidad que ello significa, también con una mecánica de 2.0 litros turbocargada que generan 247 hp mediante una caja automática de 10 relaciones que también favorece el consumo. Todo por 572,900.

Kia Stinger EX

El Gran Turismo de la casa coreana es una de las mejores compras por alrededor de 600,000 pesos y con un desarrollo que pretende alejarse de los rivales generalistas, digno de una marca de lujo. De nuevo, destaca con un mucho mejor comportamiento dinámico a pesar de no tener un emblema. La versión de acceso del Stinger también utiliza un motor de 2 litros con turbocargador que entrega hasta 250 hp pero mandando la fuerza hacia las ruedas posteriores a través de una caja automática de 8 relaciones, una ventaja en el apartado deportivo. Actualmente, el Kia Stinger se ofrece como auto en venta por 604,900, no muy alejado del Acura además de ser más grande y amplio.

Volkswagen Jetta GLI 35 Aniversario 2019, Test Técnico Autología.

Volkswagen Jetta GLI

Si lo que se busca es un manejo con un marcado carácter deportivo, el nuevo Jetta GLI cumple con las expectativas, utilizando el mismo propulsor que el legendario Golf GTI, de igual manera un 2.0 litros turbocargado de 230 hp que a su vez integra un diferencial mejorado llamado VAQ que mejora la respuesta en curvas. El nuevo GLI llegó a la venta con un sorpresivo precio de 503,065 pesos y aunque muchos no lo considerarán premium, lo es más que el Acura, con un manejo mucho más preciso, mejores materiales, una calidad de marcha mucho más refinada y un mejor conjunto mecánico.

Mazda3 Sedán Grand Touring

Otro de los rivales importantes del nuevo ILX está en el nuevo Mazda3, que gracias a su reciente cambio de generación se acerca mucho a las sensaciones esperadas de un producto de origen Premium, con una gran calidad de materiales, buena insonorización y calidad de marcha sobresaliente, el cual se puede conseguir por 402,900.

Es casi 130,000 pesos más barato que la versión de acceso del ILX, pero las sensaciones dinámicas simplemente están por encima, el tren motor es más moderno y la calidad de los materiales interiores está varios peldaños por arriba. En general, un producto mucho más respetable y redondo que el ILX.

Panorama ILX

El retraso en la introducción del renovado sedán de entrada a la marca Premium japonesa, dio tiempo para que sus competidores mejoraran su oferta y pudieran competir, incluso desde un enfoque generalista, muy agresivamente en los terrenos del ILX.

Sin embargo, la marca dice estar consciente de la edad de la plataforma, pero saben que dentro de sus clientes todavía existen algunos que se resisten a la migración masiva a las SUVs, y son éstos para los cuales está pensado el ILX, clientes para quienes la marca y el diseño son prioridad sobre todo lo demás.

Ahora lee:

>> Test Técnico: Mazda3 el gran salto

>> 8 claves del nuevo Acura RDX 2019 que ya está en México

>> Acura NSX cumple 30 años de vida