Al momento

Primer contacto: ya manejamos los nuevos Hyundai Venue 2020 y Sonata 2020

Prácticamente un mes antes de su presentación en el Salón de Nueva York, hemos podido conducir dos prototipos de los venideros modelos de Hyundai en su Centro de Desarrollo a las afueras de Seúl. Estas son nuestras impresiones tras conocerlos mucho antes que el resto del mundo.

Lo primero es al entrar a las instalaciones en donde nace prácticamente cada futuro Hyundai y Kia, en Gyeonggi-do, provincia que compone los alrededores de Seúl, se nos quitó todo implemento que pudiera tomar algún tipo de imágenes. De ahí a que recurramos a puro material oficial para ilustrar.

Hasta ese momento, quedamos a merced de nuestra memoria y de una libreta de apuntes, pues así el Sonata ya hubiera sido revelado en algunas imágenes oficiales, para el SUV Venue faltaban todavía varios días antes de su debut. Quienes estábamos ahí, miembros del jurado de los World Car Awards, ya teníamos al frente a esta y otras futuras novedades que, además, hemos podido manejar. Una fue el Kia Soul EV, las otras dos, un Sonata con el motor 1.6 turbo y caja de ocho velocidades y un Venue con un 1.6 MPI (aspirado e inyección multipunto) con transmisión CVT (IVT en Hyundai-Kia), éste último aún con camuflaje y algunos materiales interiores que delataban un preserie, si bien nos expusieron una maqueta del diseño final horas antes.

Hyundai Sonata 2020

Hyundai Sonata 2020

Antes de la llegada de los dos únicos periodistas mexicanos que formaron parte de este evento, el resto del grupo había podido conocer el Hyundai Sonata durante un largo trayecto en carretera, aunque eran versiones con un motor de dos litros aspirado más orientado para el transporte público local. Al que tuvo acceso quien escribe estas líneas fue uno con un cuatro en línea turbo de 1.6 litros que ya hemos conocido en otros productos del grupo coreano, sólo que ajustado a un estimado de 180 caballos y 195 libras-pie (264 Nm) entre 1,500 y 4,500 rpm, planta conectada a una caja automática de ocho velocidades de convertidor de torque. La tracción, como es típico en este tipo de sedanes, es a las ruedas delanteras.

Lo primero que llama la atención es que el crecimiento ha sido tal que la primera impresión es la de estar ante un sedán grande (segmento E) y no ante un mediano (Segmento D). Las dimensiones soportan lo comentado pues la longitud se fue hasta los 4.90 metros, la altura bajó hasta los 1.44 y la distancia entre ejes es de 284 centímetros.

Interior Hyundai Sonata 2020

A bordo y a pesar de que más de un remate no era el definitivo en el prototipo (como el de una guantera con una superficie exterior completamente lisa), ya se puede anticipar un mayor cuidado en su acabado pues así el pasado Sonata no estuviera un mal estándar, ya lucía simple ante rivales como un Mazda6 o incluso su primo, el Kia Optima.

Otro factor clave es que el diseño de la cabina, los asientos o de una postura de mando más baja nos hace sentir más integrados con el auto, sensación lógica con los replanteamientos que hicieron en su conducción.

Entre algunas de las modificaciones en esta plataforma, se habla de una nueva posición de las torretas del resorte y amortiguador en el eje delantero para así mejorar el tacto de dirección, lo que en efecto corroboramos con una asistencia más consistente, directa y precisa. El Sonata se percibe mucho menos conservador tanto al verlo como al sentirlo y dadas sus dimensiones, el 1.6 lo movía con sorprendente holgura, además de que al abusar en curvas muy cerradas hasta permitía cierto deslizamiento de la trasera para redondear la trayectoria a consecuencia de la transferencia de pesos. Eso es una reacción más propia de un compacto y no de un mediano que ya roza el tamaño de berlinas corporativas de hace no tanto tiempo.

En cualquier caso, de arribar a México, si es que eso llega a ocurrir teniendo en cuenta los volúmenes que desplaza el saliente modelo, lo haría con un motor más aterrizado, es decir el nuevo 2.5 aspirado de inyección dual (directa o indirecta según la carga), aunque con la misma transmisión.

Hyundai Venue 2020

Hyundai Venue 2020

De entre los cuatro prototipos que pudimos rodar aquel día (los otros dos aún no los podemos mencionar), el Venue fue el que lució más prometedor. Propuesto como un SUV para el segmento A, por debajo del Kona y del Creta, el equipo de ingenieros quiso dotarlo de un mayor refinamiento en términos de ruidos, vibraciones y asperezas (NVH) comparado a su hermano mayor el Kona, mientras se tomó de referencia productos de otras marcas como el Nissan Kicks en términos de desempeño, pues el Venue también implementa una caja CVT y un 1.6 aspirado.

Con 4.04 metros de largo, 1.77 de ancho, 1.56 de alto y una distancia entre ejes de 252 cm, también es más pequeño que el mencionado Kicks y se acerca por tamaño, aunque no por aspecto ni por el hecho de que es mucho más moderno, a hatchbacks altos como un Renault Stepway o un JAC Sei 2, que sí luce más como un pequeño SUV.

Su combinación de tamaño muy urbano pero con un desarrollo más propio de un vehículo global en cuanto a tecnología pone al Venue en una posición muy favorable en el poblado nicho de los SUV miniatura. De entrada y a pesar de ser más pequeño y en teoría el eventual SUV de entrada, nos sentimos en un interior mucho más contemporáneo y mejor resuelto que en el Creta, ya sea por ergonomía (postura de manejo, ubicación de mandos), acabados y hasta por sus colores, pues nuestra unidad tenía un interior que mezclaba azul con blanco. Hasta el espacio en la segunda fila nos resultó amplio y los ingenieros nos mostraron algunas soluciones en la cajuela, como una para guardar la bandeja cubre-equipaje sin tener que dejarla en caso de llegarse a requerir más espacio.

Interior Hyundai Venue 2020

Y más allá de la excelente cabina, está un manejo que aunque no estaba del todo puesto a punto en aspectos como la dirección (no se sentía tan pareja la asistencia en este prototipo), nos agradó por un chasis que se adapta muy bien al obligado centro de gravedad más elevado contra un subcompacto convencional, con un balanceo apreciable pero bien controlado y sin rebotes.

Además, el 1.6 aspirado de 128 caballos se mostró muy enérgico y la programación de la caja IVT, según lo que nos comentó un ingeniero, quiere simular el cambio de marchas ultra rápido de una transmisión de doble embrague, así que las caídas de revoluciones en modalidad manual son muy rápidas e imperceptibles, al punto de que uno podría no creer que está ante una CVT salvo que se regrese la palanca a “Drive” y ahí aparezca de nuevo esa tendencia a mantener un régimen fijo, aunque en ese sentido tampoco trata de apegarse tanto a las mismas revoluciones al acelerar a fondo.

¿Está confirmado el Venue para México? No, pero creemos firmemente que sería su apuesta más exitosa a futuro.  

N. de E.: Pudimos manejar los Hyundai Sonata y Venue en Corea del Sur gracias a una gentil invitación hecha por HMG directamente a los periodistas que forman parte del jurado de los World Car Awards, entre los cuales se encuentra el Editor Técnico de esta redacción.

Ahora lee:

>> Kia Soul EV 2020: primer contacto desde Seúl

>> A Prueba: Kia Soul 2.0 IVT 2020

>> Nueva York 2019: Kia HabaNiro