Al momento

Análisis: 7 apuntes del Lexus UX que llegará a México

Y a propósito de la llegada de Lexus a México, nosotros ya hemos manejado su crossover de menor tamaño… aunque claro, tendremos que esperar hasta 2021 para verlo rodar por nuestras calles.

Lexus UX

1. Plataforma compartida

Lo fácil para hacerse una idea del UX es mirar hacia el Toyota C-HR, pues comparten su arquitectura que, en esencia, es la misma TNGA global que ya usan otros coches del grupo de marcas nipón. Es la misma estrategia a la que recurren rivales europeos, pues un Q2 utiliza la plataforma MQB que también está presente en otros productos del grupo Volkswagen y un X1/X2 emplea la UKL junto a MINI.

Interior Lexus UX

2. Buena diferenciación

Y por más que se compartan diversos componentes mecánicos, la clave está en la buena diferenciación que se haga para que un producto no se parezca tanto a otro, para que justifique además un precio que será mayor, en este caso, a un equivalente que ya de por sí tiene un valor en la zona alta de su segmento. Y ese objetivo lo cumple Lexus se sobra con una cabina pequeña pero acogedora, plena en buenos detalles que van desde un tablero recubierto en piel hasta plásticos con buenas texturas, complemento a un manejo en el que el pequeño motor de dos litros y 170 hp en la versión UX 200 F Sport que conocimos, entrega más de lo esperado junto a un chasis que nos da cierta licencia de portarnos mal. Pero sin abusos.

Lexus UX, mando caja CVT

3. Algo opacada

¿En qué queda a deber entonces el UX? En su caja CVT, pues un conjunto tan bien logrado, como ocurre en tantísimos vehículos, en especial de origen japonés e incluso de marcas rivales a Lexus, es que todo está bien hasta que nos cruzamos con estas transmisiones en las que en muy pocas excepciones hay desventajas, ya sean por su tendencia a dejar el motor girando a altos regímenes y por ende haciendo mucho ruido constante, porque la sensación de aceleración tan lineal no suele ser consecuente con la presión ejercida en el acelerador o por arranques lentos. En el UX no es la excepción por más que su programación sea en general buena, o al menos mejor a la de productos de contrincantes como Infiniti.

4. Propositiva

En este nicho no basta una buena propuesta técnica o una calidad comprobada: también tienen que entrar por los ojos y aunque el UX no llega a la audacia del C-HR, dentro de su sobriedad por ser una propuesta más lujosa incluye la inevitable parrilla gigante a lo Lexus, una calavera trasera enteriza y, entre lo mejor, un interior intuitivo e interesante con su pantalla ultra-ancha controlable vía una superficie táctil cuadrada en la consola, los simpáticos mandos cilíndricos para operar los modos de manejo y los controles de tracción y estabilidad, los instrumentos digitales con un tacómetro central inspirado en el LF-A o los asientos de gran soporte y comodidad en esta variante F Sport, que viene a ser como una suerte de “M Performance” o “AMG Line”, pero en Lexus y por debajo de los “F” reales, letra que hace referencia a la pista japonesa en las faldas del monte Fuji en Japón.

Lexus UX

5. Otras prioridades

El UX es una suerte de transporte personal mucho más orientado al lujo y no necesariamente al desempeño o a la versatilidad. Sus dimensiones lo hacen un gran compañero para la ciudad pero no esperen una cabina espaciosa y ni siquiera con tan buena visibilidad alrededor, pues tiende a ser más bien oscura. Ocurre similar en el C-HR.

6. El más pequeño

Este producto es apenas el primer escalón (4.5 metros de largo) de una gama de SUVs y crossovers enorme en Lexus, no todos confirmados de momento para México, aunque teniendo en cuenta que la marca tiene previsto su lanzamiento para finales de 2021, queda tiempo de sobra para que algún detalle de esa estrategia cambie. Al UX le sigue el SUV compacto NX, después el mucho más famoso RX, después la GX basada en la Toyota Land Cruiser Prado y luego la LX hecha sobre la icónica Toyota Land Cruiser. Los dos últimos recurren a un tipo de construcción de chasis de escalera mucho más robusto e idóneo para escapadas todoterreno serias o para usos exigentes como remolcar botes o caballos.

7. La que nos llegará

Nosotros pudimos conducir en noviembre pasado, gracias a una gentil invitación de los World Car Awards de los que hacemos parte, la variante UX 200, pero la que arribará a México según se anuncia de momento es la UX 250h, la “h” por ser híbrida, ya con 181 caballos conjuntos sumando la asistencia eléctrica, además de agregar tracción integral y declarar un 0 a 96 km/h (60 mph) de 8.6 segundos.

N. de E.: Este vehículo lo pudimos manejar en Los Ángeles, California, antes de su llegada a México gracias a la organización World Car Awards, de la que forma parte un miembro de esta redacción (MF).

Ahora lee:

>> Lexus llega a México: aquí la gama de productos que se venderá

>> Lexus en México: la historia de la marca de lujo japonesa

>> Primer contacto: Toyota Corolla 2019