Al momento

Análisis: 7 apuntes de la Nissan X-Trail Hybrid

Una propuesta que hasta hace pocos meses estaba prácticamente sola en el mercado mexicano. ¿Qué tiene para ofrecer la variante híbrida de uno de los SUVs más vendidos del mundo?

Nissan X-Trail Hybrid interior

1. No cambia tanto por dentro

Uno de los atributos de la X-Trail es una cabina espaciosa, en general fácil de utilizar y muy adecuada para trayectos largos, sobre todo por una segunda fila con respaldo reclinable y banca deslizable que además deja mucho lugar para las piernas y unos asientos algo planos pero cómodos, lo que se suma a la sensación extra de amplitud dada por el techo panorámico. Además de los cambios en los instrumentos o la interfaz de entretenimiento para dar cabida a la información sobre el sistema de propulsión híbrido (flujo de energía, carga de la batería y demás), la X-Trail Hybrid si acaso pierde la opción de tercera fila pues dicho lugar bajo el piso de la cajuela se destina para la batería, que además eleva un poco el fondo así que el volumen anunciado con las dos hileras en uso es de 773 litros en vez de los 1,112 (bajo estándar SAE) de las variantes convencionales.

Motor Nissan X-Trail Hybrid

2. Modificaciones profundas

Técnicamente, hay mucho que cambió en la X-Trail Hybrid en relación a las que ya se conocen con el 2.5 de 170 caballos con 172 lb-pie y caja CVT. Se mantiene el tipo de transmisión aunque la relación final al diferencial es más cerrada, así que se favorece la respuesta (6.38:1 contra 5.7) pero, además, el motor pasa a ser un dos litros de 140 caballos y 144 lb-pie que, por cierto, es de inyección directa y no multipunto. La tracción es a las ruedas delanteras en el caso de la configuración que llega a México y el 2.0 es asistido por un impulsor eléctrico de 40 caballos y 118 lb-pie. Debido a la reacomodación de distintos elementos, el tanque de gasolina perdió cinco litros de capacidad para quedar en 55. Por último, el peso final aumenta en 92 kilogramos en relación a una versión a gasolina con el mismo nivel de equipamiento.

Nissan X-Trail Hybrid

3. En la práctica

Con todo y el profundo replanteamiento, en la práctica no nos fue tan fácil obtener consumos del todo eficientes. Con otros híbridos, por experiencia podemos decir que en tramos urbanos y sin modificar el estilo de manejo, los buenos resultados se hacen notar casi de inmediato. Con la X-Trail no fue así y los registros en un trayecto fijo que hemos tomado de referencia con otros coches (en el poniente de la Ciudad de México) estuvieron promediando los 7.7 km/l que, eso sí, incluyeron algunos trayectos con pendientes. Ya aplicando una conducción mucho más eficiente y gozando de más fortuna con el tráfico, ese número se subió hasta los 11 km/l, cifra buena para un SUV compacto pero que no es complicada de conseguir por alternativas que solo optan por un motor turbocargado y una caja con una o dos sobremarchas.

Toyota RAV4 Hybrid

4. Su nueva rival

Por casi 600,000 pesos (a la fecha piden 595,700), la X-Trail Hybrid estuvo muchos meses sola en el mercado mexicano y ese fue su gran argumento: que no hubiera otro SUV híbrido de su tamaño… hasta hace poco, que Toyota decidió poner como tope de gama en su RAV4 una opción híbrida con la RAV4 Hybrid, que para colmo cuesta menos que la Nissan ($578,900), entrega una potencia conjunta superior (218 hp) que compensa el hecho de ser 44 kg más pesada y anuncia un consumo oficial mejor que, eso sí, tendríamos que corroborar, pues en el más favorable de los escenarios son 23.4 km/l contra 19 declarados por Nissan para la X-Trail Hybrid.

Peugeot 3008

5. Por la misma cantidad…

Y como un híbrido no es el único camino que existe para conseguir una gran autonomía o consumos reales muy buenos, una respuesta un poco más audaz pero más interesante desde el punto de vista de la dinámica de manejo, diseño y acabado interior, accesorios y propuesta es una Peugeot 3008 HDI, que desde $564,900 ofrece un dos litros a diésel de 150 caballos, un torque de 272 libras-pie y la posibilidad de recorrer más de mil kilómetros con un tanque yendo en autopista. A cambio se sacrifica en espacio, en una red de talleres no tan amplia y en un mercado más reducido, si bien no se puede ignorar que es uno de los vehículos más galardonados en el último lustro.

6. Beneficios

Algo que no tiene la 3008 mencionada en el punto anterior, pero sí la X-Trail Hybrid o en cualquier otro híbrido, son los beneficios fiscales de adquirir uno. Una placa “verde” identifica desde hace poco a los vehículos en teoría más amigables con el ambiente en la Ciudad de México y automáticamente se queda exento de pagar tenencia e ISAN al momento de la compra, además de que no hay que verificar en ocho años. Eso es un beneficio muy fuerte.

Nissan X-Trail Hybrid

7. Buen equipamiento

La opción híbrida está asociada por obligación al acabado Exclusive, así que la lista de accesorios, algunos más importantes que otros, por supuesto que refleja también el hecho de que la Hybrid sea la más costosa de la gama X-Trail. Hay climatizador de dos zonas, vestiduras de piel (algo sintética para nuestro gusto), asiento de ajuste eléctrico con apoyo lumbar para el conductor, cajuela de apertura eléctrica y remota, faros LED para todas las funciones, visión de 360 grados al estacionar, seis bolsas de aire o alertas de tráfico cruzado y de colisión frontal inminente.

Ahora lee:

>> Análisis: 7 apuntes de la Kia Sedona SXL

>> Análisis: 7 apuntes del Infiniti Q60

>> Análisis: 7 apuntes de la Mazda CX-9 Signature AWD