Al momento

Subaru se prepara para el recall más grande de la historia

Una falla en las luces de freno hará que Subaru haga un llamado a revisión de 2.3 millones de autos

Más de 2 millones de autos producidos por Subaru entre 2008 y 2017 tendrán que atender al que se figura como el recall más grande de la historia, todo por problemas con la calidad de las luces de freno instaladas en todos esos vehículos.

Subaru llamado a Revisión, Luces de Freno, Impreza, Forester
Una falla en un interruptor de las luces de freno podría ocasionar un incendio en los modelos de Subaru.

Los autos a la venta de Subaru con el mencionado problema en las luces de freno incluyen al popular Impreza y a la SUV compacta Forester, los cuales incluyen un interruptor de las luces de freno defectuoso que puede conducir a un incendio.

Cerca de 2 millones de vehículos se encuentran en Estados Unidos, el mercado más importante para el fabricante japonés, mientras que casi 300,000 unidades pertenecen al mercado de Japón, junto con otros mercados.

Los autos afectados fueron producidos entre 2008 y 2017 y la marca aún se encuentra identificando a los modelos que pudieran presentar la falla, que de ser todos los identificados en un principio, significaría el llamado a revisión más grande de la historia, sin contar al de las bolsas de aire de Takata.

Subaru llamado a Revisión, Luces de Freno, Impreza, Forester
Subaru se prepara para el llamado a revisión más grande de la historia.

Desde finales de 2017, Subaru se ha estado recuperando de una serie de problemas que van desde la utilización de componentes defectuosos, hasta inspecciones y re trabajos, que, en conjunto con las bajas ventas en Estados Unidos, han forzado a reducir las perspectivas de ganancias para todo el presente año a su punto más débil en 6 años.

Parece que los problemas de calidad han podido hacer mella en el fabricante de autos japonés, el cual estaba viviendo un crecimiento acelerado en los Estados Unidos, gracias en parte a una campaña de mercadotecnia que fomentaba la inclusión social, ganando muchos clientes, permitiendo que se incrementara su producción.

Los problemas con los componentes de la dirección asistida a principios de año, hizo que Subaru detuviera la producción en su planta japonesa por casi dos semanas. Por si fuera poco, el año pasado hicieron un llamado a revisión debido a un problema con los resortes de las válvulas en sus motores bóxer, además de enfrentar una serie de revisiones e inspecciones después de haber admitido falsificar cifras de emisiones en Japón.

Ahora lee:

>> Primer contacto: Subaru Forester 2019, ¿quién dijo que los japoneses no se pueden ensuciar?

>> Subaru trabaja en el nuevo hot hatch con el que regresarán al WRC

>> Ginebra 2019: Subaru Viziv Adrenaline Concept